Coronavirus en Argentina: por sus efectos no deseados, suspendieron el uso de hidroxicloroquina

Luego de que la revista The Lancet publicara la mayor investigación sobre este fármaco, la OMS determinó interrumpir esa línea de ensayos dentro de su proyecto internacional Solidaridad, que en el país se desarrollaba en 10 hospitales. “No sabemos si sirve contra el COVID-19, pero podría tener efectos adversos no deseados”, dijo a Infobae el coordinador local del estudio

Según los resultados del mayor estudio observacional realizado hasta ahora, los efectos no deseados del uso de hidroxicloroquina en COVID-19 serían mayores a sus beneficios (AP)
Según los resultados del mayor estudio observacional realizado hasta ahora, los efectos no deseados del uso de hidroxicloroquina en COVID-19 serían mayores a sus beneficios (AP)

En la carrera por hallar un tratamiento efectivo para dar respuesta a la pandemia por coronavirus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha el estudio Solidaridad, del que participan más de 90 países y que testea entre las drogas existentes, una que sea efectiva y segura contra el COVID-19, hasta tanto se diseñe una molécula nueva y específica contra el SARS-CoV-2.

Entre tantos fármacos en estudio, el antimalárico o antipalúdico hidroxicloroquina fue ganando adeptos, de la mano de acérrimos defensores en todo el mundo, con el presidente de los EEUU, Donald Trump a la cabeza, que en las últimas semanas manifestó públicamente que consumía ese medicamento a modo de “prevención” frente al coronavirus.

Ahora, luego de que se conocieran los resultados del mayor estudio observacional sobre este fármaco realizado en más de 90 mil pacientes, publicado por la revista The Lancet, se supo sobre los efectos negativos derivados del uso de ese medicamento en enfermos de coronavirus.

Si bien la investigación utilizó una metodología cuestionable, la OMS se hizo eco de la publicación y de inmediato determinó suspender esa línea de ensayos dentro de su proyecto internacional Solidaridad, del cual la Argentina forma parte.

Luego de que se conocieran los resultados del mayor estudio observacional sobre este fármaco se supo sobre los efectos negativos derivados de su uso (Shutterstock)
Luego de que se conocieran los resultados del mayor estudio observacional sobre este fármaco se supo sobre los efectos negativos derivados de su uso (Shutterstock)

En la publicación, Christian Funck-Brentano, Joe-Elie Salem Mandeep Mehra y sus colegas informaron que administraron la droga en 96.032 pacientes hospitalizados (edad media 53,8 años, 46,3% mujeres) que dieron positivo para el COVID-19. Los datos verificados de un registro internacional que comprende 671 hospitales en seis continentes se usaron para comparar pacientes con coronavirus que recibieron cloroquina (1868 pacientes), hidroxicloroquina (3016 casos), cloroquina con un macrólido (3783 personas), o hidroxicloroquina con un macrólido (6221 hospitalizados), dentro de las 48 horas del diagnóstico de COVID-19, con 81.144 controles conocidos como placebos que no recibieron estos medicamentos.

El resultado primario fue estudiado sobre la mortalidad hospitalaria y también se analizó la aparición de taquicardia ventricular no sostenida o sostenida de novo o fibrilación ventricular.

“Desde que apareció el virus, comenzaron a testearse drogas existentes ya que todavía no se diseñó una droga nueva, y la hidroxicloroquina es una de las que tiene más estudios en marcha para demostrar su eficacia, entre esos, Solidaridad de la OMS”, explicó a Infobae el médico infectólogo Gustavo Lopardo, coordinador del estudio en el país, quien resaltó que “en los ultimos días se conoció el estudio de The lancet y se vio que no ofrece beneficios sino que por el contarario presenta más riesgo de desarrollar arritmias”.

El especialista, que además integra el comité de expertos que asesora al Gobierno en la pandemia, resaltó que “la hidroxicloroquina estaba entre las que más se investigaban y se usaban en la práctica, aunque con poca evidencia; ahora nuevas publicaciones echan sombra sobre su uso”.

