Sembrar nubes, el plan para modificar el clima en el mundo

Estados Unidos también ha hecho prácticas con tecnología

referencia nubes
referencia nubes

El ser humano busca utilizar la tecnología para incidir en todo lo que lo rodea, como prueba de esto, están las grandes construcciones que logran aplacar montañas o incluso atravesarlas; sin embargo, todo parece indicar que hemos llegado más allá, hemos logrado dominar el clima.

El 1 de julio de 2021, en plena celebración de los 100 años del Partido Comunista de China, el Gobierno preparó una gran ceremonia en la Plaza de Tanianmén, y no solo eso, pues también pusieron en marcha un plan de “siembra de nubes” con el fin de garantizar cielos despejados y baja contaminación.

A esas conclusiones llegó un equipo de investigadores de la Universidad de Tsinghua y que fueron divulgados por el medio South China Morning Post. El hallazgo apunta a que los investigadores encontraron evidencia de que el gobierno utilizó tecnología aún no probada para modificar el clima.

Según el documento del proyecto, el profesor Wang Can se encontraba monitoreando la contaminación en el país, la cual fue en aumento en los días anteriores a la celebración, sumado a estar sumidos en uno de los veranos más fríos y húmedos de los últimos años.

Tras recoger testimonios de los habitantes de las regiones montañosas que rodean la región y analizando la composición del aire, los científicos llegaron a la conclusión de que un día antes de la celebración, es decir, el 30 de julio fueron lanzados cohetes cargados con yoduro de plata para provocar la lluvia.

Todo parece indicar que esta acción redujo los contaminantes atmosféricos en más de dos tercios y como consecuencia, la calidad del aire habría mejorado, para los investigadores, este sería el único evento que permite explicar la mejoría súbita de la calidad del aire y la reducción de la contaminación existente en la región.

De confirmarse esto, sería la primera modificación meteorológica artificial a gran escala de la que se tiene conocimiento.

Sin embargo, no es una sorpresa del todo, pues de manera oficial el gobierno chino ha publicado desde hace algún tiempo sus intenciones de desarrollar tecnologías que permitan controlar las lluvias en más de la mitad de su territorio.

El país ha invertido considerables sumas de dinero en investigar tecnologías que permitan la creación de lluvias o la evasión de estas. De esta manera, el gobierno chino asegura que podrá proteger la agricultura de mejor manera y ofrecer su ayuda en caso de desastres naturales como incendios, sequías y demás.

Según el medio Xinhuanet, desde 2012 hasta 2017, China gastó más de 1.126 millones de dólares en programas de modificación de clima y en este último año empezó otro proyecto con el mismo fin con un presupuesto de 169 millones de dólares a tres años.

China no es el único país que ha experimentado esta “siembra de nubes”, pues Estados Unidos también ha hecho lo suyo con esta tecnología.

En 2018, un estudio financiado por la National Science Foundation demostró que era posible la modificación meteorológica, esto podría abrir las puertas para que esta sea una opción interesante para empresas que estén interesadas en aumentar la cantidad de agua en ríos y embalses.

Para realizar este experimento, Estados Unidos también experimentó con partículas de yoduro de plata, debido a que este es un compuesto que se puede adherir fácilmente al vapor de agua, provocando cristales de hielo.

Esta estrategia fue probada en suelo estadounidense a menor escala, pues en Colorado se ha venido probando desde 1970 con el apoyo del estado, centros de esquí y usuarios locales de agua que desean aumentar el deshielo en el río Colorado.

Si esta tecnología se empieza a implementar en mayor medida en todo el mundo, estaríamos ante un cambio histórico importante, aunque todavía quedan muchos interrogantes y problemas a resolver, por ejemplo, el riesgo existente de que esta tecnología aplicada a una gran extensión de territorio, termine afectando a países vecinos.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR