Un informe del Gobierno holandés refleja la manera de actuar del FAES: “Aplica una política de disparar a matar”

El texto es parte de las informaciones utilizadas para evaluar las solicitudes de asilo y para la repatriación de los solicitantes venezolanos rechazados

desde Caracas, Venezuela
La pancarta artesanal en una de las protestas contra el FAES
La pancarta artesanal en una de las protestas contra el FAES

“Cuando se allanan barrios y viviendas, la FAES aplica una política de ‘disparar a matar’; según fuentes públicas, las víctimas son primero golpeadas y torturadas. Después de una redada, la FAES afirma haber limpiado un vecindario de elementos ‘peligrosos criminales y terroristas’. Las ejecuciones extrajudiciales tienen lugar durante estas redadas según el informe de la Alta Comisionada de la ONU y varias ONG”.

Así lo refleja un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda, con fecha junio de 2020, correspondiente a la Sección de Informes de Información del País de Origen, que describe la situación en Venezuela. El mismo es parte de las informaciones que obtienen para evaluar las solicitudes de asilo y para la repatriación de los solicitantes de asilo venezolanos rechazados. Ellos abarcaron el tiempo de Nicolás Maduro en el poder, desde marzo de 2013 hasta mayo de 2020, especialmente desde el 2017 en adelante.

Resalta el informe holandés que “después de que Nicolás Maduro lanzara las Operaciones para la Liberación del Pueblo (OLPs) en julio de 2015, aumentó el número de denuncias por asesinatos y desapariciones por parte de la policía, según la BBC en un artículo de 2016”.

La política de FAES: "Disparen a matar"
La política de FAES: "Disparen a matar"

También cita que “HRW (Human Rights Watch) respalda esta denuncia e informes de que las acciones tomadas durante las OLP dieron lugar a denuncias generalizadas de abusos contra los derechos humanos, como ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias en masa, maltrato de presos, desalojos forzosos, destrucción de viviendas y deportaciones arbitrarias”.

“Además de miembros del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) y de la GNB (Guardia Nacional Bolivariana), el informe de HRW señala que en las OLP también participaron miembros de la PNB (Policía Nacional Bolivariana), el CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas) y la policía estatal”.

Dice el informe holandés que “durante las manifestaciones de 2017, la PNB junto con la GNB y los colectivos presuntamente utilizaron fuerza excesiva contra los manifestantes, lo que resultó en decenas de muertes. AI (Amnistía Internacional) se refiere en un informe al uso de violencia excesiva por parte de la PNB y la FAES (Fuerza de Acciones Especiales), una unidad especial dentro PNB, durante la represión de manifestaciones contra el gobierno de Maduro a principios de 2019”.

Son muchas las denuncias contra las actuaciones de funcionarios de las FAES
Son muchas las denuncias contra las actuaciones de funcionarios de las FAES

El FAES

Recuerda el informe que las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) “fueron establecidas por el presidente Maduro el 14 de julio de 2017 con el propósito de combatir el crimen y el terrorismo”.

Relata que, aunque FAES es dependiente de la PNB, “una fuente confidencial afirma que no existe una descripción clara del origen, las tareas específicas y el mandato dentro del cual el FAES puede operar”, dicen a la vez que destacan que “en realidad la FAES es la pesadilla de los vecinos de los barrios más pobres, según el profesor Keymer Ávila en un artículo de las Crónicas de Caracas”.

Acertadamente describen que las OLP, con las cuales “la policía intentó liberar a los barrios más pobres de delincuentes por medios militares, parecen haber dado lugar a las FAES, según diversas fuentes. La FAES ahora está haciendo lo que hicieron otras unidades durante las OLP. Con sus trajes negros y máscaras de calavera, parece un escuadrón de la muerte, según una fuente confidencial”.

“El actual titular de la FAES es José Miguel Domínguez Ramírez”, a quien describen como un personaje que tendría “antecedentes penales y también ha sido vinculado a asesinato. Se dice que Domínguez había sido miembro de un colectivo antes de su carrera en la FAES. Varias fuentes dicen que la FAES ha traído a miembros de colectivos y personas con antecedentes penales”.

Según este informe que da a conocer la cancillería holandesa, “FAES es considerada la unidad más leal dentro del aparato de seguridad del gobierno de Maduro. Su actual titular, José Domínguez, era el guardaespaldas personal del líder del PSUV Freddy Bernal, quien presuntamente aseguró un puesto para Domínguez en la FAES”.

Uno de los hechos que resalta es que en los primeros meses de 2020, “hubo varios enfrentamientos entre las FAES y otras fuerzas de seguridad como CICPC y GNB. A finales de febrero, miembros de las FAES discreparon por la detención de un agente de la PNB por parte del CICPC, lo que provocó un enfrentamiento entre las dos agencias en la autopista”, dicen refiriéndose al hecho ocurrido en Caracas.

Otro hecho que mencionan es el ocurrido a finales de marzo de 2020, entre miembros de la GNB y de FAES. “La razón exacta aún no está clara, pero la FAES supuestamente robó gasolina de una estación de servicio”.

Michelle Bachelet le pidió a Nicolás Maduro eliminar las FAES pero él lo ignoró
Michelle Bachelet le pidió a Nicolás Maduro eliminar las FAES pero él lo ignoró

La comisionada

En el informe holandés se incluyó que en julio de 2019, la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU (OACNUDH) se pronunció sobre las ejecuciones extrajudiciales presuntamente cometidas por las FAES y llamó a Maduro a disolverlas. “Si bien el informe no aportó pruebas de las muertes que presuntamente perpetró el aparato de seguridad, afirmó que miles de personas, principalmente hombres jóvenes, habían muerto en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en años anteriores”.

“La OACNUDH afirmó que había ‘motivos razonables’ para creer que muchas de estas muertes fueron el resultado de ejecuciones extrajudiciales de las que la FAES en particular fue responsable. Maduro calificó el informe de la OACNUDH de ‘sesgado’ y dijo en la televisión nacional: ‘¡Viva las FAES!”.

Según deja plasmado el informe de Holanda, “FAES utiliza una red nacional de informantes, muchos de los cuales tienen posiciones prominentes en los distritos o áreas más pobres y/o pertenecen a colectivos locales, para elegir objetivos y planificar operaciones. Muchos miembros tienen antecedentes en los colectivos, lo que significa que la FAES tiene conexiones en dichas zonas. Las víctimas de la FAES son a menudo hombres jóvenes con delitos menores, como posesión de marihuana o robo”.

El informe del Ministerio Exterior de Holanda abarca el tiempo que Maduro ha estado en el poder
El informe del Ministerio Exterior de Holanda abarca el tiempo que Maduro ha estado en el poder

Cita el informe de Holanda que FAES había matado a 79 personas en febrero de 2020, en catorce de los veintitrés estados, según un reporte del medio TalCual. “A fines de diciembre de 2019, a pesar de su inmunidad parlamentaria, el diputado Gilber Caro fue arrestado por una de las agencias de seguridad venezolanas por tercera vez. Previamente había sido detenido por SEBIN y DGCIM; la tercera vez fue por la FAES”.

Con Caro habría sido la primera vez que FAES detuvo a un miembro de la oposición. “El abogado y la familia de Caro no supieron, durante semanas, dónde estaba. Arrestaron y/o detuvieron a otros miembros de la oposición luego del arresto de Caro”.

“A principios de marzo de 2020, la detención en Colombia de tres personas que se cree que eran miembros de las FAES, fue ampliamente difundida en los medios de comunicación. Según fuentes oficiales, informó el diario El Tiempo, se encontraban en una misión secreta del gobierno de Maduro para asesinar al opositor venezolano Hernán Alemán”, dice el informe que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda publicó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El régimen de Nicolás Maduro reabrió las rutas aéreas de Venezuela con Rusia y Bolivia

El petróleo de Venezuela, en riesgo de convertirse en el tesoro perdido más grande de la historia