Las bananas están en peligro, pero la biotecnología ya encontró la solución

Un equipo de científicos africanos logró importantes avances contra el virus del rayado del plátano a partir de la edición génica

Un equipo de científicos africanos logró importantes avances contra el virus del rayado del plátano a partir de la edición génica. (REUTERS/Yves Herman)
Un equipo de científicos africanos logró importantes avances contra el virus del rayado del plátano a partir de la edición génica. (REUTERS/Yves Herman)

Un equipo de científicos africanos anunció un gran avance en sus esfuerzos por desarrollar variedades mejoradas de banano y plátano que sean resistentes al virus del rayado del banano (BSV), una de las enfermedades que obstaculiza la producción del cultivo en África y amenaza los alimentos y los ingresos de millones de agricultores.

El equipo utilizó con éxito CRISPR, una tecnología poderosa para la edición del genoma, para desarrollar plantas de plátano que mostraron una alta resistencia al virus de la raya del plátano. Este es un patógeno generalizado que desarrolla rayas cloróticas en las hojas que finalmente conducen a la muerte de la planta. Este es el primer informe de generación de un cultivo editado por genoma en África.

Los plátanos, y su pariente cercano, el banano, son cultivos alimenticios básicos importantes en países tropicales y subtropicales. Según un estudio reciente, están en el podio de las frutas preferidas en el mundo, junto a la manzana y la naranja. En materia de precios, los plátanos argentinos se venden a un promedio de 82,26 pesos por kilogramo y están número 40 en el ranking. Entre los más económicos se destacan Pakistán (37,19 $/kg), Colombia (43,34 $/kg) e India (44,80 $/kg). Por otro lado, los precios más elevados se registran en Japón (179,45 $/kg), Suiza (205,15 $/kg) y en Corea del Sur (247,08 $/kg).

Se trata de un alimento sano, nutritivo y para nada caro. Sin embargo, su producción está limitada por una miríada de enfermedades. El desarrollo de variedades mejoradas que sean resistentes a enfermedades y plagas es vital para garantizar rendimientos saludables y altos, y para la seguridad alimentaria y de ingresos.

El virus de la raya del plátano funciona integrando su ADN en el genoma del plátano. Cuando las plantas están estresadas, por ejemplo, por sequía o calor, el ADN viral produce partículas virales funcionales, que finalmente causan síntomas de la enfermedad. Por lo tanto, las principales epidemias causadas por BSV no se deben a la transmisión natural a través de insectos vectores, como en el caso de la enfermedad de los cítricos HLB, o al uso de materiales de siembra infectados, sino más bien a la activación del virus integrado en condiciones de estrés como condiciones desfavorables.

El equipo de investigación, dirigido por Leena Tripathi, Científica Principal del Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA) con sede en Nairobi, Kenia, utilizó el sistema CRISPR / Cas9 para inactivar el ADN viral del genoma de Gonja Manjaya, una variedad de plátano que se cultiva comúnmente en África oriental y central.

Genoma

Las plantas editadas por el genoma de Gonja fueron generadas y probadas por Jaindra Tripathi, especialista en transformación de plátanos y Valentine Ntui, biotecnólogo de plantas en IITA-Nairobi en colaboración con la Universidad de California, Davis, Estados Unidos.

El equipo descubrió que, cuando se exponía al estrés por sequía, el 75% de las plantas editadas no mostraban ningún síntoma del virus de la raya del plátano en comparación con las plantas no editadas, lo que confirmaba que el ADN viral estaba desactivado.

“Esta estrategia se puede aplicar para mejorar las líneas de reproducción, que luego se pueden usar para desarrollar híbridos de plátano sin riesgo de activación del virus funcional. La estrategia también puede permitir la difusión global de los híbridos resultantes con genoma mejorado ", dice Leena Tripathi.

Los autores concluyen que esta estrategia podría usarse para fortalecer los cultivos de banano y plátano y para desarrollar nuevos híbridos con genoma mejorado.

“Los productos editados genéticamente, a diferencia de los genéticamente modificados, tienen sus genes simplemente editados, como eliminaciones, y no tienen ningún ADN extraño introducido. Por lo tanto, no están regulados en varios países. Las variedades editadas genéticamente pueden desarrollarse y liberarse mucho más rápidamente y menos costosas en comparación con las variedades genéticamente modificadas”, agrega Tripathi.

Seguí leyendo:

Intervención de Vicentin: crece el malestar de las entidades agropecuarias con el gobierno


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos