LA COLUMNA: Tras las polémicas, el pentatlón busca ser más moderno y ya analiza su quinta disciplina confiando en LA 2028

El nuevo Grupo de Trabajo de la UIPM, formado por 21 expertos, abrió análisis de propuestas y decidirá en unas ocho semanas. El deporte seleccionado se someterá a ensayos en el verano y estará sujeto a votación final en el Congreso de noviembre, camino a la Sesión del COI de 2023.

Tokyo 2020 Olympics - Modern Pentathlon - Women's Riding - Tokyo Stadium - Tokyo, Japan - August 6, 2021. Ieda Guimaraes of Brazil falls from her horse during the competition REUTERS/Ivan Alvarado/File Photo     TPX IMAGES OF THE DAY SEARCH "POY SPORTS" FOR THIS STORY. SEARCH "REUTERS POY" FOR ALL BEST OF 2021 PACKAGES
Tokyo 2020 Olympics - Modern Pentathlon - Women's Riding - Tokyo Stadium - Tokyo, Japan - August 6, 2021. Ieda Guimaraes of Brazil falls from her horse during the competition REUTERS/Ivan Alvarado/File Photo TPX IMAGES OF THE DAY SEARCH "POY SPORTS" FOR THIS STORY. SEARCH "REUTERS POY" FOR ALL BEST OF 2021 PACKAGES

La Unión Internacional de Pentatlón Moderno (UIPM) ha comenzado oficialmente este jueves 13 de enero a perfilar la disciplina que reemplazará a la equitación después de los Juegos Olímpicos de París 2024.

El Grupo de Trabajo de 21 expertos, encargado de llegar a un consenso sobre “la Quinta Disciplina”, se encontró por primera vez en video conferencia para debatir cuál deporte será el que encaja en la exigencia del Comité Olímpico Internacional (COI) para incluir al pentatlón moderno en el programa de Los Angeles 2028.

El pentatlón moderno es junto al boxeo y la halterofilia, uno de los tres deportes olímpicos tradicionales que se encuentran en el “círculo de espera” del Comité Olímpico Internacional para la cita estival dentro de seis años y medio. Ninguno de esos tres figura en la lista inicial de 28 deportes para LA 2028 que será presentada a la Sesión del COI en Pekín en tres semanas para su aprobación final.

No se descarta que nuevamente el foro olímpico se presente en formato “híbrido” ante el grave repunte actual de la pandemia de coronavirus.

El COI le ha pedido a la UIPM finalizar las propuestas para un nuevo formato sin la equitación y tomar una decisión final en 2023. La propuesta de la quinta disciplina, de acuerdo al COI, deberá demostrar una reducción significativa en el costo y la complejidad y una mejora en las áreas de la seguridad, accesibilidad, universalidad y atractivo para los jóvenes y público en general.

Este primer encuentro del “Grupo de Trabajo” se concretó a casi dos meses del proceso de consulta abierto por la UIPM para evalauar opciones del “deporte estrella” que sustituirá a la prueba ecuestre puesta en crisis luego del escándalo por los golpes a los caballos en el torneo olímpico de Tokio.

En el Congreso de la UIPM a fines de noviembre, el 82 por ciento de las federaciones nacionales votó a favor de reemplazar la equitación, un sufragio que fue antecedido por el malestar por el cambio, de numerosos atletas olímpicos de un específico grupo de países cuyas federaciones nacionales consideraron que el proceso había transgredido los estatutos.

Los directivos de la UIPM rechazaron categóricamente de que su Junta Ejecutiva había actuado de manera inconstitucional al argumentar que de lo que se trató fue de acelerar un proceso de proponer un nuevo formato al COI y fuera considerado por su Comisión del Programa Olímpico con vistas a Los Angeles.

En definitiva, el Congreso de la UIPM dijo la última palabra con su abrumadora mayoría en la votación a favor de excluir a la equitación, y el COI por su parte dejó fuera al pentatlón moderno, aunque por el momento solo temporalmente.

