Latinoamérica y su impacto en el crecimiento de la industria del streaming musical en el mundo

Artistas como Bad Bunny y J Balvin marcan la pauta en el número de reproducciones dentro de plataformas como Spotify o Deezer

El cantante puertorriqueño Bad Bunny. EFE/José Méndez/Archivo
El cantante puertorriqueño Bad Bunny. EFE/José Méndez/Archivo

Las plataformas digitales se han convertido en los últimos años en una de las opciones preferidas por los consumidores de arte, tanto audiovisual como musical. En el caso de la primera, para el año 2025 se espera que la industria de suscripción de videos por demanda (SVOD) alcancé un valor total de 81,3 mil millones de dólares en el mundo con empresas como Netflix y Disney liderando la producción de estos contenidos.

Por su parte, el streaming musical también se enfila como una de las propuestas más importantes dentro del mercado sonoro gracias al impulso obtenido durante la pandemia por covid-19 que inició en 2020. De acuerdo con la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), en su Informe Global de la Música 2021, el streaming fue el único formato en mostrar un crecimiento durante la crisis sanitaria con un incremento del 19,9 % de los ingresos en relación con 2019, al obtener ganancias por 13,4 mil millones de dólares.

“La transmisión de suscripción paga fue el factor clave de esto, creciendo 18,5%. El streaming fue el formato dominante y tuvo en cuenta 62,1% de los ingresos globales de música grabada. Representaba más de la mitad de ingresos en 48 mercados en todo el mundo, un aumento de 12 mercados desde 2019″, especifica el estudio.

Por otra parte, el informe también detalla que Latinoamérica se posicionó una vez más como “la región de más rápido crecimiento a escala mundial”.

En el caso del streaming, la región mostró un crecimiento en sus ingresos del 30,2 % el año pasado, lo cual hizo que este formato representara el 84,1 % de las ganancias totales de la industria musical en la región.

Los ingresos aumentaron un 15,9% en 2020, lo que elevó la participación de la región en el mercado mundial de música grabada al 3,6%, desde el 3,3% en 2019″, explicó IFPI.

“Ya no se puede hablar de que nuestra música solo es grande y suena en nuestros países, sino que ya somos una potencia mundial y ya exportamos música. Ya personajes como Bad Bunny, J Balvin y Maluma ya compiten de ‘tú a tú’ con Justin Bieber y Dua Lipa, lo que hace a la música latina completamente global”, explicó Mauricio Mendoza, jefe de Contenido y Relaciones Industriales de Deezer, en conversación con Infobae.

Asimismo, Mendoza explicó que es precisamente la ayuda de plataformas como en la que él forma parte, además de Spotify, Claro Music o Apple Music, que los artistas latinos tienen vitrinas en las cuales mostrar su música y despegar en esta industria.

“A diferencia de la radio, los streaming es lo que la gente quiera escuchar”, explica el directivo de Deezer, y añade que en pro de lograr una comunicación más amplia entre el artista y el oyente, “se trabaja en un modelo 360″ en el que las plataformas buscan apoyar a los nuevos talentos por medio de la colocación de sus canciones en playlists propias, además de la promoción de dichas listas en plataformas de comunicación como las redes sociales.

Los artistas latinos más escuchados

Conociendo el impacto de la música latinoamericana en el crecimiento del streaming en el mundo, cabe recordar que algunos de los artistas más importantes del mundo hoy en día hacen parte de la comunidad latina impulsados por empresas productoras tanto de la región como de Estados Unidos o Europa.

Así, por ejemplo, artistas como Bad Bunny, J Balvin, Karol G, Maluma, Farruko, Ozuna y Christian Nodal son algunos de los que mejores números muestran en las plataformas virtuales.

En el caso de Spotify, Bad Bunny fue el músico más escuchado de 2020 con un total de 8.300 millones de reproducciones, con ganancias por 147.000 dólares; una cifra insuperable hasta el momento.

Por su parte, J Balvin se coló hasta el puesto número 3, mientras que Karol G, con Tusa, fue la intérprete de la canción más escuchada en países como España y algunos latinoamericanos.

“Es una tendencia que se veía venir y ahora ha cristalizado: la música en español está más fuerte que nunca. Bad Bunny ha lanzado tres álbumes, no precisamente cortos, y todos han roto récords de escuchas”, indicó Melanie Parejo, portavoz de Spotify en el sur de Europa.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR