Este sábado un grupo armado irrumpió en la sede del diario El Nacional, en Caracas, y mantuvo a varias personas como rehenes. Lo que inmediatamente fue denunciado en redes sociales por su editor Miguel Otero.

En el lugar estuvieron secuestrados los vigilantes y el conserje del edificio. Sin embargo, gracias a la presión de líderes opositores, la Policía Nacional Bolivariana ingresó en el lugar y sacó a lo violentos.

"Hay que reconocer la acción de Polinacional. Lo que sí aspiramos es que la PNB mantenga vigilancia sobre el edificio y la zona, para que no puedan volver a meterse", dijo Antonio Ecarri, presidente del diario.

Los hombres armados, que según señalan serían milicias chavistas, ingresaron el lugar con mujeres y niños para utilizarlos como escudos humanos.

"Es la practica delincuencial que hacen siempre. Son grupos de mafias que trafican con niñas y mujeres jóvenes", explicó Ecarri a El Nacional.

"El único medio de larga trayectoria (fundado en 1943) e independiente que queda en Venezuela, asaltado por unos hampones. ¿Será que la dictadura de Maduro no está involucrada?", escribió en Twitter José Miguel Vivanco, director para América de Humans Rights Watch.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: