(Reuters/ Aly Song/ File Photo)
(Reuters/ Aly Song/ File Photo)

Huawei enfrenta nuevos desafíos en Europa luego de que la alemana Deutsche Telekom anunció que revisará su política de proveedores y la francesa Orange dijo que no contrataría a la firma china para construir su red de quinta generación (5G) de telefonía móvil en Francia.

Los anuncios de los líderes de los mercados alemán y francés, ambos de propiedad estatal, siguen a la exclusión de Huawei por motivos de seguridad nacional en algunos países aliados de los Estados Unidos, liderados por Australia.

Los funcionarios estadounidenses dijeron a sus aliados que en última instancia Huawei responde al Estado chino y que sus equipos de red pueden tener "puertas traseras" que permitirían el ciberespionaje.

La revisión de Deutsche Telekom ocurre cuando los reguladores estadounidenses analizan la propuesta de adquisición por 26.000 millones de dólares de su unidad T-Mobile US por parte de Sprint Corp, que está controlada por el grupo japonés Softbank.

Huawei dice que las preocupaciones por la seguridad no tienen fundamento.

Las tensiones se han incrementado por el arresto de la jefa de finanzas de Huawei en Canadá para su posible extradición a los Estados Unidos.

(Con información de Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: