(Shutterstock)
(Shutterstock)

Después de la Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple 2019 (WWDC) no sólo se actualizaron los sistemas operativos y las herramientas de los desarrolladores, también se realizaron cambios en la App Store.

Estas medidas contemplan que los desarrolladores ya no podrán colocar anuncios para menores en estas apps, pues para la categoría de niños, dice Apple, debe concentrarse en crear una gran experiencia para los usuarios más jóvenes y la publicidad no empata con ese fin:

"Estas aplicaciones no deben incluir enlaces fuera de la aplicación, oportunidades de compra u otras distracciones para los niños, a menos que estén reservados para un área designada detrás de una control para padres", se puede leer en la nueva guía de Apple.

Hasta antes de esta nueva regla, la App Store permitía que los desarrolladores colocaran anuncios "apropiados" para menores de edad en sus plataformas.

Además, la reglamentación también prohíbe el rastreo de uso. Esto quiere decir que las aplicaciones calificadas para este sector no podrán realizar ningún tipo de seguimiento de los usuarios sobre cómo utilizan la app o el juego con el fin de ofrecer esos datos a terceros.

De acuerdo con una investigación de The Wall Street Journal, de 80 aplicaciones populares para niños, la mayoría realizaba un seguimiento que no era posible evitar.

Las apps recolectan datos como nombre y edad del usuario para después enviarlos a Facebook. (Foto:Twitter)
Las apps recolectan datos como nombre y edad del usuario para después enviarlos a Facebook. (Foto:Twitter)

Una de las apps que cita el diario es Curious World, la cual se vende como una aplicación que "alimenta la curiosidad de los niños, aumenta las habilidades académicas y el amor por el aprendizaje", sin embargo, también recolecta datos como nombre y edad del usuario para después enviarlos a Facebook.

Los fines de estas aplicaciones que cuentan con rastreadores a terceros son publicitarios o de análisis. En promedio, cada app cuenta con cuatro o más de ellos y no hay manera de fácil acceso para evitar que recolecten o compartan la información de la que persona que las usa.

Aunque Apple no sabe qué datos eligen los usuarios para compartir con los desarrolladores y tampoco pueden saber qué hacen estos últimos con sus servidores, la compañía ha decidido implementar esta nueva medida derivada de su compromiso con la privacidad de sus usuarios.

Otros ejemplo de seguridad para los consumidores de dispositivos Apple son la implementación de Sign in with Apple, la cual es una función que simplifica el inicio de sesión en apps y páginas web.

En un esfuerzo por dar más garantías de seguridad a sus usuarios, este año, Google limitó el acceso a los SMS o al registro de llamadas telefónicas en las aplicaciones de Android. Además, modificó los permisos de acceso a los datos que piden las extensiones de Chrome, así como la información de Drive a la que puede ingresar algún tercero.