iPhone 11. (Jim Wilson/The New York Times)
iPhone 11. (Jim Wilson/The New York Times)

A lo largo de más de una década de escribir sobre tecnología, reseñar un iPhone nuevo ha sido desde hace mucho una de mis tareas más sencillas.

Año tras año, la fórmula era esta: probaba las nuevas funciones más importantes del teléfono inteligente más reciente de Apple y evaluaba si eran útiles. Suponiendo que el iPhone más nuevo funcionaba bien, mi consejo generalmente era el mismo: recomendaba cambiar de celular si ya habías cumplido dos años con el anterior.

Sin embargo, para esta reseña de los iPhone 11, 11 Pro y 11 Pro Max —los modelos más nuevos que Apple develó la semana pasada y que estarán disponibles el viernes— adoptaré un enfoque diferente. ¿La conclusión? Es hora de cambiar nuestros criterios para comprar celular nuevo.

Eso se debe a que ahora estamos viviendo en la era dorada de los teléfonos inteligentes y cada año las mejoras de los dispositivos están lejos de ser drásticas. Los dispositivos que se estrenaron hace tres años siguen siendo veloces y más que capaces. Quienes tienen un iPhone 7 de 2016, por ejemplo, aún tienen un muy buen celular con una excelente cámara y altas velocidades.

Por eso ahora es el momento de preguntarse: ¿de verdad necesitamos cambiar nuestros iPhone cada dos años?

Con base en mis pruebas de los iPhone 11, 11 Pro y 11 Pro Max, la respuesta es negativa. No me malinterpreten: los modelos más recientes son muy buenos. Apple los ha vuelto más veloces, mejoró las cámaras y agregó una batería más duradera. La nueva línea también tiene un precio inicial más bajo de 700 dólares, en comparación con los 750 dólares de hace un año, lo cual es un alivio en una época en que los celulares tienen costos exorbitantes.

Tomada con el Apple iPhone 11 Pro Max. (Brian X. Chen/The New York Times)
Tomada con el Apple iPhone 11 Pro Max. (Brian X. Chen/The New York Times)

Sin embargo, ninguna de estas características es suficiente para que debas cambiar tu celular de inmediato si has tenido el tuyo tan solo durante dos años. Los iPhone más recientes simplemente no son una gran evolución respecto de los modelos del año pasado o incluso el iPhone X de 2017.

Esto es lo que sugiero al final: definitivamente deberías cambiar de celular si tu dispositivo actual tiene por lo menos cinco años. Los modelos del iPhone 11 son una mejora importante respecto de la línea de 2014. No obstante, para todos los demás que tienen teléfonos inteligentes de 2015 o posteriores, no hay prisa de comprar el siguiente. En cambio, hay más kilometraje y valor que sacarle al excelente móvil que ya tienes.

Comparando los iPhone 11 con el iPhone X

Probé los nuevos iPhone durante una semana, comenzando con el iPhone 11 más básico de 700 dólares y pantalla de 6,1 pulgadas, que utilicé como mi celular principal durante tres días. Después cambié al iPhone 11 Pro, el modelo con un precio de mil dólares y una pantalla de 5,8 pulgadas durante dos días. Finalmente, probé el iPhone 11 Pro Max, el modelo de 1100 dólares con la pantalla más grade de 6,5 pulgadas durante dos días más.

Más tarde comparé los resultados con mis notas y fotografías de las pruebas del iPhone X en 2017. Lo que descubrí fue que el iPhone 11 era mejor, pero no de manera drástica.

iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro. (Jim Wilson/The New York Times)
iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro. (Jim Wilson/The New York Times)

Estas fueron las diferencias notables entre los iPhone 11 y el iPhone X:

— Todos los modelos del iPhone 11 tienen objetivo ultra gran angular en sus cámaras, lo cual proporciona un campo de visión más amplio que las cámaras móviles tradicionales. Eso los vuelve útiles para fotografiar paisajes o grandes reuniones de grupos. El iPhone X no tiene objetivo ultra gran angular, pero su cámara de objetivo dual es capaz de tomar fotografías en modo retrato, que da al objeto principal de la imagen un enfoque nítido mientras desenfoca suavemente el fondo.

— Los iPhone más nuevos tienen el mismo procesador, llamado A13 Bionic, que es aproximadamente un 50 por ciento más veloz que el iPhone X. Aunque eso quizá parezca importante, el iPhone X ya es increíblemente veloz al tomar fotografías y ejecutar aplicaciones o juegos.

— Los nuevos iPhone tienen una batería más duradera. Incluso después de un día de uso intensivo, que incluyó tomar llamadas, usar mapas y tomar muchas fotografías, todos los iPhone tenían batería restante —por lo menos el 30 por ciento— para cuando era hora de ir a la cama. Tras pruebas similares con un iPhone X de hace dos años, la batería tenía cerca del quince por ciento restante a esa misma hora.

— El reverso de los modelos Pro está fabricado con un cristal sólido que los vuelve resistentes a los rayones. Eso es impresionante, pero si vas a gastar mil dólares en un celular, probablemente lo protegerás con una carcasa que cubra el reverso de cualquier manera, como lo hacen muchos usuarios del iPhone X.

— Los modelos Pro tienen pantallas OLED que son ligeramente más brillantes que la pantalla del iPhone X.

El iPhone 11 se comercializará a partir de los USD 699, el iPhone 11 Pro se venderá desde USD 999 y el iPhone 11 Pro Max, desde USD 1099 (Photo by Josh Edelson / AFP)
El iPhone 11 se comercializará a partir de los USD 699, el iPhone 11 Pro se venderá desde USD 999 y el iPhone 11 Pro Max, desde USD 1099 (Photo by Josh Edelson / AFP)

Hay muchas cositas que son ligeramente mejores en los nuevos iPhone en comparación con el iPhone X de hace dos años. Para los primeros usuarios de los dispositivos nuevos que quieren tener la mejor y más reciente tecnología, esas diferencias quizá justifiquen un cambio de celular.

Pero para la mayoría de nosotros, las mejoras no cambiarán de manera importante nuestra experiencia móvil.

Contrastando las cámaras de los celulares

La nueva función más destacable de los iPhone 11 es la lente ultra gran angular. Usar el modo ultra gran angular es sencillo y eficiente: con los dedos alejas la imagen totalmente para iniciarlo. En un playa, la vista más amplia capturó a mis perros mientras jugaban en la arena, las olas del océano y la autopista adyacente.

Con el teleobjetivo del iPhone 11 Pro, pude hacer un acercamiento excepcional del hocico de mi perra Mochi mientras se sacudía agua de la cabeza.

Los nuevos iPhone también tienen un nuevo modo para tomar fotografías con poca luz. En cuanto la cámara detecta que el entorno es muy oscuro, automáticamente captura varias imágenes y después las une mientras realiza ajustes a los colores y el contraste. El resultado fueron fotografías más brillantes de manera natural a pesar de la poca iluminación y la falta de flash.

El iPhone 11, que es de aluminio y vidrio, integra una pantalla de 6,1 pulgadas y cuenta con dos cámaras en la parte trasera: una que es gran angular, con resolución de 12 MP, apertura f/1,8 y zoom óptico de 2 X; en tanto que la otra lente es ultra gran angular y también con 12 MP resolución pero con apertura f/2,4
El iPhone 11, que es de aluminio y vidrio, integra una pantalla de 6,1 pulgadas y cuenta con dos cámaras en la parte trasera: una que es gran angular, con resolución de 12 MP, apertura f/1,8 y zoom óptico de 2 X; en tanto que la otra lente es ultra gran angular y también con 12 MP resolución pero con apertura f/2,4

Las fotografías tomadas con el iPhone 11 y 11 Pro lucían nítidas y claras, y sus colores eran precisos. Sin embargo, después de terminar estas pruebas, vi las fotografías archivadas que tomé con un iPhone X.

Esas imágenes, especialmente las capturadas en modo retrato, aún lucían impresionantes. Algunas de las que tenían poca luz parecían deficientes en comparación con las que tomé con los iPhone 11, pero no recomendaría comprar un nuevo celular solo para tener mejores fotografías de noche. Simplemente podrías usar el flash.

¿Cuándo debo comprar un celular nuevo?

Cada año, la pregunta más común que me hacen amigos y colegas es si deben comprar un nuevo iPhone. A continuación una lista de consideraciones antes de tomar la decisión de cambiar de celular.

El punto más sencillo con el cual comenzar es el software. El sistema operativo móvil más nuevo de Apple, iOS 13, solo funciona con los iPhone de 2015 (6S) y modelos posteriores. Por eso, si tienes un modelo anterior de iPhone, vale la pena cambiar de celular porque, cuando ya no puedas actualizar el sistema operativo, algunas de tus aplicaciones quizá dejen de funcionar como deben.

Para los que tienen modelos más recientes de iPhone, hay maneras de hacer que tu dispositivo actual dure más. Aunque la duración de la batería de los iPhone más nuevos es excelente —varias horas más que la última generación— una batería nueva para tu dispositivo actual cuesta solo de 60 a 70 dólares y extenderá muchísimo su vida.

El iPhone 11 Pro cuenta con triple cámara trasera (Foto: apple.com)
El iPhone 11 Pro cuenta con triple cámara trasera (Foto: apple.com)

Si tienes el iPhone 6S de 2015 y el iPhone 7 de 2016, los iPhone 11 son más veloces, con mejoras en la cámara y pantallas más grandes. Cambiar de celular sería algo positivo pero no imprescindible.

No obstante, si gastaste mil dólares en un iPhone X de hace dos años, puedes esperar. Los iPhone 11 simplemente no son innovación suficiente para justificar un gasto de más de 700 dólares en un nuevo teléfono inteligente.

Si esperas un año más o dos, seguramente podrás disfrutar de las innovaciones más recientes. Podría tratarse de un iPhone que funcione con las redes celulares 5G más veloces o un móvil que pueda cargar un Apple Watch de manera inalámbrica.

La paciencia tiene sus beneficios, al igual que liberarte del ciclo automático de actualización de dos años del iPhone.

*Copyright: c.2019 The New York Times Company