Pedro Alberto Juliac Lartíguez
Pedro Alberto Juliac Lartíguez

Nicolás Maduro dijo el 27 de noviembre, a propósito de la fecha que recuerda a la intentona golpista de hombres de la aviación contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez en 1992, que inauguraban una moderna instalación de entrenamiento aéreo, invocando la bendición de Cristo Redentor que ayuda en la protección de los cielos de la Patria amada, finalizando: "¡Venceremos!”. Eso fue en la Base Aérea Teniente Luis del Valle García, ubicada en Barcelona, estado Anzoátegui.

Nuevamente se refirió a los intentos de derrocarlo, que en esta oportunidad, dijo, eran 47. “Ha podido más la moral bolivariana que todas las conjuras. Hemos detectado más de 47 complots, muchos de ellos dirigidos a la Aviación y al sistema de Sukhoi, financiados con dólares desde Colombia”.

Entre los discursos inauguró, frente a las autoridades militares y personal ruso del Servicio Federal para la cooperación, el simulador integral de vuelo del sistema Sukhoi-30 MK2 de procedencia rusa.

El simulador será usado para entrenamiento de los pilotos venezolanos. “Ese sistema es extremadamente costoso, en lo que a su mantenimiento se refiere”, dice a Infobae un general de la Aviación Militar Venezolana.

“Y lo que no se le dice a la opinión pública y oculta el Alto Mando Militar, es que ese rimbombante acto es una muestra más de la desgracia nacional. La ineficiencia e incapacidad de los comandantes de la Aviación y del propio Gobierno. La verdad es que ese simulador tiene un atraso de instalación de más de 10 años”.

Explica el alto oficial que “el sistema llegó al país en el año 2006, durante la gestión del hoy fallecido Hugo Chávez. Debido al desastre mal llevado del proyecto Sukhoi, a la flota le han consumido muchísimas horas de vuelo innecesarias”.

“Es decir se ha improvisado en muchas ocasiones y a discreción de los instructores, formados por pilotos de prueba y sin experiencia operacional de tácticas de combate, que solo las pudiesen obtener en ejercicios con pilotos rusos. Ejemplo los ejercicios Red Flag, o los ejercicios Cruzex”.

Pedro Alberto Juliac Lartíguez junto a Nicolás Maduro
Pedro Alberto Juliac Lartíguez junto a Nicolás Maduro

Son dos ejercicios avanzados de entrenamiento y combate aéreo. Red Flag por bandera roja y los ejercicios Cruzex por Crucero del Sur.

Explica el oficial: "La inauguración de ese simulador estaba pendiente desde el año 2013, pero todos los proyectos Y8, MI y otros están igualmente atrasados. Fíjate que los ejercicios Red Flag eran para adiestrar pilotos venezolanos con los pilotos de Estados Unidos y otros países de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) y Suramérica, mientras que la Cruzex es con todos los países del hemisferio Sur y los Estados Unidos”.

El general considera que quizá el personal ruso, que se encuentra trabajando en Venezuela, pueda entrenar con solo seis aviones, ya que tienen vencimiento de la inspección capital. “La flota entera tiene vencida la inspección capital y deben reemplazarle los poliuretanos o goma espuma aislante de los tanques de combustible”.

A su juicio, “todo es parte de la propaganda del gran mediático (como identifica a Vladimir Padrino, ministro de la Defensa)”.

Asegura el oficial que en la Aviación saben perfectamente que está pendiente la Inspección Capital, “es decir una inspección mayor, que consiste en desarmar a los aviones totalmente, para inspeccionarlos, repararlos y poner a punto cada subsistema de la aeronave”.

El comandante

En un discurso plagado de referencias comunes, el comandante general de la Aviación, MG Pedro Alberto Juliac Lartíguez, hizo apología a Hugo Chávez por “mantener y proteger la Patria soñada por los bolivarianos”.

Agregó que “violentar la Constitución Bolivariana es violentar a la Patria”, a la vez que aseguraba que nadie se doblegaría ante el imperialismo ni a la oligarquía criolla y mucho menos ante traidores.

Aunque dijo: "Hoy, cuando conmemoramos 99 años de la creación de la Aviación Militar Bolivariana”, obvió que en realidad la creación de la Aviación corresponde al 10 de diciembre. Llamó al intentó de golpe de 27N “rebelión cívico-militar”.

“Desde ese 27 de noviembre, siguiendo el heroico ejemplo de nuestro pueblo, comenzamos a derrumbar los falsos templos”, dijo a la vez que sentenció que ha aprendido que los valores más importantes “son la lealtad revolucionaria, el compromiso y la valentía”.

Se considera parte de los “hombres de paz, que preferimos las ideas antes que las armas capaces de darlo todo por defender a Venezuela de aquellos apátridas incoherentes que dicen ser venezolanos y que tratan de seguir saqueando el país”.

Insistió en la Constitución de la República. “Para nosotros violentar la Constitución Bolivariana es lo mismo que violentar a la Patria. Aquí nadie se doblega ante amenazas imperialistas, ni oligarquías criollas y mucho menos ante traidores”.

Refiriéndose a Maduro le habló y le dijo: "Solo con usted al frente de esta aeronave, el destino de nuestra institución es triunfar. Cuente usted, mi Comandante en Jefe, con la lealtad, la obediencia, la subordinación y la disciplina de toda su Aviación Militar Bolivariana, que como gregario lo acompañará en un vuelo en perfecta formación, bajo el lema: Juntos todo es posible”.

Como retos del componente Aviación dijo que estaba “el transitar hacia la aviación autogestionaria, poderosa y disuasiva". "Realicemos esto con determinación, con la fuerza más importante, la voluntad, llegó el momento de colocar la bandera de lo hecho en Venezuela, la bandera de la sustitución de importaciones, la bandera de la independencia, y la bandera de la dignidad. Lo que estamos pidiendo es que se nos permita avanzar y soñar, dar el salto tecnológico con ello derrotar las medidas coercitivas unilaterales que pretenden ahogar a nuestro pueblo”, dijo Juliac Lartíguez.