El resultado primario fue estudiado sobre la mortalidad hospitalaria y también se analizó la aparición de taquicardia ventricular no sostenida o sostenida de novo o fibrilación ventricular (REUTERS/Yves Herman)
El resultado primario fue estudiado sobre la mortalidad hospitalaria y también se analizó la aparición de taquicardia ventricular no sostenida o sostenida de novo o fibrilación ventricular (REUTERS/Yves Herman)

El mayor riesgo de mortalidad hospitalaria fue similar en hombres y mujeres. La incidencia de arritmias ventriculares repetitivas varió de 4,3% a 8,1% en pacientes tratados con 4-aminoquinolina, en comparación con 0-3% en el grupo control. El origen étnico, las comorbilidades, otros medicamentos y la gravedad de COVID-19, mostraron un aumento significativo en el riesgo de mortalidad hospitalaria con los cuatro regímenes de tratamiento con hidroxicloroquina en comparación con el grupo de control.

Los análisis que utilizaron la coincidencia de puntaje de propensión por grupo de tratamiento respaldaron este resultado. El mayor riesgo de mortalidad hospitalaria fue similar en hombres y mujeres. La incidencia de arritmias ventriculares repetitivas varió de 4-3% a 8-1% en pacientes tratados con 4-aminoquinolina, en comparación con 0-3% en el grupo control. El origen étnico, las comorbilidades, otros medicamentos y la gravedad de COVID-19, mostraron un aumento significativo en el riesgo de mortalidad hospitalaria con los cuatro regímenes de tratamiento en comparación con el grupo de control. Los análisis que utilizaron la coincidencia de puntaje de propensión por grupo de tratamiento respaldaron este resultado.

“El estudio sigue, pero se suspende temporalmente el uso de la hidroxicloroquina hasta tanto se haga un análisis interino para revisar estos artículos y definir si esta suspensión es definitiva o se sigue estudiando”, señaló Lopardo, quien informó que “en el país, el estudio se estaba usando en diez hospitales, pero en la práctica mucho más”. “Es prudente, así se trabaja en el mundo científico”, opinó Lopardo.

"El estudio sigue, pero se suspende temporalmente el uso de la hidroxicloroquina hasta tanto se revise estos artículos y se defina si esta suspensión es definitiva" (Shutterstock)
"El estudio sigue, pero se suspende temporalmente el uso de la hidroxicloroquina hasta tanto se revise estos artículos y se defina si esta suspensión es definitiva" (Shutterstock)

En la misma línea, el médico infectólogo Eduardo López, dijo a Infobae que el estudio mostró “que la gente tuvo más complicaciones que beneficios con el uso de este fármaco”. Y si bien aclaró que “la metodología observacional tiene sus limitaciones", destacó que "nunca hubo un trabajo con un grupo tan amplio que demostrara los efectos de la hidroxicloroquina”. “El estudio de The Lancet es el primero con tantos pacientes; tiene más pacientes y datos de los que se habían planteado hasta el momento”.

Y remarcó que entre los efectos adversos no deseados que se registraron figuran “trastornos cardiacos, sobre todo arritmias ventriculares en personas sin antecedentes de enfermedad cardiovascular, lo cual es una complicación no menor”.

Lo cierto es que los recientes hallazgos del estudio de Mehra se suman a los informes preliminares que sugieren que los regímenes de cloroquina o hidroxicloroquina, solos o con azitromicina, no son útiles y podrían ser perjudiciales en pacientes hospitalizados con COVID-19.

SEGUÍ LEYENDO:

Dos nuevos estudios afirman que la hidroxicloroquina no es eficaz contra el coronavirus

Donald Trump aseguró que dejará de tomar hidroxicloroquina “en dos días”

El científico francés que promueve el uso de la hidroxicloroquina descartó una segunda ola de contagios: “La epidemia de coronavirus está terminando”

MAS NOTICIAS