Se recortó el aumento del área esperado de un 6,7%, previo a las PASO, a solo un 3,3% respecto al ciclo maicero anterior
Se recortó el aumento del área esperado de un 6,7%, previo a las PASO, a solo un 3,3% respecto al ciclo maicero anterior

El resultado electoral de las PASO y la posterior devaluación de un 20%, generó un clima de incertidumbre en el sector agrícola que concluyó en un freno al incremento esperado para el área de siembra de maíz del ciclo agrícola 2019-2020 que comenzará en las próximas semanas.

Un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, muestra que se recortó el aumento del área esperado de un 6,7%, previo a las PASO, a solo un 3,3% respecto al ciclo maicero anterior. La poda afectaría principalmente al cultivo tardío, ya que en el caso de las siembras tempranas, los procesos de inversión ya estaban en marcha antes de las elecciones primarias.

Cuando faltan pocas semanas para comenzar con las labores de cobertura del maíz, tanto comercial como para forraje, algo cambió en el ánimo inversor de los agricultores, lo cuales esperaban poner más capital. Los resultados electorales, con la fórmula Fernández-Fernández a 15 puntos de diferencia de Mauricio Macri, y la posterior devaluación del peso en un 20%, produjeron un retroceso en algunas opciones de inversión en maíz.

Plantación de maíz
Plantación de maíz

También, el contexto internacional con un escenario de volatilidad de precios, la fiebre porcina africana en China y otros países asiáticos y europeos, las inundaciones en los Estados Unidos y la guerra comercial entre el país norteamericano y el gigante asiático.

En el plano local, además del efecto de las PASO y el nuevo escenario económico y financiero, preocupa a los productores la inestabilidad cambiaria y la suba de la tasa de interés que limita el acceso al financiamiento de capital de trabajo, teniendo en cuenta que para el maíz se necesita una mayor inversión por hectárea que la soja. Además, los productores atraviesan un período de incertidumbre sobre las políticas que se implementarán para el sector a partir del próximo 10 de diciembre, gane quien gane las elecciones presidenciales del 27 de octubre.

Los especialistas de la bolsa de cereales porteña comentaron: "juegan a favor las posibilidades hídricas y climáticas que aportarían un escenario ideal para el futuro desempeño que tendría el cultivo del maíz. Más allá de esto, pese al recorte anunciado, el nivel de cobertura para estos granos sería récord de área".

Esta primera proyección de superficie, realizada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se ubica en un 29% por encima del promedio de siembra registrado en las últimas cinco campañas de maíz, ya que la superficie promedio obtenida desde el 2014/15 fue de 4,8 millones de hectáreas como ciclo anual.