Por qué el mundo de la moda todavía mira a la princesa Diana

Casi 25 años después de su muerte, perdura el estilo de Lady Di, en las pantallas y en la pasarela. ¿Qué hay detrás de la fascinación?

Casi un cuarto de siglo después de su muerte, ¿por qué seguimos intentando vestirnos como la Reina de Corazones?
Casi un cuarto de siglo después de su muerte, ¿por qué seguimos intentando vestirnos como la Reina de Corazones?

Lady Di y un estilo que perdura. La princesa Diana usó muchos abrigos diferentes, su estilo cambió de forma cuando pasó de ser una novia joven a ser una madre y una divorciada empoderada, y los estamos viendo todos este año. Tras la película biográfica Spencer, protagonizada por Kristen Stewart vestida de Chanel, y la versión de Broadway de Diana: The Musical, a finales de 2022 veremos a Elizabeth Debicki interpretar a Diana en la quinta temporada de The Crown. Cada proyecto representa una nueva oportunidad para interpretar su estilo, incluidos los looks icónicos que se han hecho eco en pasarelas recientes. Casi un cuarto de siglo después de su muerte, ¿por qué seguimos intentando vestirnos como la Reina de Corazones?

Por supuesto, aquellos que estuvieron allí recuerdan y se relacionan con la personalidad entrañable de Diana y sus luchas privadas, pero su estilo también tiene influencia sobre una generación más joven que tal vez no tenga recuerdos directos de ella.

Eso puede tener mucho que ver con las duquesas Kate y Meghan: como los observadores reales de hoy siguen con fascinación los vestidos de noche y los looks del día a día de ambas, es natural que su interés se extienda a su predecesor de moda compartido. (Ambas han rendido homenaje a Diana a través de sus guardarropas: el anillo de compromiso de Kate alguna vez perteneció a su suegra, y ha usado vestidos con cuello y piezas de lunares que rinden homenaje directo a Diana. Meghan ha sido fotografiada con un reloj Cartier una vez propiedad de Diana, y durante una visita a Nueva York, llevó el Dior Lady D-Lite, un bolso tan asociado con Lady Di que fue rebautizado en su honor).

Eloise Moran, que era solo una niña cuando Diana murió en 1997, ha estado documentando el aspecto de Di después del divorcio desde 2018 a través de su cuenta de Instagram @ladydirevengelooks, y también es la autora del próximo libro El libro de looks de Lady Di: lo que Diana intentaba decirnos a través de su ropa. Sus publicaciones presentan tomas antiguas de Diana en una etapa posterior (y más libre) de su vida, cuando optó por pantalones cortos de ciclista con sudaderas de gran tamaño, chaquetas universitarias y blazers de hombros afilados. Estos looks se sienten sumamente contemporáneos.

El momento cultural actual, impregnado de nostalgia por los años 80 y 90, podría estar particularmente preparado para la influencia de Diana
El momento cultural actual, impregnado de nostalgia por los años 80 y 90, podría estar particularmente preparado para la influencia de Diana

Moran abrió su cuenta después de ver un documental de Netflix sobre Diana. En sus veintitantos años y triste después de un divorcio reciente, estaba sorprendida por lo mucho que se relacionaba con una mujer en la que nunca había pensado mucho. “Me sorprendió lo conectado que me sentí con ella y su historia. Todas esas cosas por las que pasó y se casó tan joven“, dijo en diálogo con la revista Elle. “Comencé a investigar y encontré fotos que no había visto antes. En ese momento, en Instagram, nadie publicaba tanto sobre la princesa Diana. No estaba teniendo su momento de la forma en que lo ha estado en los últimos años. Me encontré con esta serie de looks de los 90 y pensé, ‘Dios, son increíbles’“.

El hecho de que la imagen de Diana inspirara la televisión, el cine, el teatro y la moda hoy en día no sorprende a Moran. “Era la persona más comercial que existía y creo que eso sigue siendo cierto hasta el día de hoy”, aseveró. “Ya sea Netflix o Gucci -que recientemente reeditó la cápsula ‘Gucci Diana’ de bolsos con asa de bambú amados por la princesa-, creo que todas estas marcas realmente se han aferrado a eso. Marcas, redes de medios y redes de podcasts, todo el mundo quiere una parte de Diana“.

La película de Pablo Larraín Spencer sigue a Diana durante unas vacaciones de Navidad de tres días a principios de los 90, cuando se acercaba a su separación del Príncipe Carlos. Mientras revisaba miles de imágenes para prepararse para su trabajo en la película, la diseñadora de vestuario Jacqueline Durran pudo comprender la trayectoria de su estilo.

“Había cosas mucho más emocionantes sucediendo en la moda de los 80 que las cosas que ella usaba”, detalló a la revista de moda. “Cuando empezó a principios de los 80, realmente no tenía idea de cuál era su potencial en la moda, porque todo era muy nuevo y ella era muy joven. Lo descubrió a medida que crecía“. Mirar detenidamente las imágenes ayudó a Durran a determinar un patrón para las elecciones de vestuario de Diana. “Hay algo que dicen sobre la familia real: es parte de su trabajo o personalidad pública destacarse para que la gente pueda verlos claramente entre la multitud”, sostuvo. Y añadió: “Hay un elemento performativo en lo que visten”.

Para la primera escena de Stewart, Durran la vistió con una chaqueta a cuadros, siguiendo el modelo de una de las muchas que usaba Diana en ese momento, que se vería como en casa en una foto de estilo callejero de hoy. “Usarlo al comienzo de la película le permite a la audiencia saber lo que vas a hacer. No hemos replicado uno en particular exactamente, pero hemos hecho algo a tono con su estilo“, destacó. “La Diana de Kristen es la versión de Diana de Kristen. Nada se recrea exactamente, y no es un documental. Se trata de crear el ambiente, que es realmente lo que también están haciendo las recreaciones de moda. Solo están capturando el aura“.

Su estilo también tiene influencia sobre una generación más joven que tal vez no tenga recuerdos directos de ella
Su estilo también tiene influencia sobre una generación más joven que tal vez no tenga recuerdos directos de ella

Marcas como Off-White y Tory Burch han lanzado sus propias colecciones inspiradas en Diana. Y el otoño pasado, la marca de culto Rowing Blazers adoptó un enfoque más literal y reeditó dos de los suéteres más conocidos de Diana en colaboración con los diseñadores que los produjeron originalmente hace décadas. Uno fue su diseño favorito de “oveja negra”, creado por la marca Warm & Wonderful. Lanvin, See By Chloé y otros han publicado sus propias versiones del estilo.

El lanzamiento de la colaboración Warm & Wonderful x Rowing Blazers coincidió con la aparición del suéter en la cuarta temporada de The Crown, y la respuesta fue inmediata. El fundador y director ejecutivo de Rowing Blazers, Jack Carlson, había mantenido durante mucho tiempo una imagen del suéter Warm & Wonderful original en su moodboard; recordó que su madre usaba el estilo cuando él era un niño.

“Ha sido copiado por tantas marcas diferentes. No quería hacer eso, y era consciente de que la realidad no se había hecho desde principios de los 90″, reconoció el diseñador. “Es un diseño tan divertido. Es caprichoso, irreverente, un poquito cottagecore... Evoca una época diferente, pero de alguna manera se siente muy relevante en la actualidad. La gente se ha vuelto loca por eso“.

El renacimiento de Diana ha tenido un beneficio tangible para las empresas que se asociaron con Rowing Blazers. Tanto Warm & Wonderful como Gyles & George, la marca detrás de un suéter Diana con la frase “I’m a Luxury”, que fue relanzado el año pasado con Rowing Blazers, están resucitando sus negocios como resultado directo de un nuevo interés suscitado por las colaboraciones. Las creadoras de Warm & Wonderful, Sally Muir y Joanna Osborne, que lanzaron su negocio desde un puesto en Covent Garden, ahora venden sus productos a través de un nuevo sitio de comercio electrónico y una tienda emergente navideña en Londres, su primera tienda desde los años 90.

Sin mucho maquillaje, Spencer elegía estar siempre sencilla y al natural
Sin mucho maquillaje, Spencer elegía estar siempre sencilla y al natural

Si bien muchos destacan los elementos distintivos de los años 80 y 90 de su guardarropa, Carlson considera que el estilo de Diana está muy adelantado a su tiempo. “Como inspiración o como musa, creo que atraviesa los géneros y la línea de tiempo”, remarcó. “Ella estaba haciendo streetwear antes de que existiera. Incluso estaba difuminando las líneas entre la ropa masculina y la femenina. Usaba ropa deportiva con prendas que no lo eran.

El momento cultural actual, impregnado de nostalgia por los años 80 y 90, podría estar particularmente preparado para la influencia de Diana. Pero Moran cree que la multitud de roles que jugó en su vida le da un atractivo duradero y casi universal. “Hay una Diana diferente para todos. Si piensas en la vida de Diana en términos de estar en el ojo público, fueron 17 años, que no es tanto tiempo. Pero piense en todas las metamorfosis por las que pasó. Cada dos años, cambiaba de dirección”, concluyó la experta en estilo.

Diana Spencer fue una verdadera princesa de estilo y elegancia. Supo conquistar a todos con su calidez y carisma, pero también con su estilo refinado y sencillo, que cautivó las miradas de todo el mundo. Sin lugar a dudas, marcó un antes y un después y se convirtió en un ícono fashionista.

Fotos: Getty Images

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR