Por el encarecimiento en el costo del maní, la Argentina pierde mercados clave

El incipiente crecimiento de la exportación del maní de Brasil impacta en el producto argentino, ya que ese país lo exporta USD 200 más barato

El sector del maní planteó ante el Gobierno la necesidad de mejorar la competitividad
El sector del maní planteó ante el Gobierno la necesidad de mejorar la competitividad

Productores maniseros aseguran que en los últimos 10 años han perdido un 40% de participación en dos de los mercados más importantes para la Argentina. Las razones obedecen al encarecimiento del producto nacional comparado con el de Brasil, ya que se exporta entre USD 150 y USD 200 más caro.

Si bien entre 2010 y 2020 la Argentina pasó de exportar 572.000 toneladas a 819.000 toneladas, según los registros de la Cámara Argentina del Maní (CAM), donde la participación internacional aumentó un 43%, lo que preocupa a los productores es la pérdida de los dos mercados que han sido clave en el crecimiento del sector. El año pasado los exportadores sólo lograron enviar 43.000 toneladas a Rusia y Argelia, cuando en 2010 la participación era de 71.000 toneladas.

Esos mercados fueron absorbidos por Brasil que en los últimos años incrementó los envíos a ambos países. En rigor, según datos de la Cámara Setorial do Amendoim (Cámara del sector del maní), ese país pasó de exportar cerca de 50 mil toneladas en 2010 a posicionar 264 mil toneladas en 2020, donde la mayoría tuvo como destino Rusia (100 mil toneladas) y Argelia (33,6 mil toneladas) en el último año, países que han sido clave en el crecimiento y expansión del sector.

Brasil recién ahora se está ganando su lugar, un espacio que nosotros le sacamos a Estados Unidos y si no logramos sacar el arancel se va a ir también (Nervi)

“La pérdida de los mercados es por los costos impositivos que son referente a los Derechos de Exportación (DEX). Nuestro maní es más caro que el de Brasil, por eso hemos ido perdiendo terreno y ellos aprovecharon su espacio e hicieron crecer sus exportaciones”, dice Eduardo Nervi, presidente de CAM. El rubro que perdió la Argentina entre esos dos países fue para el maní confitería, pero lo más insólito es que hace apenas unos años Brasil importaba desde la Argentina esos productos.

A nivel mundial, la Argentina es líder en las exportaciones de maní para snacks. Durante 30 años le peleó el lugar a Estados Unidos, otro de los países productores y exportadores referentes de la economía regional, sin embargo, ahora Brasil se está convirtiendo en una amenaza para los productos nacionales por sus bajos costos y capacidad productiva.

Desde el sector especifican que en el caso del maní blancheado tiene un precio de USD 1.500 la tonelada puesto en Europa, mientras que ese mismo producto brasilero se posiciona en USD 1.300 en ese destino. “Ellos pueden ofrecer esos precios y nosotros no podemos competirles; si lo hacemos tenemos que resignar ganancias. Esperábamos que en 2019 mejorase la perspectiva en el mediano plazo, pero quedamos con retenciones que afectan al sector y son esas retenciones las que nos han hecho perder competitividad”, agrega Nervi.

Retenciones

A finales del año pasado, cuando el Gobierno hizo un cambio en el esquema de retenciones que, entre otros productos agroindustriales incluía a las economías regionales, el maní quedó fuera del acuerdo. Sin embargo, ante la apremiante situación del sector, las autoridades de la cadena consiguieron reunirse con representantes del Gobierno la semana pasada para plantearle el escenario, por lo que por estos días estarían a la espera de una respuesta.

Hoy, el sector paga un 7% en DEX para el maní blancheado, confitería y aceite, mientras que los productos que tienen un valor agregado abonan un 5%, como algunos productos de las economías regionales.

“Creemos que una mejora en las posiciones que nos puedan dar es muy beneficioso para la cosecha de abril 2022 y que se va a vender entre mayo y julio de 2023. Un gesto positivo para nosotros sería reducir los DEX para la campaña 2020. Entendemos la situación que se desató a nivel mundial, pero necesitamos del apoyo de parte del Gobierno nacional para generar más puestos de trabajo y divisas”, afirma.

El maní nacional está considerado como un producto de primer nivel en todo el mundo. Se vende a las marcas más reconocidas de chocolate, además, la industria coloca los productos en los mercados más exigentes a donde se exporta en potes. El año pasado, por un leve auge que vivió el sector producto de la pandemia, se exportaron 819.000 toneladas de maní por las que se recibieron USD 1.100 millones en divisas.

Nervi habla de un sacrificio de largo plazo que se tuvo que hacer para que se disparen las ventas del fruto seco durante el 2020; en ese período se posicionó parte de la mercadería de la campaña 2019. No obstante, creen que el sector puede seguir creciendo: “El panorama es muy positivo para evitar la pérdida de mercado. El producto se termina vendiendo, pero se baja el precio para recuperar la plata de la siembra”, señala.

A nivel internacional se está viviendo una suerte de veranito en las ventas que motivó la pandemia, pero además, un envión en el precio internacional del maní luego de que la Unión Europea impusiera un arancel del 25% a Estados Unidos para exportar a ese continente, una medida que ha beneficiado al producto nacional.

Por último, el presidente de CAM explica que “Brasil recién ahora se está ganando su lugar, un espacio que nosotros le sacamos a Estados Unidos y si no logramos sacar el arancel se va a ir también”, concluye.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS