El impacto de las nuevas tecnologías en la publicidad fue uno de los temas de debate en la Convención Anual de la Asociación Argentina de Publicidad (AAP) realizado ayer en Costa Salguero. De eso habló Gustavo Béliz, director del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Frente a un futuro incierto, Béliz llevó algo de calma: "Ni tsunami ni arcoiris", pronosticó sobre "ciertos niveles de tormenta que se vienen" aunque aseguró que "la creatividad siempre va a ser algo irremplazable".

Eso sí, Béliz consideró que a futuro, "las habilidades blandas van a ser sumamente importantes vinculadas a las nuevas tecnologías", por lo que propuso un mix y relaciones entre ciencias como entre médicos e ingenieros, por ejemplo. "Las próximas profesiones hoy no existen", anticipó y en el ámbito publicitario recomendó apuntar a "creativos especializados en big data".

Antes el presidente de la Asociación, Germán Yunes, pidió "fortalecer la industria creativa con un mayor desarrollo empresario"; Carlos Pallotti, subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos, habló sobre los cambios fiscales para el emprendedurismo y Eduardo D'Alessio presentó un estudio según el cual la mitad de los consultados cambió algún hábito influenciado por alguna publicidad, en especial vinculado con nuevas tecnologías o alimentos.