Pijama vs entrecasa, cómo hay que vestirse para hacer un correcto home office (Shutterstock)
Pijama vs entrecasa, cómo hay que vestirse para hacer un correcto home office (Shutterstock)

Una de las medidas que dispuso el Gobierno argentino fue implementar el teletrabajo como método de prevención para no seguir propagando el coronavirus. Para algunos, hacer home office es sinónimo de comodidad y estar más relajados, pero eso en materia de vestimenta esto no significa seguir en pijama las horas que hay que estar trabajando frente a una computadora.

“Trabajar en casa es una oportunidad para estar cómodos pero eso no significa quedarse con el pijama puesto todo el día. Elijan ropa que sea confortable pero que los haga sentir prolijos y arreglados; eso impacta mucho en el ánimo. Y ni hablar de soslayar la rutina de aseo”, dijo Daniela Aruj, coach y consultora en diálogo con Infobae, que hace más de 10 años practica el home office.

Alejandro Melamed, consultor disruptivo, speaker internacional y especialista en Recursos Humanos, hace años implementa el home office y explicó cómo comienza su rutina: “Lo que hago es tener algunos rituales para poder hacerlo más saludable. Me baño y tengo mis pausas, busco un ambiente súper luminoso e higienizado y tengo que ver qué hay detrás mío para no llevarme sorpresas cuando se prende la cámara”.

Melamed indica que su vestimenta no es de entrecasa, sino que se viste como si estuviera con sus colegas de manera presencial. “La actitud que sostengo es la de la misma seriedad que si estuviera allí: informal pero con absoluta prolijidad”.

“Hace muchos años que lo hago e incluso doy clase de esta manera para alumnos de todo América y Europa y hay ciertos rituales que me permiten hacerlo con naturalidad; se aprende haciéndolo. Hay que estar listos para responder inmediatamente cualquier consulta con la cámara encendida, con esa lógica uno se prepara”, agregó el experto.

En home office hay que vestirse de manera si fuéramos a trabajar o de manera cómoda, sin necesidad de estar en pijama (Shutterstock)
En home office hay que vestirse de manera si fuéramos a trabajar o de manera cómoda, sin necesidad de estar en pijama (Shutterstock)

En diálogo con Infobae, la asesora de imagen Gabriela Gurmandi recomendó para estos días de home office, vestirse de manera cómoda pero evitando siempre el uso del pijama. “Lo ideal es el uso de jeans, joggers o vestidos sueltos. Hay que estar como en situación de trabajo, tener inspiración y creatividad para tener una buena jornada”.

Asimismo, la asesora dijo que no hay que olvidar que si el trabajo lo dispone, hay que tener a mano siempre un blazer por si hay que realizar alguna videollamada. “Si el trabajo es formal, hay que estar prolija de maquillaje y cabello”.

Como un outfit ideal de home office, Gurmandi recomendó una remera básica, unos pantalones joggers y zapatillas que no hayan estado en contacto con la vía pública.

En los hombres el código de vestimenta es la misma, ropa cómoda y sin pijamas (Shutterstock)
En los hombres el código de vestimenta es la misma, ropa cómoda y sin pijamas (Shutterstock)

“A los chicos también hay que cambiarlos una vez que se despiertan. Con ropa cómoda y de batalla y que se pueda ensuciar o manchar en las actividades que realicemos en las casas como pintar, cocinar o manualidades. Así vestidos ellos se dan cuenta cuándo empieza y termina el día. Si ellos están vestidos en pijama el día se hace eterno y pierden la noción de las horas”.

Por su parte, la asesora de imagen Laura Malpeli de Jordaan dijo: “Es muy importante no dejarse estar. Desde usar prendas sentadoras o colores que nos iluminan, podemos sentirnos mejor hasta también en aprovechar para revisar el guardarropa”.

Cuando se termine de trabajar es un espacio ideal para ver el guardarropa que prendas sirven y cuales no(Shutterstock)
Cuando se termine de trabajar es un espacio ideal para ver el guardarropa que prendas sirven y cuales no(Shutterstock)

La vestimenta en home office no indica estados de ánimo, porque podés estar desalineado y súper alegre, podés estar en pijama 15 días o 1 mes y súper alegre", dijo el psicólogo Ricardo Antonowicz (MN 11556). "Si lo querés hacer formal o no va a depender de vos”.

“Cuando estamos en una situación como esta de pandemia mundial, depende de la estructura del sujeto. Hay sujetos que son fóbicos y no pueden estar en sus domicilios porque los afecta y necesitan salir. Lo importante es que transmitamos a las personas que tengan que estar en cuarentena (los mayores o los que hayan viajado) que traten de tomar al cuerpo desde el mejor lugar y vestirse adecuadamente. Las mujeres que se sigan maquillando y luciendo su mejor ropa; los hombres que no se dejen estar, pueden estar con ropa deportiva y hacer actividad física. Pero tampoco hay que tenerle miedo al pijama, porque uno puede estar en pijama y estar feliz, la felicidad se establece al considerar un lugar, en este caso la casa, del lugar que le toque habitar como un lugar más seguro".

SEGUÍ LEYENDO: