Perechodnik recibió a cada invitado. Aquí con Martín Cabrales (@martin_cabrales)
Perechodnik recibió a cada invitado. Aquí con Martín Cabrales (@martin_cabrales)

El Secretario General de la provincia de Buenos Aires, Fabián Perechodnik, cumplió 50 años y celebró en el Salón Freres de La Rural el viernes 21. No es una novedad que festeje sus cumpleaños y tampoco lo es su lista de invitados de la que esta vez excluyó a amigos periodistas para mantener el bajo perfil, o al menos intentarlo.

Hubo baile y tantas ganas tenían algunos de divertirse que los últimos se retiraron entre las 3.30 y las 4 de la madrugada del sábado. Entre los presentes estuvo gran parte del gabinete provincial y algunos funcionarios nacionales que comentaban, aliviados, que este mes de diciembre estaba terminando con tranquilidad a pesar de haber sido un año difícil.

Tal vez por eso la gobernadora María Eugenia Vidal se hizo una escapada hasta La Rural. Llegó en camioneta, vestida de largo, con un solero de raso en celeste y dorado y escote de encaje, peinada con rulos y muy distendida.

No fue la única. El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, ahora a cargo de la Seguridad, fue con su mujer Analía Maiorano una de las parejas más elogiadas en la pista de baile al ritmo del DJ Héctor Suasnabar. Precisamente el DJ en un momento se acercó a saludar a otra de las invitadas: Karina Rabolini, ex primera dama bonaerense, que también bailó bastante con su novio Ignacio Castro Cranwell. Como siempre, se la vio elegante, ella enfundada en un sobrio vestido negro y él de traje pero sin corbata. La pareja charló largo rato con Jorge Telerman con quien compartieron la campaña a presidente de Daniel Scioli.

Después de que Manuel Wirzt cantara dos temas de regalo para el cumpleañero, otro que se animó a bailar fue Emilio Basavilbaso, titular de ANSES, acompañado por su mujer Lucrecia Lacroze.

Los 250 invitados degustaron un variado bandejeo bajo la atenta mirada de Cristian Petersen. De plato principal se sirvió risotto con hongos y lomo y de postre un biscuit con helado y frutillas maceradas.

La que estuvo sentada y no bailó fue la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que se destacó entre los muchos amigos y compañeros de trabajo presentes: el vicegobernador de Buenos Aires, Daniel Salvador; el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez; el senador Esteban Bullrich y su mujer; la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y su marido el jefe de gabinete bonaerense Federico Salvai; el subsecretario de Asuntos Municipales provincial y concejal de San Fernando, Alex Campbell y, entre otros, el secretario de Transporte de la Ciudad, Juanjo Méndez.

Vinculado a varias embajadas, fueron a saludar a Perechodnick nada menos que el embajador de Estados Unidos, Edward Prado; el de Italia, Giuseppe Manzo y Pierre Henri Guignard, de Francia, los tres con sus respectivas esposas.

De los intendentes invitados tres dieron el presente: Diego Valenzuela, de Tres de Febrero y Julio Garro de La Plata (ambos del PRO) y el peronista Ariel Sujarchuk de Escobar.

En la previa a sus vacaciones, los empresarios más amigos del funcionario estuvieron como lo hacen cada año: Cristiano Rattazzi y Gabriela Castellani; Adrián Whertein y señora; Vanesa Noble Herrera (esta vez sola, sin su marido); Alejandro y Bettina Bulgheroni; Martín Cabrales; el titular de la Bolsa Adelmo Gabbi y Juan Pablo Maglier y Tato Lanusse.

De todos, como cada mes de diciembre, la presencia que más agradece Perechodnik es la de Mirtha Legrand, quien vestida totalmente de blanco conversaba con el secretario bonaerense sobre la temporada común en Mar del Plata, ella para su nuevo programa de televisión y él para el lanzamiento del operativo provincial que incluye playas gratuitas y espectáculos desde el 27.

En la valija que preparó para irse a MDQ Perechodnik puso tres de los varios libros que le obsequiaron (además de diversas bebidas, corbatas, remeras y camisas), uno de ellos la reedición de "El hombre que se reinventó a sí mismo", la historia de Bernardo Neustadt escrita por Jorge Fernández Díaz.