Pequeños y medianos productores de diferentes zonas del país participaron de la última Mesa Ejecutiva del año organizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)
Pequeños y medianos productores de diferentes zonas del país participaron de la última Mesa Ejecutiva del año organizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

Durante un enriquecedor debate, entre los principales inconvenientes, los dirigentes del agro detallaron los altos costos que aún afrontan, especialmente en energía y combustible, la reinstauración de los derechos de exportación, y la imposibilidad de acceso al crédito, ante las reiteradas subas de la tasa de interés.

Para poder recuperar la rentabilidad y competitividad, los referentes agropecuarios demandaron un tratamiento diferencial por parte del Estado, mediante políticas destinadas a fortalecer el desarrollo de las economías regionales y, a su vez, el arraigo en los pueblos del interior. En este sentido cabe resaltar que las Economías Regionales emplean alrededor del 70% de la mano de obra rural. 

Plan de acción: rentabilidad, mercados y Ley Pyme

Para poder recuperar la rentabilidad y competitividad perdida, los referentes de las economías regionales demandaron un tratamiento diferencial por parte del Estado
Para poder recuperar la rentabilidad y competitividad perdida, los referentes de las economías regionales demandaron un tratamiento diferencial por parte del Estado

Frente a este escenario, en diálogo con Infobae, Pablo Vernengo, director ejecutivo del área de Economías Regionales de CAME, explicó: "Durante el encuentro hemos planteado generar un plan de corto (coyuntura), mediano y largo plazo", y detalló: "Con respecto al corto, necesitamos abordar el tema financiamiento, aranceles, mano de obra, sobre todo el registro de trabajadores temporarios, rentabilidad interna (adentro de la unidad productiva de cada una de las fincas); en el mediano, se refiere a la búsqueda de mercados, y en el largo, trabajar en un capítulo específico para las economías regionales dentro de la nueva Ley Pyme".

Según comentó Vernengo, presentarán el plan en una audiencia con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. La idea sería concretar el encuentro antes de fin de año.

Al realizar un balance sobre el 2018, analizó: "Muchas de las producciones se encuentran comprometidas en lo que hace a la empresa agropecuaria. En muchas Economías Regionales la falta de rentabilidad es constante, la caída de la demanda interna para aquellas producciones que hacen al consumo interno es algo que moviliza, y es notable que los costos internos se van a mejorar el día que se mejoren muchos de los problemas de infraestructura".

“La esperanza del productor agropecuario siempre está. Complicado por la coyuntura que nos envuelve, entendemos que el Gobierno necesita dar respuestas a un sector que hasta al día de hoy fue escuchado pero no atendido”, resaltó Vernengo de cara al 2019.

¿Funcionan las Mesas de competitividad?

Desde CAME presentarán un plan de corto, mediano y largo plazo, al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica
Desde CAME presentarán un plan de corto, mediano y largo plazo, al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica

Otra de las temáticas abordadas durante la reunión, fue la participación en las Mesas de Competitividad Sectoriales. Si bien fueron concebidas como un instrumento para promover el trabajo conjunto entre el sector público y los diversos actores de las cadenas de valor; los productores pymes aseguraron que, en la mayoría, se mira con beneplácito a los netamente exportadores, se desestima la rentabilidad de las explotaciones agropecuarias pymes, verdaderas iniciadoras del proceso económico.

No obstante, los presentes destacaron la desburocratización de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación, la actualización de los datos del sector a través del Censo Nacional Agropecuario 2018, que ya lleva relevadas más de 60 millones de hectáreas, y la apertura de 166 nuevos mercados.

Por último, y no menos importante, en relación al bono de 5.000 pesos que fijó el Poder Ejecutivo Nacional, los dirigentes celebraron que el sector agropecuario haya sido excluido, en primera instancia, por pedido expreso de la CAME. Sin perjuicio, de que pueda ser abordado en el ámbito de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA), de la cual forma parte la entidad.