El Grupo de Trabajo de la Quinta Disciplina reúne a atletas, entrenadores, comités técnico y médico de la UIPM, organizadores de eventos, personal de desarrollo de Federaciones Nacionales, representantes de sedes olímpicas de París 2024, LA 2028 y Brisbane 2032, expertos en marketing y medios de comunicación, y está presidido por Klaus Schormann, reelegido para un octavo mandato al frente de la UIPM, que ha encabezado por 32 años.

El mexicano Ivar Sisniega, competidor en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, Los Angeles 1984 y Seúl 1988, figura también en ese equipo de expertos en su condición de presidente de la Comisión de Innovación de la UIPM.

Fueron las recomendaciones de esta Comisión de Innovación las que desencadenaron todo este proceso que ha desembocado en la salida de la equitación y en la búsqueda de su sustituto. Sisniega la preside desde su creación en 2016.

En diálogo con Around The Rings desde la oficina de Panam Sports en México, entidad de la que es su secretario general, Sisniega se negó a develar cuáles son los deportes potenciales para reemplazar a la prueba ecuestre en medio de especulaciones que han aludido al ciclismo, el remo o carrera con obstáculos.

“Yo tengo unas ideas claras por mi posición en la Comisión de Innovación, pero sería una falta de respeto al trabajo del Grupo adelantarlas públicamente”, respondió.

Sisniega no descarta que más de un deporte pudiera integrar esta “preselección”.

Los análisis iniciales se extenderían hasta marzo o abril. El deporte propuesto se sometería a ensayos en el verano para confirmar además su vinculación con los otros cuatros: el tiro, la esgrima, la natación y la carrera, un proceso que avanzará bajo la mirada del Departamento de Deportes del COI.

El Grupo de Trabajo pasaría luego el proyecto al Comité Ejecutivo de la UIPM y este sometería el nuevo deporte y el nuevo formato a su Congreso de noviembre de 2022 en Ciudad de Guatemala.

La selección de la nueva disciplina debería basarse en criterios de continuar la narrativa del barón Pierre de Coubertín de preservar al pentatlón moderno como el deporte del “atleta más completo”, no estar bajo el gobierno de otra Federación Internacional reconocida por el COI, permitir la accesibilidad global y la universalidad, ser atractivo y relevante para la juventud mundial y las generaciones futuras, proveer igualdad de género y equidad y que cumpla con los requisitos de sostenibilidad y legado de la Agenda Olímpica 2020 + 5 del COI.

Asimismo, debe ser emocionante y fácilmente comprensible para las audiencias de TV y digitales y para todos los aficionados en general, tener bajo costo tanto para los atletas como para los organizadores (menores costos de equipos y menos oficiales, no causar complicaciones de transporte y logística, que encaje dentro del nuevo estadio del pentatlón y entorno urbanos, compatible con el nuevo formato de eliminación en 90 minutos y con el inicio de handicap actual y el concepto de evento continuo.

Un elemento también importante para los analistas es que el nuevo deporte tenga como resultado tasas mínimas de lesiones y sea fácil de asimilar y entrenar en función de las habilidades de los actuales atletas.

En la Federación Internacional de Equitación, incluida en el programa olímpico del 2028, sus competidores viajan con sus caballos mientras que los atletas en la UIPM deben competir con los equinos puestos a disposición por los organizadores de los torneos, animales además que deben tener la capacidad de saltar la altura máxima de 1,20 metros. No siempre se cuenta con caballos para ese reto.

“Todo cambio implica vencer ciertas resistencias”, dice Sisniega.

“El hecho de la presencia de atletas en el Grupo de Trabajo permitirá escuchar diferentes puntos de vista en las deliberaciones”.

“Muchas personas dentro del pentatlón moderno se cuestionaron la equitación no sólo por lo que pasó en Tokio. Ya pasaron situaciones similares en otros Juegos Olímpicos.

“La equitación es una limitante seria para el desarrollo a nivel mundial, una prueba injusta por el sorteo de los caballos y un evento que se hace cada vez más difícil organizar cada año. La decisión de otra quinta disciplina busca a futuro que más países en el mundo puedan practicarlo”, afirma Sisniega.

Entretanto, en París 2024 serán los primeros Juegos con un nuevo formato de eliminación apto para televisión que permitirá a las audiencias ver las cinco disciplinas en 90 minutos dentro de un estadio, y de paso, despedirse de los caballos.