Pedro Pablo Kuczynski y Nicolás Maduro
Pedro Pablo Kuczynski y Nicolás Maduro

El Departamento de Estado de los EEUU respaldó la decisión del Gobierno peruano de declarar como "no bienvenida" la presencia del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, en la próxima Cumbre de las Américas y pidió a Venezuela un nuevo calendario electoral.

"Apoyamos la decisión de Perú, como anfitrión de la próxima Cumbre de las Américas, de retirar su invitación al presidente Maduro de Venezuela", dijo en un comunicado la portavoz de la diplomacia estadounidense, Heather Nauert.

Para los Estados Unidos, la exclusión de Maduro muestra el "alto estándar democrático" que requiere la participación en la VIII Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima el 13 y 14 de abril y que cada tres años reúne a los gobernantes de los países de las Américas.

El Gobierno peruano rechazó la asistencia de Maduro con base en la Declaración de Quebec de 2001, firmada por los países de la Organización de Estados Americanos (OEA), que establece que la ruptura de la democracia constituye un "obstáculo insuperable" para la participación de un Estado en la Cumbre de las Américas.

Miles de venezolanos huyen de su país por la crisis (AFP)
Miles de venezolanos huyen de su país por la crisis (AFP)

Además, en su comunicado, el Departamento de Estado de los EEUU celebró la "firme declaración" del Grupo de Lima para exigir a Maduro un nuevo calendario electoral en rechazo a las elecciones presidenciales anunciadas por el oficialismo venezolano para el 22 de abril.

De esa forma, los EEUU se sumaron al Grupo de Lima y urgieron al Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) a fijar un nuevo calendario electoral en cumplimiento con la Constitución de 1999 y en consulta con la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), órgano considerado anticonstitucional por la oposición y varios países.

Miles de venezolanos pasan a diario a Colombia para comprar alimentos y medicinas (AFP)
Miles de venezolanos pasan a diario a Colombia para comprar alimentos y medicinas (AFP)

"Nuestro hemisferio está hablando con una sola voz: las elecciones libres y justas en Venezuela deben incluir la plena participación de los partidos políticos y los líderes políticos, un calendario electoral adecuado, observación internacional creíble y una autoridad electoral independiente", dijo Nauert.

"Nuestro hemisferio —continuó— está unido en nuestro compromiso de promover y defender la democracia, de conformidad con la Carta Democrática Interamericana".

El Grupo de Lima se reunió este martes después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela convocara la semana pasada a elecciones para el 22 de abril.

La fecha y las condiciones para las elecciones presidenciales han sido uno de los principales escollos en las negociaciones entre el Gobierno y la oposición venezolana en Santo Domingo.

LEA MÁS: