"La capacidad de fuego la mantienen, la capacidad de llevarse gente detenida la mantienen, la capacidad de desaparecer, exiliar, desterrar, se mantiene. Entonces, ¿por qué ya no genera el mismo miedo que antes?", se preguntaba Luis Carlos Díaz el pasado 1 marzo, en un video publicado junto a su esposa, Naky Soto.

No pasaron dos semanas, y este periodista y activista por los derechos humanos comprobó con su propio cuerpo que tenía razón: el chavismo sigue teniendo la capacidad de secuestrar y hacer desaparecer personas. El SEBIN se lo llevó este lunes a las 5.30 pm y lo liberó 25 horas después, este martes por la tarde.

Durante nueve horas estuvo desaparecido, sin que hubiera ningún rastro de él. Tras una intensa campaña en redes sociales liderada por su pareja y por diversos organismos no gubernamentales, las autoridades reconocieron que lo tenían "detenido".

"Finalizó el allanamiento del SEBIN en mi casa, que realizaron en compañía de Luis Carlos. Lo trajeron esposado", contó Soto en un video que publicó durante la madrugada del martes.

Luis Carlos Diaz
Luis Carlos Diaz

Junto a Rafael Uzcátegui, Coordinador General de Provea, ONG de derechos humanos, y Marco Ruiz, secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, Soto convocó a una marcha para pedir la liberación de Díaz.

"Los invito a que me acompañen a las 11.00 am, en la sede de la Fiscalía, para demandar la libertad plena de este periodista y defensor de derechos humanos, que es Luis Carlos Díaz", dijo.

Díaz, en su programa de radio
Díaz, en su programa de radio

Díaz era blanco de amenazas por parte del régimen desde hacía mucho tiempo. Desde su cuenta de Twitter y en su programa de radio, denunciaba permanentemente los abusos constantes del gobierno de Nicolás Maduro y el calvario en el que se convirtió la vida cotidiana en Venezuela.

Desde las distintas plataformas por las que cuenta lo que pasa en el país, hizo un minucioso seguimiento del apagón que afecta a gran parte del país desde el jueves pasado. De eso tuiteó horas antes de ser secuestrado.

"Ya no dicen que fue un ataque. Tampoco que hubo dos. No. La nueva cifra son cinco (5) ataques consecutivos contra el sistema eléctrico, según voceros oficiales. Es la hiperinflación de las excusas", escribió.

Antes había denunciado los privilegios de los círculos del poder, que incluían la posibilidad de recibir una atención prioritaria para los arreglos y el restablecimiento del servicio.

Luis Carlos Díaz fue secuestrado el lunes por la tarde
Luis Carlos Díaz fue secuestrado el lunes por la tarde

"Que las autoridades privilegien las zonas donde viven es una burla contra todos los poblados y ciudades que son sacrificados sin electricidad desde hace 94 horas. Sí, hay lugares que van a cumplir 4 días completos sin suministro eléctrico. Ya perdieron todo lo refrigerado", escribió el lunes en su cuenta de Twitter.

También se animaba a contradecir las dudosas versiones oficiales sobre los hechos. "Lo que sabemos hasta el momento es que el servicio no está restituido. No ha habido varios apagones (ni varios ataques cibernéticos, como dice el chavismo). Hubo una gran falla masiva que no recuperan aún y por eso el servicio eléctrico es parcial, azaroso y muy mal racionado".

Díaz reveló los desastres humanitarios que está causando la falta de electricidad, que imposibilita a los hospitales a atender a pacientes graves. "Ya ha habido decenas de muertes en hospitales por fallas eléctricas en los últimos meses. Muchas 'inversiones' mil millonarias al sector eléctrico fueron en realidad robadas", sostenía.

Pero esto es más de lo que el régimen parece dispuesto a tolerar. Por eso, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, lo acusó el viernes pasado de estar vinculado a la inverosímil conspiración internacional que causó el apagón según el chavismo, que hasta el momento no presentó ninguna evidencia.

Díaz hablando en una charla de Amnistía Internacional (@amnistia)
Díaz hablando en una charla de Amnistía Internacional (@amnistia)

En rigor sí presentó una supuesta "prueba". Un video muy burdo en el que tomaban declaraciones suyas con consejos sobre cómo mantenerse informado en medio del "blackout". Díaz hablaba claramente del apagón informativo que sufre el país por la censura rampante desde hace años, pero Cabello afirmó que se refería al apagón eléctrico y, como lo dijo antes de que se produjera, lo acusó de haber sido parte del presunto sabotaje.

"El video es una difamación. Manipula recomendaciones ante bloqueos de Internet que siguen siendo igual de útiles para todos, incluso son similares a las que le dan a su militancia", dijo Díaz sobre la acusación de Cabello.

Soto dio más detalles sobre ese material. "Pedimos a nuestros seguidores que nos mandaran preguntas de todo tipo. La pregunta sobre cómo actuar ante un 'blackout' informativo fue tergiversada".

El periodista reveló también los saqueos que se vienen produciendo en medio de la desesperación por la  falta de comida. "En #Maracaibo la gente entró a saquear un centro de distribución de alimentos de Monaca", contó ayer.

Luis Carlos Díaz
Luis Carlos Díaz

"El país cárcel, el potencial Mad Max, el pranato. El hato donde las autoridades autoritarias prohíben que la gente resuelva para controlarla"m decía en otro tuit.

Díaz no pudo ocultar su indignación con la decisión de las fuerzas de seguridad de impedir el ingreso de alimentos por la frontera. "No encuentro razón aún para que los militares impidan en fronteras que la gente entre con alimentos para su familia. Trabajé ese tema en 2015 cuando cerraron el paso de comida a la Guajira y acusaban a los indígenas wayúu de 'bachaqueros y contrabandistas'. Quieren más control".

El año pasado Díaz había publicado un artículo sobre la persecución que sufren quienes cuentan lo que pasa en Venezuela a través de las redes sociales, la única plataforma que no pudo ser intervenida por el régimen. "Encarcelado por tuitear", era el título de la pieza, publicada en Derechos Digitales.

"Sin un software especializado, a los organismos de inteligencia en Venezuela les basta con detener personas durante meses, a veces al azar y en ocasiones por críticas que molestan a funcionarios del Gobierno. Más de dos docenas de tuiteros han conocido los calabozos durante el gobierno de Nicolás Maduro", escribió.

Provea expresó en estas horas su preocupación por la posibilidad de que Díaz sea torturado, con el objetivo de que se autoincrimine. No sería la primera vez que el SEBIN acude a esta práctica terrorista.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: