Imagen de archivo de un bombo de lotería (Getty)
Imagen de archivo de un bombo de lotería (Getty)

A continuación se muestran algunos de los mensajes de la columna de consejos sobre relaciones, Baggage Check, que se publica semanalmente en The Washington Post.

Pregunta: Mi esposa y los miembros de su familia suelen comprar lotería. Ella dice que es divertido, pero odio este hábito y creo que, simplemente, es tirar el dinero a la basura. Ella creció de esta manera y aunque, en el resto de cosas, ella es una gastadora responsable, cada semana me enojo por el hecho de que parte de nuestro dinero se haya destinado a eso. Han sido años de esto y no me he vuelto menos resentido.

Respuesta: Hay otra pregunta. Como pareja casada, ¿has calculado cuánto dinero puedes gastar en "diversión" sin la aprobación de otra persona? ¿No puedes replantear esto como dinero gastado para su disfrute? La gente regularmente deposita dinero en efectivo por cosas que sus cónyuges podrían argumentar razonablemente que lo están tirando a la basura (manicuras, boletos deportivos, lavados de autos, actualizaciones de teléfonos inteligentes, caramelos), pero la clave es el compromiso y el respeto. Por supuesto, el juego compulsivo es un problema grave, pero no dice que su hábito haya empeorado, por lo que eso es diferente. Supongo que solo son unos pocos dólares a la semana, parece que la única mala inversión aquí es su energía mental para combatirla.

Pregunta: Tengo una muy buen amiga que me ayudó cuando estaba pasando por un momento difícil, incluso me dejó dormir en su sofá durante tres semanas después de una separación conflictiva. Le debo mucho. Pero durante el año pasado ella ha cambiado. Se ha vuelto muy crítica y negativa, se enoja muy rápido y tiene celos. Pasa mucho tiempo en las redes sociales y en cosas que considero frívolas, como las compras y el maquillaje. Durante los últimos meses pasé de un lado a otro con la sensación de que no tenemos nada de qué hablar, en lugar de estar molesta por algo que ha dicho y querer enfrentarlo pero no saber cómo. ¿Tal vez esta amistad ha seguido su curso? Es difícil saberlo.

Respuesta: Bueno, te aconsejo que tengas la conversación incómoda. No, no tienes que hacer una condena total, pero puedes pensar en las cosas que dijo que te han molestado más y plantearle ese patrón de manera respetuosa. Es posible que el aumento de su negatividad sea indicativo de depresión o ansiedad, por lo que una buena amistad, al menos, debe hacer un intento por mostrar que las cosas se están descarrilando. También podrías decir algo como: "Me molesta que hayas dicho esto. Me duele bastante cuando escucho ese tipo de juicios y no parece la Sarah que conozco. ¿Están las cosas bien?". El nivel de receptibilidad te dirá si debes seguir o no.