En el primer día de la cuarentena obligatoria por el Coronavirus, se desató un conflicto gremial en los puertos y acopios del país
En el primer día de la cuarentena obligatoria por el Coronavirus, se desató un conflicto gremial en los puertos y acopios del país

Mediante una Resolución de la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, el Gobierno dictó la conciliación obligatoria por el plazo de 15 días, en el conflicto suscitado entre los trabajadores representados por la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA) y la Cámara de Puertos Privados Comerciales.

Esta tarde el gremio URGARA había anunciado un cese total de las actividades en los puertos, acopios y empresas de control a partir de hoy a las 19 y hasta las 6 horas del día miércoles 25 de marzo de 2020, o hasta tanto el Gobierno Nacional aclare la interpretación, extensión y aplicación del artículo 6 del Decreto de Necesidad y Urgencia sobre las excepciones a la cuarentena total. Además, en un comunicado alertaron: “Los puertos de nuestro país, constituyen uno de los puntos más vulnerables para la expansión del virus, dado que continuamente arriban barcos extranjeros que ingresan sin control alguno”.

En la Resolución oficial, se intima a la asociación sindical y, por su intermedio, a los trabajadores por ellas representados, “a dejar sin efecto, durante el período de 15 días toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”.

Además, se intima a la Cámara de Puertos a “abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por la organización sindical y/o con cualquier otra persona, en relación al diferendo planteado, así como también a otorgar tareas en forma normal y habitual a su personal, respetando las disposiciones previstas en los Decretos y Resoluciones que ha publicado el gobierno nacional sobre medidas preventivas para combatir la Pandemia”.

Por otro lado, se reclama a las empresas que “extremen todas las medidas de higiene y seguridad para preservar la salud psicofísica de los trabajadores y las trabajadoras, y que desarrollen su actividad en condiciones adecuadas de salubridad, en consonancia con los protocolos establecidos por las autoridades correspondientes”.

La posición del gremio

El Secretario General de URGARA, Pablo Palacio, dijo que la medida de fuerza tiene como objetivo “preservar la integridad y la salud de los 10.000 trabajadores que representa y sus grupos familiares, el marco de la crisis por el Coronavirus. Tenemos que dar prioridad a la protección de los trabajadores, sus familias y la sociedad en su conjunto”.

En el comunicado, el gremio aclaró: “Vemos con profunda preocupación cómo los empresarios del sector Agroexportador hacen caso omiso a la normativa dictada por nuestro Presidente de la Nación, haciendo interpretaciones erradas, malintencionadas, e improcedentes del art. 6 del DNU que establece las excepciones al cumplimiento de la medida de aislamiento, para dar rienda suelta a su voracidad económica, y obligar a todos los trabajadores del sector a prestar tareas como si nada pasara, en esta grave situación por la que atravesamos, poniendo en riesgo no solo a los trabajadores y sus familias, sino a toda la sociedad en su conjunto”, denunciaron desde el gremio de peritos recibidores de granos”.

Asimismo, señalaron que el contexto de crisis mundial, con la creciente cantidad de infectados y de muertos producto del virus, “nos permite concluir que nuestra actividad no es esencial (exportar), que solo se deberán mantener los planteles mínimos indispensables, tal como lo señalan las Resoluciones 202 y 207 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social”.

Seguí leyendo: