Navidad: 4 consejos para celebrar según las personas más longevas del mundo

En esta época del año nos estresamos por demás. Qué sucede cuando el regalo no es lo más importante o somos más conscientes del encuentro con los seres queridos. Los mayores tienen mucho para enseñarnos

Maximizar las vibraciones positivas de las fiestas, es lo que hace la gente que vive en las regiones de las Zonas Azules, los lugares del planeta donde vive gente mayor de 100 años
Maximizar las vibraciones positivas de las fiestas, es lo que hace la gente que vive en las regiones de las Zonas Azules, los lugares del planeta donde vive gente mayor de 100 años

Fin de año, sobre todo los últimos días de diciembre, es el momento que aprovechamos para vernos con nuestros seres queridos, como así también la etapa donde hacemos un balance del año y proyectamos los deseo del año entrante. Sin embargo, es también un momento de estrés, cuando se come por demás.

Muchas veces, la pasamos peor de lo que queríamos. ¿Por qué sucede esto? Hay una respuesta: nuestros hábitos.

Hay una serie de hábitos y ejercicios, como así también un plan de alimentación y trucos para descansar que son en cierta medida ideales para llevar adelante en esta época. Podemos aprender un par de cosas sobre cómo maximizar las vibraciones positivas de las fiestas de la gente que vive en las regiones de las Zonas Azules, los lugares del planeta donde vive gente mayor de 100 años.

En este caso, se trata de Okinawa, Japón y Cerdeña, Italia, lugares donde la gente disfruta de vidas más largas y saludables que en cualquier otro lugar de la Tierra.

El fundador y experto en longevidad de Blue Zones, Dan Buettner , autor de The Blue Zones Kitchen , dice que podemos emular las creencias generales sobre lo que significan las vacaciones y la Navidad de las personas que viven más tiempo en el mundo para reducir el estrés de la temporada navideña. Por ejemplo, en las regiones de la Zona Azul, el enfoque de las fiestas no suele estar en las compras o la planificación, lo que puede avivar el estrés. Más bien, los residentes de la Zona Azul tienden a aprovechar las fiestas como una oportunidad para reconectarse y celebrar a sus seres queridos.

Estos son los 4 consejos para tener en cuenta

1. Hacer que las fiestas se relacionen con la familia y los amigos

En caso de no tener vínculo con la familia, el encuentro puede ser con otra familia elegida, de amigos por ejemplo
En caso de no tener vínculo con la familia, el encuentro puede ser con otra familia elegida, de amigos por ejemplo

A diferencia del jet-set en vacaciones exóticas, las personas que viven más tiempo tienden a quedarse en casa durante las vacaciones y las fiestas de fin de año para organizar y unirse a reuniones para beber, comer y conectarse con sus seres queridos. A menudo, los niños que se han mudado de su ciudad natal a ciudades más grandes volverán a casa durante esos períodos y la familia tendrá una comida larga durante la cual se brindará por los logros de todos.

Si no tiene una relación cercana con los miembros de la familia, puede recrearla reuniéndose con su familia elegida de amigos cercanos y otros seres queridos.

“Habrá una charla cordial, pero también habrá brindis alrededor de la mesa y, a menudo, habrá una expresión de gratitud”, dice Buettner. Expresar gratitud puede ayudarlo a ser más feliz y esa felicidad puede prestarse a una experiencia de navidades menos estresante.

Además de las expresiones de gratitud y los brindis personalizados, las personas más longevas tienden a no ver mucha televisión después de la cena. En lugar de permanecer sedentarios después de una comida abundante, optan por hacer algo que eleve su frecuencia cardíaca, como salir a caminar o bailar.

2. Recuerde, no se trata solo de dar regalos

Tendemos a salir corriendo a comprar regalos cuando en realidad el encuentro con nuestros seres queridos es un regalo que no sabemos a veces aprovechar
Tendemos a salir corriendo a comprar regalos cuando en realidad el encuentro con nuestros seres queridos es un regalo que no sabemos a veces aprovechar

Los residentes de la Zona Azul creen que la temporada navideña está destinada a unir a las personas para celebrar sus logros, por lo que dar regalos no es necesariamente la máxima prioridad. En lugar de que la temporada navideña se centre en los regalos, “se centra en la familia”, dice Buettner.

Sin duda, muchos residentes de la Zona Azul hacen regalos durante la Navidad. Pero Buettner dice que tienden a ser modestos en el volumen de regalar, en lugar de hacer una pila cerca de sus decoraciones de elección. Mantener los regalos al mínimo puede ayudarlo a ahorrar tiempo y dinero que de otro modo gastaría en compras, lo que en última instancia puede llevarlo a sentirse menos estresado y más dispuesto a concentrarse en las relaciones que más le importan.

3. Aprovecha tu espiritualidad durante la Navidad

Las fiestas y las vacaciones son un momento ideal de meditación y dan espacio para la reflexión
Las fiestas y las vacaciones son un momento ideal de meditación y dan espacio para la reflexión

Buettner dice que en las Zonas Azules ubicadas en América Latina y el Mediterráneo, hay un “componente espiritual” más fuerte alrededor de la Navidad. Ya sea que las personas aquí sean religiosas o no, tienden a conectarse con un poder superior, que puede ser ir a la iglesia, pero también puede centrarse en creer en algo más grande que uno mismo. Las celebraciones navideñas son “un momento de meditación y dan espacio para la reflexión”, agrega Buettner.

Si ir a un lugar de culto no es lo tuyo, por supuesto, puedes aprovechar tu espiritualidad sin tener que ir a una institución religiosa. La meditación, la respiración y la atención plena son grandes prácticas espirituales, por ejemplo.

4. Sea consciente de su ingesta nutricional

Comer saludable es siempre una buena opción. Quienes basan su alimentación en plantas, pueden tranquilamente darse un permitido en las fiestas y vacaciones
Comer saludable es siempre una buena opción. Quienes basan su alimentación en plantas, pueden tranquilamente darse un permitido en las fiestas y vacaciones

“Las personas que viven más tiempo tienden a tener una dieta basada en plantas durante todo el año”, dice Buettner. Y si bien pueden disfrutar de platos a base de carne durante las celebraciones navideñas, como el asado de cerdo o la cabra asada, por ejemplo, Buettner dice que tienden a ser conscientes de las porciones y aún así completan sus platos con acompañamientos a base de plantas, como batatas, calabaza. y arroz salvaje.

Para las comidas navideñas, Buettner sugiere incluir una variedad de alimentos vegetales ricos en nutrientes en su mesa.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR