Sin clases por el coronavirus: qué hacer con los chicos durante los días de aislamiento

El Gobierno dispuso la suspensión de clases hasta el 31 de marzo en los niveles inicial, primario y secundario para evitar -o retrasar lo más que se pueda- la circulación activa del virus a nivel local. Especialistas destacaron la importancia de que los niños estén al tanto de lo que ocurre y dieron a Infobae ideas para no morir en el intento

Las niñas y niños de todo el país deberán permanecer en sus casas hasta el 31 de marzo (Shutterstock)
Las niñas y niños de todo el país deberán permanecer en sus casas hasta el 31 de marzo (Shutterstock)

Era una medida que resonaba en los lugares de trabajo y en los chats de padres, casi cuando el ciclo lectivo recién empezaba: la suspensión de clases como medida sanitaria para evitar la circulación local del coronavirus fue anunciada el domingo por la tarde por el presidente Alberto Fernández, en una conferencia de prensa desde la quinta de Olivos.

Hasta el 31 de marzo, los chicos de los niveles inicial, primaria y secundaria de todo el país no asistirán a los establecimientos educativos públicos y privados, con el fin de retrasar lo más posible la circulación activa del COVID-19 en la población local, que, según los expertos, ocurrirá de todos modos más tarde o más temprano. Lo que se busca es que sea progresivo y evitar el colapso del sistema sanitario.

Hasta allí las conclusiones del comité de expertos que asesora en el tema al Gobierno. Ahora bien, ¿cómo sobrevivir con los niños en casa?

“Una de las principales recomendaciones es explicarles que esto es para ayudarnos entre todos. Estar tranquilos los padres y explicarles el motivo de la medida sin sobre informar, sino dando a cada niño la información acorde a su edad y a lo que cada uno pueda procesar”. La médica psicoanalista Claudia Amburgo (MN 51787) comenzó a explicar a Infobae que “explicarles que esto es una medida solidaria, y que por un tiempo tenemos que cuidarnos entre todos, resaltando que por otra parte se trata de una ley y que hay que cumplirla”.

Un primer paso es legitimar y visualizar que si bien estas son medidas necesarias y que hay que cumplir, no por eso deja de ser una situación que en los hogares puede volverse muy difícil (Shutterstock)
Un primer paso es legitimar y visualizar que si bien estas son medidas necesarias y que hay que cumplir, no por eso deja de ser una situación que en los hogares puede volverse muy difícil (Shutterstock)

En la misma línea se manifestó consultada por este medio la licenciada en Psicología Luján Rossetto (MN 45356), para quien “un primer paso es legitimar y visualizar que si bien estas son medidas necesarias y que hay que cumplir, no por eso deja de ser una situación que en los hogares puede volverse muy difícil y tornarse caótica”. Para ella, “para quienes son ma-padres está el plus de tener que estar con los niños en casa en situación de encierro, lo cual dista de cualquier situación que tenga que ver con las vacaciones, que están asociadas a la libertad, en tanto estas medidas están asociadas al encierro. Van a ser días difíciles y hay que empezar por reconocerlo”.

Sobre qué ideas poner en práctica para hacer más llevadero el aislamiento, la licenciada en Psicología Lorena Ruda (MN 44247) recomendó que se recurra “a los juegos de mesa, la lectura, quien tenga espacio podría incurrir en hacer una huerta, hacer una historia sobre la cuarentena y escribirla en familia” y reconoció que “si hay más de un niño se pueden pensar juegos juntos y es más fácil”.

La especialista en maternidad y crianza advirtió que “seguramente haya padres con home office que tampoco van a poder estar mucho con los chicos, aunque estén todos encerrados juntos” y reconoció que “va a tener que recurrirse a la tecnología porque son muchos días y es lo que más entretenidos los tiene, ya que tampoco tendrán desgaste físico como para estar cansados”.

Los juegos de mesa en familia siempre son una buena opción (Shutterstock)
Los juegos de mesa en familia siempre son una buena opción (Shutterstock)

Para ella "es buen momento para hacerse de stock de hojas y marcadores y por qué no hacer orden de placares y hacer una buena selección de ropa y juguetes para regalar". "Hay que ponerse creativos con lo que tengamos en casa, una buena idea podrá ser hacer un picnic y algún que otro día almorzar todos en un mantel en el piso".

Y recomendó “no perder contacto con el entorno aunque sea virtual, que sientan que pueden estar en contacto a pesar de no poder verse".

Al respecto, Amburgo recomendó “tener una rutina” y, por ejemplo, dedicar las horas de la mañana a hacer la tarea que manden desde el colegio, “y si no mandan, inventar tareas en casa, con juegos didácticos, leer libros y poner a funcionar la creatividad”.

Para los más chiquitos, la especialista en niños y adolescentes de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) sugirió “jugar con masas, dibujar, pintar y sobre todo explicarles que esto no es algo que ocurre sólo de su colegio sino que es una ley”.

“Después de que hicieron la tarea, jugaron, se bañaron, habilitar un poco de tablet, play o lo que el niño quiera; la tecnología puede ser una herramienta para ver a los abuelos, conectarse con amigos, ver una película y después que la escriban, etc”, aconsejó Amburgo, quien instó a usar los grupos de whatsapp de madres “para ver qué otras ideas están implementando ellas”.

Preparar algo rico y casero para la merienda en familia puede ser una alternativa para quienes gustan de pasar tiempo en la cocina (Shutterstock)
Preparar algo rico y casero para la merienda en familia puede ser una alternativa para quienes gustan de pasar tiempo en la cocina (Shutterstock)

“Una de las recomendaciones que pueden llegar a funcionar es tratar de mantener los horarios y rutinas de comida, baño y sueño para que no sea después tan difícil volver a retomar la rutina que se estaba empezando a establecer”, sostuvo Rossetto, quien hizo hincapié en el hecho de que “esto cae en un momento muy particular en que muchos niños por ejemplo no llegaron a terminar su adaptación al jardín”.

Y ante el pedido de ideas para sobrevivir al aislamiento, sumó: “Hay familias que se sienten más familiarizadas con la cocina, en esos casos se pueden destinar algunas tardes a hacer alguna receta para la merienda, recurrir por supuesto a los juegos de mesa que siempre son una gran opción (para niños de más de seis años los juegos reglados suelen ser los que más aceptan), para los más chiquitos, las masas, plastilinas y lectura siempre es un buen acompañamiento, al igual todo lo que tiene que ver con manualidades y pinturas”.

Sobre el uso de la tecnología su postura en esta circunstancia tan excepcional “es ser más flexibles con la tecnología”. “Me parece que va a ser muy difícil sostener límites exagerados; ser más flexibles con la play, la tablet o el celular para los que son más grandes hará que la situación sea más fácil para todos ya que ponernos muy estrictos en ese tema va a generar más caos y frustración -sostuvo-. Con esto no digo que estén las 24 horas de los 14 días prendidos a la tecnología pero sí flexibilizar algunas cuestiones que se nos van a hacer muy difíciles de poder sostener”.

Involucrar a los chicos en las tareas de la casa hará que se aburran menos y se sientan "importantes" (Shutterstock)
Involucrar a los chicos en las tareas de la casa hará que se aburran menos y se sientan "importantes" (Shutterstock)

"Otra cosa que se me ocurre que puede resultar muy lúdica y entretenida es extender el momento del baño, que se convierta en un ritual de juego y de paso aprovechar para reforzar pautas y conductas de higiene", agregó.

Y tras asegurar que "hay colegios que van a continuar con el contenido curricular a través de aplicaciones online", Rossetto remarcó que "en ese caso por supuesto los chicos de primaria y secundaria tendrán que cumplir con el contenido que les vaya llegando".

Y finalizó: “Démosle lugar a que nos pregunten y sepan lo que está pasando, ellos tienen derecho y tienen que saber que esta situación dista de cualquier escenario ligado a las vacaciones. Que sea un momento también de educación, de responsabilidad y ellos puedan formar parte de esta situación; a ellos les va a hacer bien saber qué está pasando”.

SEGUÍ LEYENDO

Coronavirus y niños: por qué los casos en menores de 9 años no superan el 1 por ciento

Permanecer tranquilos y prevenir el estigma: la guía para que los adultos conversen con los niños sobre COVID-19

MAS NOTICIAS