La provincia de Buenos Aires proyectó una cosecha gruesa que alcanzaría las 34,4 millones de toneladas, un 30% más que la campaña anterior
La provincia de Buenos Aires proyectó una cosecha gruesa que alcanzaría las 34,4 millones de toneladas, un 30% más que la campaña anterior

A partir de los datos elaborados por el Observatorio de Datos de Bioeconomía, el ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires proyectó una cosecha gruesa en el territorio bonaerense que alcanzaría los 34,4 millones de toneladas, un 30% más la campaña anterior y superaría en un 2,5% al ciclo agrícola 2016/17.

Este resultado permitiría el ingreso al circuito productivo de unos 6.500 millones de dólares. Entre campaña gruesa y fina la provincia de Buenos Aires aportaría 10 mil millones de dólares al circuito interno y externo.

De la proyección total de cosecha gruesa, 15 millones de toneladas serán de maíz, con el norte bonaerense como la zona donde se registraron los mayores rendimientos de entre 100 y 110 quintales por hectárea. Además se prevé una cosecha de soja de 17.500.000 toneladas y el girasol obtuvo una producción de 1.900.000 toneladas.

El relevamiento indicó el ingreso al circuito productivo de unos 6.500 millones de dólares
El relevamiento indicó el ingreso al circuito productivo de unos 6.500 millones de dólares

Según los datos provinciales, la siembra gruesa fue de 9.030.000 hectáreas, un 2,3% más que la campaña anterior, con el maíz como el cultivo que registró el mayor aumento con un 3,4%.

“A partir de 2015, en maíz y trigo hubo un crecimiento del 30 a 35% en promedio, lo que significa un 70% en un año. Hoy es rentable cultivar maíz, pero nosotros nos ocupamos de todos los cereales. Hemos cambiado la anterior matriz, con mucha oleaginosa y poco cereal, y ahora hay cultivos más sustentables”, explicó Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria bonaerense.

Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires
Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires

El ministro provincial indicó que es importante “mostrar certidumbre y previsibilidad” debido a los esfuerzos que hacen los productores y atender las demandas en las cuestiones de impuestos y condiciones de financiamiento para llegar a un balance.

“Los productores siempre hacen esfuerzos y, con o sin herramientas, van siempre para adelante. Hay que mostrar certidumbre y previsibilidad, y atender la demanda del productor que pide rebaja de impuestos, mayores condiciones de financiamiento y reglas claras. Por lo tanto, hay que trabajar para que todo esté balanceado”, indicó Sarquís.

El ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires proyectó una cosecha gruesa en el territorio bonaerense que alcanzaría los 34,4 millones de toneladas, un 30% más la campaña anterior

Por último, el ministro se refirió al reclamo de los productores sobre el mejoramiento de los caminos rurales: “La mitad de los caminos de la provincia no están bien, por lo cual se debe encarar una refundación y estamos trabajando en eso”.