La sede del Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea, en Bélgica(AFP)
La sede del Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea, en Bélgica(AFP)

El Consejo de la Unión Europea (UE) dio este lunes el visto bueno final a la controvertida reforma sobre los derechos de autor en internet, la cual, tras su publicación oficial, deberá ser incorporada a la legislación de los 28 países miembros en un plazo menor a 24 meses.

"Los ministros del Consejo de la UE acaban de adoptar la directiva sobre derechos de autor", anunció Rumania, que ejerce la presidencia pro témpore del bloque, subrayando que se trata de un "hito clave" para el mercado único digital.

La ley crea múltiples oportunidades para los sectores creativos en Europa pero también para los usuarios, cuya libertad de expresión en Internet se consolidará

Para Valer Daniel Breaz, ministro rumano de Cultura, este "texto equilibrado" crea "múltiples oportunidades para los sectores creativos en Europa pero también para los usuarios, cuya libertad de expresión en Internet se consolidará", de acuerdo al comunicado oficial.

En concreto la directiva afecta a tres grandes áreas: en primer lugar establece una serie de limitaciones y excepciones a los derechos de autor para fines educativos y de difusión del llamado "patrimonio cultural"; en segundo lugar plantea una serie de cambios en las prácticas de licenciamiento de contenidos; y finalmente introduce el derecho de los productores de contenido a una mayor retribución de los ingresos publicitarios obtenidos con la difusión de las obras.

Los críticos de la reforma sostienen que socavaría los derechos de autor (Getty)
Los críticos de la reforma sostienen que socavaría los derechos de autor (Getty)

La adopción de una especie de censura en la red era uno de los temores de los opositores a la reforma, y la única eurodiputada del Partido Pirata, la alemana Julia Reda, lamentó la aprobación del texto realizada por el Parlamento Europeo el 26 de marzo una "jornada negra para la libertad en internet".

La reforma no logró en cambio la unanimidad de los países del bloque. Italia, Finlandia, Suecia, Luxemburgo, Polonia y Países Bajos votaron en contra del texto, una minoría insuficiente para bloquear la reforma, según una fuente europea.

Para los partidarios de la nueva directiva, ésta les permitirá percibir una retribución más justa de los gigantes de internet como Google o Facebook por los ingresos publicitarios que obtienen por la difusión de obras de artistas y editores.

Objetivos de la reforma: los grandes agregadores, buscadores y redes sociales donde fluye el contenido. Ahora los productores buscan una parte de los ingresos logrados con sus obras
Objetivos de la reforma: los grandes agregadores, buscadores y redes sociales donde fluye el contenido. Ahora los productores buscan una parte de los ingresos logrados con sus obras

Frente a ellos se encuentran los gigantes de la Silicon Valley estadounidense, como Google o Facebook, así como los partidarios de un internet libre, que temen restricciones en estos canales de difusión.

Los artículos más controversiales son los 11 y 13. El primero es conocido como "impuesto por enlace" y autoriza a empresas editoriales y medios a cobrarles a los agregadores o buscadores como Google o Facebook, por ejemplo, por el contenido que levanten en sus plataformas. Sólo quedarán exceptuados si reproducen "algunos pequeños extractos o palabras" de los portales.

Esta iniciativa contó, principalmente, con el apoyo de diferentes medios de comunicación que ven que de este modo se equilibra la balanza porque podrán cobrarles a las grandes plataformas, por la distribución de su contenido.

Los 28 países miembros de la Unión Europea tienen ahora 24 meses para incorporar la reforma a sus regímenes jurídicos (Getty)
Los 28 países miembros de la Unión Europea tienen ahora 24 meses para incorporar la reforma a sus regímenes jurídicos (Getty)

Por su parte, el artículo 13, conocido como "el anti meme" o "filtros de subida", establece que todos los sitios y aplicaciones donde los usuarios puedan publicar material audiovisual o música deben hacer todo lo posible para evitar que se suban copias no autorizadas de trabajos que estén alcanzados por los derechos de autor.

Se lo denomina "filtro de subida" porque se estima que para cumplir con estos lineamientos las plataformas deberían incluir filtros automáticos de contenido. Los críticos de esta directiva dicen que esto limitaría la libertad de expresión.

La aprobación de la nueva directiva en el Consejo de la Unión Europea, órgano legislativo compuesto por ministros de los 28 estados miembros, era el último paso necesario en el recorrido de la reforma, luego de que fuera aprobada por el Parlamento en marzo. Ahora el texto será publicado en el boletín oficial de la UE y a partir de entonces los estados miembros tendrán hasta 24 meses para incorporarlo a sus regímenes jurídicos internos, es decir hasta el 2021.

A continuación el texto aprobado por la Unión Europea, en inglés:

MÁS SOBRE ESTE TEMA: