COVID-19: The Lancet pide una revisión del estudio donde se critica el uso de la hidroxicloroquina

Después de recibir críticas fundadas de 120 médicos y científicos de todo el mundo, la revista médica manifestó una “expresión de preocupación” por el estudio publicado el 22 de mayo y exigió a sus autores revisar los datos. Tras aquella publicación, la OMS pidió interrumpir el uso del medicamento para tratar pacientes graves por coronavirus

Pastillas de hidroxicloroquina se observan tras la revisión del artículo publicado en The Lancet, donde se cuestiona su uso en pacientes con COVID-19. (AP Foto/John Locher)
Pastillas de hidroxicloroquina se observan tras la revisión del artículo publicado en The Lancet, donde se cuestiona su uso en pacientes con COVID-19. (AP Foto/John Locher)

La prestigiosa revista médica The Lancet tomó distancia del criticado estudio que publicó sobre los posibles efectos nefastos de la hidroxicloroquina entre enfermos de la COVID-19, al admitir que este plantea “serias cuestiones científicas”.

La publicación “alerta a los lectores sobre el hecho de que surgieron serias cuestiones científicas” sobre este estudio, actualmente bajo una auditoría promovida por sus propios autores, según indicó The Lancet. Esta advertencia fue publicada el martes como una “expresión de preocupación”, un término formal empleado por las revistas científicas cuando un estudio plantea potencialmente un problema.

El artículo en cuestión condujo a la OMS a interrumpir los ensayos clínicos de la hidroxicloroquina en varios países, puesto que concluyó que esta molécula no solo no es beneficiosa contra la COVID-19, sino que además aumenta el riesgo de morir. Argentina suspendió todos los estudios con este medicamento tras esa publicación.

Farmacéutico muestra píldoras de hidroxicloroquina en el Hospital CHR Center Hospitalier Regional de la Citadelle en Liege, Bélgica, 22 abril 2020.
REUTERS/Yves Herman/FOTO DE ARCHIVO
Farmacéutico muestra píldoras de hidroxicloroquina en el Hospital CHR Center Hospitalier Regional de la Citadelle en Liege, Bélgica, 22 abril 2020. REUTERS/Yves Herman/FOTO DE ARCHIVO

El estudio publicado el 22 de mayo por científicos estadounidenses y suizos, se basa en los datos de unos 96.000 pacientes ingresados entre diciembre y abril en 671 hospitales del mundo y compara la evolución de quienes recibieron este tratamiento y de quienes no, determinando que el medicamento contra la malaria no funciona e incluso era peligroso para pacientes infectados ya que aumentaba el riesgo de muerte hasta en un 45 por ciento. Y los pacientes de Covid-19 que tomaban el medicamento tenían hasta cinco veces más probabilidades de desarrollar una arritmia potencialmente mortal, una complicación conocida.

Esos resultados, luego de ser publicados, detuvieron los ensayos mundiales del prometedor medicamento, que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, admitió que estaba tomando para defenderse del virus.

Aunque parte de la comunidad científica duda de la eficacia de la hidroxicloroquina, unos 120 expertos científicos y médicos destacados criticaron el estudio en una carta abierta a la revista, señalando 10 fallas importantes de la metodología empleada en este trabajo, basado en información recopilada por Surgisphere, una empresa de análisis de datos de salud basada en Estados Unidos.

FOTO DE ARCHIVO. La hidroxicloroquina, promovida por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y otros en los últimos meses como un posible tratamiento para las personas infectadas con la enfermedad por coronavirus (COVID-19), se exhibe en la Farmacia Rock Canyon en Provo, Utah, EEUU. 27 de mayo de 2020. REUTERS/George Frey.
FOTO DE ARCHIVO. La hidroxicloroquina, promovida por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y otros en los últimos meses como un posible tratamiento para las personas infectadas con la enfermedad por coronavirus (COVID-19), se exhibe en la Farmacia Rock Canyon en Provo, Utah, EEUU. 27 de mayo de 2020. REUTERS/George Frey.

Las fallas radicaban en que el informe incluía datos de pacientes que no coincidían con los registros de salud pública. Por ejemplo, hubo más muertes australianas de COVID-19 en los datos de las que existían en ese momento. The Lancet ahora ha admitido que hay ‘preguntas serias’ que deben responderse sobre los datos, pero no revelaron cuáles eran esas preguntas, en un comunicado público. Pero los científicos dicen que la medida fue demasiado tarde y que el “daño ya estaba hecho”, mientras continúa la carrera por una cura para detener el virus que ha devastado el mundo.

Por su parte, los autores, liderados por el doctor Mandeep Mehra, director ejecutivo del Brigham and Women’s Hospital Center for Advanced Heart Disease, en Boston, defienden sus resultados. "Estamos orgullosos de contribuir en los trabajos sobre la COVID-19″ en este periodo de “incertidumbre”, declaró el 29 de mayo Sapan Desai, director de Surgisphere. En general, la hidroxicloroquina se prescribe para tratar males como el lupus.

FOTO DE ARCHIVO. Investigadores del Centro de Investigación de Microbiología trabajan con muestras de coronavirus para ver si el tratamiento de la malaria con hidroxicloroquina puede prevenir o reducir la gravedad del COVID-19, en la Universidad de Minnesota, en Mineápolis, Minnesota, EEUU. 19 de marzo de 2020. REUTERS/Craig Lassig
FOTO DE ARCHIVO. Investigadores del Centro de Investigación de Microbiología trabajan con muestras de coronavirus para ver si el tratamiento de la malaria con hidroxicloroquina puede prevenir o reducir la gravedad del COVID-19, en la Universidad de Minnesota, en Mineápolis, Minnesota, EEUU. 19 de marzo de 2020. REUTERS/Craig Lassig

Francia pide respuestas a The Lancet

El Gobierno francés le solicitó a The Lancet una revisión de los datos primarios utilizados en el estudio, ahora polémico, sobre los efectos de la hidroxicoloroquina, el antiguo medicamento antipalúdico.

El ministro de Salud, Olivier Veran, escribió a la revista científica con preguntas sobre los datos primarios después de que esta fuera objeto de críticas, dijo la portavoz del Gobierno francés, Sibeth Ndiaye, después de una reunión de gabinete más temprano.

La OMS decidió interrumpir los ensayos clínicos de la hidroxicloroquina en varios países, tras la publicación original en The Lancet ,(Grosby)
La OMS decidió interrumpir los ensayos clínicos de la hidroxicloroquina en varios países, tras la publicación original en The Lancet ,(Grosby)

El uso de hidroxicloroquina se ha politizado después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, respaldara reiteradamente su uso. Francia falló en contra del uso del medicamento para el COVID-19 la semana pasada después de la investigación publicada en The Lancet, que advertía de un mayor riesgo de muerte al tomar el medicamento. La decisión de Francia se basó en otros estudios además de la publicación de The Lancet, según Ndiaye.

SEGUÍ LEYENDO:

Coronavirus en Argentina: por sus efectos no deseados, suspendieron el uso de hidroxicloroquina

Dos nuevos estudios afirman que la hidroxicloroquina no es eficaz contra el coronavirus

Donald Trump aseguró que dejará de tomar hidroxicloroquina “en dos días”


MAS NOTICIAS