Los medicamentos para la presión arterial no aumentan el riesgo de contraer coronavirus

Nuevos estudios revelaron que las personas que toman estas drogas -de amplio uso mundial- no se enfrentan a tasas más altas de infección

Los nuevos estudios arrojaron buenas noticias para millones de personas que toman medicamentos para la presión arterial (Istock)
Los nuevos estudios arrojaron buenas noticias para millones de personas que toman medicamentos para la presión arterial (Istock)

Los medicamentos que se recetan ampliamente para tratar la hipertensión arterial no hacen que los pacientes sean más susceptibles a la infección por coronavirus, o a enfermedades graves si se infectan, informaron los investigadores el viernes.

Sus hallazgos son buenas noticias para millones de personas que toman medicamentos para la presión arterial que pertenecen a dos clases: Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), que incluyen lisinopril, captopril y otros medicamentos con nombres genéricos que terminan en -pril; y los bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA), que incluyen losartan, valsartan y otros medicamentos genéricos que terminan en -sartan. Los nombres de marca de los inhibidores de la ECA incluyen Zestril y Prinivil; para los BRA, Cozaar y Atacand.

Desde que comenzó la epidemia, han circulado teorías contradictorias sobre si esos medicamentos podrían mejorar o empeorar la enfermedad, o tener algún efecto en absoluto.

La nueva investigación fue publicada el viernes por The New England Journal of Medicine, y hallazgos similares de China fueron publicados la semana pasada en JAMA Cardiology.

El estudio estadounidense tampoco encontró ningún riesgo relacionado con otras tres clases de medicamentos para la presión arterial de uso común: los betabloqueantes, los bloqueantes del canal del calcio y los diuréticos tiazídicos.

Ambos estudios se basaron en el examen de los registros de los pacientes, lo que no aporta pruebas tan sólidas como los resultados de los ensayos clínicos controlados, en los que los pacientes se escogen al azar para tomar un tratamiento u otro.

Surgieron preocupaciones acerca de los medicamentos al principio de la epidemia cuando los informes de China indicaron que a las personas con hipertensión parecía irles mal, y parecía lógico investigar si la causa era la propia afección o si los medicamentos para la presión arterial estaban de alguna manera haciendo más vulnerables a los pacientes.

Además, estudios en animales han demostrado que los bloqueadores de los receptores de la angiotensina (ARBS) y los inhibidores de la ECA podrían aumentar los niveles en algunos tejidos de una proteína llamada ACE2, que resulta ser la sustancia de la que se agarra el virus cuando invade las células. En teoría, niveles más altos de esa proteína en los pulmones podrían ayudar al virus a atacar actuando como asideros adicionales, han advertido algunos científicos. Pero no se sabe si los medicamentos realmente elevan el ACE2 en los pulmones humanos.

La evidencia de los estudios en animales sugiere el efecto opuesto: los medicamentos podrían sofocar la inflamación en los pulmones y reducir el riesgo de enfermedades graves en pacientes con coronavirus. Un ensayo controlado está a punto de comenzar a averiguar si los inhibidores de la ECA pueden ayudar a los pacientes de Covid-19, anunció el jueves la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego.

No es sorprendente que los pacientes estén confundidos e inquietos. Las sociedades médicas han instado a la calma, diciendo que la gente debe seguir con sus medicamentos porque la presión arterial alta aumenta los riesgos de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y daños renales. Pero las sociedades también pidieron que se investigara el tema, y los temores han persistido.

"Me preocupa porque he recibido llamadas de muchos pacientes que me preguntan si deberían dejar de tomar sus medicamentos o cambiar a otra cosa, y algunos incluso dejaron de tomar sus medicamentos sin consultarme", dijo en una entrevista Harmony Reynolds, directora asociada del centro de investigación cardiovascular de la Facultad de medicina Grossman de la Universidad de Nueva York.

Empleados funerarios completamente protegidos trasladan un cuerpo de una víctima de coronavirus en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York (Reuters)
Empleados funerarios completamente protegidos trasladan un cuerpo de una víctima de coronavirus en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York (Reuters)

Algunas personas que se toman la presión arterial en casa le dicen que está subiendo, y la médica no está segura de si la causa es el estrés de la pandemia, la falta de ejercicio, los cambios en sus hábitos alimenticios o la evasión de las drogas.

Para abordar el problema, Reynolds dirigió un equipo que analizó los registros de 12.594 personas que se hicieron la prueba del coronavirus, incluyendo 5.894 que estaban infectadas. Algunos también tenían presión arterial alta. El objetivo era determinar si la infección por coronavirus o una enfermedad grave eran más comunes en las personas que tomaban los medicamentos para la presión arterial.

Los investigadores analizaron la probabilidad de que los pacientes se infectaran, la gravedad de la enfermedad y los medicamentos que tomaban antes de someterse a la prueba del virus. Utilizaron métodos estadísticos para descartar diferencias que pudieran deberse a la edad, el sexo, la raza, el origen étnico, los antecedentes de tabaquismo y otros factores. Si un fármaco para la presión arterial se asociaba con una diferencia de más del 10 por ciento en el riesgo de infectarse o enfermarse gravemente, consideraban que esa diferencia era "clínicamente significativa".

No surgieron diferencias significativas.

“El mensaje principal aquí es que no hay ninguna señal de aumento de riesgo, y eso debería ser muy tranquilizador”, dijo Reynolds.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un nuevo estudio explica por qué hay más muertes por coronavirus en Europa y EEUU que en Asia


MAS NOTICIAS