La primera pick-up propulsada por hidrógeno ya está en camino

Por ahora solo se fabricará en Inglaterra y con una producción limitada. La Toyota Hilux tendrá el privilegio de ser la primera de su tipo en llevar tubos de hidrógeno a bordo, a través del sistema de pila de combustible

Un Toyota Hilux cabina y media será el vehículo para desarrollar la propulsión por pila de combustible de hidrógeno en Inglaterra
Un Toyota Hilux cabina y media será el vehículo para desarrollar la propulsión por pila de combustible de hidrógeno en Inglaterra

Así como Toyota es el fabricante que más recursos en tiempo y dinero ha invertido en el desarrollo de distintas tecnologías sustentables como el hidrógeno para utilizarse como combustible de una generación de autos sustentables de cero emisiones contaminantes, bien podría hacerse un paralelismo con Inglaterra y su apoyo en esta búsqueda.

Son varios los desarrollos que se realizan en la isla británica y no solo en automóviles, sino también en aviación y propulsión sobre el agua. No es casual sino causal, porque tienen el Centro de Propulsión Avanzada (APC - Advanced Propulsion Centre), que es una organización sin fines de lucro dedicada a apoyar proyectos de motorizaciones de bajas emisiones en el Reino Unido, y es el que ha dado su apoyo financiero para que la filial inglesa de Toyota ponga en marcha el estudio y desarrollo de una versión de su exitosa pick-up Hilux que se impulse con un motor eléctrico alimentado por de pila de combustible de hidrógeno.

Toyota Motor Manufacturing UK trabajará conjuntamente con otras compañías inglesas como Thatcham Research, Ricardo, ETL y D2H, todas especializadas en hidrógeno e ingeniería aplicada a esa tecnología, para adaptar el sistema de FuelCell actual utilizado en el Toyota Mirai, a las exigencias de un vehículo utilitario de las características de la Hilux.

El diseño aún no esta definido, pero el sistema FuelCell requiere reemplazar el motor diesel por uno eléctrico, y colocar la pila de combustible, la batería y los tanques de hidrógeno
El diseño aún no esta definido, pero el sistema FuelCell requiere reemplazar el motor diesel por uno eléctrico, y colocar la pila de combustible, la batería y los tanques de hidrógeno

El plan comenzará en 2023 con el diseño de varios prototipos diferentes que deberán ser evaluados desde todos los aspectos, tanto funcionales como de desempeño, y una vez establecidas las cualidades del proyecto final, se comenzará con la producción de una partida reducida de unidades equipadas con esta tecnología.

El proyecto incluiría inicialmente una pick-up de cabina simple, especialmente por la necesidad de colocar los tubos de hidrógeno en el centro de la carrocería, de modo que no resten capacidad de carga ni comodidad de los pasajeros de las plazas principales. Además, teniendo en cuenta que la aplicación de este producto está pensada para el trabajo pesado de cargas y no para paseo, la cabina doble no sería el producto más apropiado y generaría complicaciones de diseño.

Se comenzará a probar con varios prototipos en 2023 y una vez elegida la mejor configuración, se realizará una pequeña producción de unidades
Se comenzará a probar con varios prototipos en 2023 y una vez elegida la mejor configuración, se realizará una pequeña producción de unidades

El motor diésel se reemplazará por uno eléctrico colocado en la misma posición delantera convencional, pero luego se deberán reemplazar el tanque de combustible por los cilindros de hidrógeno que no pueden ser planos sino circulares por la alta presión que recibirán al almacenar el gas a 700 bar de presión, el conversor y la batería misma, lo que requerirá un trabajo de diseño verdaderamente desafiante.

Toyota es una de las compañías automotrices con mayor experiencia en el uso del hidrógeno como combustible, tanto pila de combustible, motores conocidos como Fuel-Cell, como así también en motores de combustión, donde el gas reemplaza a la gasolina pulverizada que entra a la cámara de combustión para generar la misma explosión que los motores térmicos convencionales.

El Toyota Mirai es el primer auto de producción del mundo en propulsarse por Pila de combustible de hidrógeno. Es frecuente ver este modelo de auto utilizándose como Uber o Taxi en grandes ciudades europeas
El Toyota Mirai es el primer auto de producción del mundo en propulsarse por Pila de combustible de hidrógeno. Es frecuente ver este modelo de auto utilizándose como Uber o Taxi en grandes ciudades europeas

El Toyota Mirai, primer auto de producción propulsado por un motor eléctrico alimentado por hidrólisis inversa del hidrógeno para convertirse en electricidad que carga la batería, nació en 2014, y ya va por la segunda generación. Es una berlina de segmento D que ha encontrado en el servicio de autos con chofer y taxis, el mercado ideal. Países como Dinamarca, Países Bajos, Francia, España e Inglaterra ya los han adoptado y es común encontrarlos en las calles. Su rendimiento es de unos 500 kilómetros por carga de hidrógeno y el costo de completar los tanques es aproximadamente de 90 euros, lo que le permite ser muy competitivo con los autos térmicos y los autos eléctricos también.

Pero adicionalmente, el Toyota Yaris de Rally se ha estrenado este año en el Rally de Bélgica como auto invitado para recorrer la ruta antes de cada largada, y su desempeño ha sido notable, siendo que es el segundo auto que la marca pone en competición alimentando un motor de combustión interna con hidrógeno. El otro desarrollo fue un Corolla que se probó en las 24hs de Fuji de 2021 de Turismo japonés, que tuvo la particularidad de tener al propio Presidente de Toyota, Akio Toyoda, al volante.

Seguir leyendo