Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) aprehendieron a los actores Aisak Ovalles y Pedro Huice durante una presentación de la obra de teatro "Dos policías B en apuros", junto al director, Leunam Torres, y la productora de la obra, Johana Villafranca, por usar uniformes de este cuerpo de seguridad.

Fueron liberados casi 24 horas después, la noche del lunes, sin cargos criminales, tras ser acusados de ridiculizar y usurpar funciones de las autoridades venezolanas.

El día anterior y acompañados de un fiscal, los efectivos interrumpieron la función que se llevaba a cabo el domingo 4 de agosto en el Urban Cuplé, en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco, para trasladar a los detenidos a la sede de la PNB en Maripérez.

Los artistas fueron fichados en la noche del domingo y puestos a disposición de la Novena Fiscalía del Ministerio Público, con competencia en delitos comunes. Dairo Piñeres, el escritor de la obra, declaró que el organismo policial abrirá una investigación para averiguar cómo obtuvieron los uniformes.

Según una publicación de la PNB en Twitter, se les imputa a los detenidos el delito de "usurpación de función pública", además de buscar "ridiculizar y tergiversar las verdaderas funciones policiales".

"¡AHORA SÍ QUE ESTÁN EN APUROS!", escribió la policía en la red social, haciendo un juego de palabras con el título de la obra. Acompañó la publicación con una foto de de los capturados, esposados y detrás de una mesa con los camuflajes.

"Ese delito de usurpación de funciones está mal tipificado" declaró el abogado defensor que lleva el caso, Guillermo Aristimuño. "A lo que se quisieron referir es al uso del uniforme oficial". También afirmó que desconocía la procedencia de los uniformes, que los acusados enfrentaban una pena baja, "de dos o tres años", y que la obra podría volver a presentarse sin la aparición de los uniformes reglamentarios. "Está previsto trasladarlos para la reseña y luego regresarlos a tribunales para la audiencia de presentación. Luego que ésta se realice, quedarían en libertad".

Hace una semana se difundió en redes sociales una foto de los actores con los uniformes puestos posando con un supuesto funcionario de la PNB, lo cual presumiblemente marcó el inicio del caso.

Ovalles había publicado una historia en su cuenta de Instagram advirtiendo que se encontraba en la mira de distintas fuerzas policiales. "Quiero decirles que la Policía Nacional, la Faes, el Sebin, la Guardia Nacional, todos los organismos de seguridad de este país nos están buscando por la obra Dos policías B en apuros. ¿Por qué? No sé".

La ONG Espacio Público, dedicada a la libertad de expresión e información, denunció el hecho en su cuenta de Twitter, alegando que el arte y la sátira "están protegidos por la constitución nacional y legislación internacional". La obra, que se estrenó el 19 de julio y tenía planificado permanecer en cartelera hasta el 25 de agosto, forma parte de la temporada 22 de Microteatro, que promociona la difusión de 30 obras con duraciones de 15 minutos o menos. Los portavoces del proyecto se pronunciaron para pedir que no se divulgara información no oficial.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: