Por qué el Parlamento Europeo votó en contra de la Ley de Copyright "anti meme"

El 4 de julio Wikipedia en español decidió "cerrar sus puertas" durante dos días, en rechazo al proyecto de Ley de Copyright, que se votaba el día siguiente en el Parlamento Europeo. De esta forma, la enciclopedia libre y colaborativa de internet, creada por Jimmy Wales y Larry Sanger en 2001, exponía una firme posición en contra del proyecto que, el 5 de julio, fue rechazado.

Con 318 votos por el "no" contra 278 a favor, para ser aprobado, el proyecto tendrá que volver a la Comisión de Asuntos Jurídicos para ser modificado. Y en septiembre, del 11 al 13 de septiembre, la Ley de Copyright de la Unión Europea (UE) volverá al Parlamento.

Foto subida a Twitter por el diputado del Parlamento @ernesturtasun
Foto subida a Twitter por el diputado del Parlamento @ernesturtasun

Así como Wikipedia decidió visibilizar su posición, otros importantes jugadores de la historia de internet, como  Vincent Cerf (el "padre de internet") y Tim Berners-Lee (creador de la World Wide Web) también lo hicieron. Junto a académicos y expertos de la "red de redes" escribieron una carta abierta donde explican por qué se oponen.

"Como creadores, nosotros mismos compartimos la preocupación de que debería existir una remuneración justa de beneficios por el uso on line de obras protegidas por derechos de autor, que beneficie a creadores, editores y plataformas por igual. Pero el Artículo 13 no es la forma correcta de conseguir esto…", escriben en el texto.

La Ley de Copyright busca modernizar la regulación sobre derechos de autor, combatiendo con duras medidas la piratería y considerando remuneraciones para periodistas y artistas con trabajos subidos a la red. Pero los artículos 11 y 13 han provocado el rechazo del proyecto. 

Paul McCartney, a favor de la Ley de Copyright de la UE
Paul McCartney, a favor de la Ley de Copyright de la UE

¿Por qué el texto de la Directiva de Copyright (aprobado por la Comisión de Asuntos Jurídicos) ha sido entonces rechazado por el Parlamento Europeo?

Los impares de la polémica y un "caos impredecible"

Getty
Getty

El Artículo 11, apodado por los oponentes como "impuesto a los enlaces" refiere a la concesión de licencias y aplicación de los derechos en publicaciones respecto de sus usos digitales. ¿Qué significa?

Este fragmento de la Ley obligaría a los buscadores y agregadores de noticias (Google, Twitter o Facebook) a comprar una licencia para publicar  enlaces de sitios de noticias, por ejemplo.

El Artículo no impediría el uso legítimo privado y no comercial de publicaciones de prensa por usuarios individuales. No se debería pagar por compartir una noticia de un sitio en el muro de Facebook, por ejemplo.

Pero se podría sancionar a la plataforma que comparta enlaces sin pagar la licencia. Esto no afecta solo a los grandes tecnológicos, sino a los pequeños, como un blog personal.

Por su parte, el Artículo 13 sobre uso de contenido protegido por proveedores de servicios de intercambio de contenido en línea, es el más polémico. Plantea que las plataformas en internet serán responsables si los usuarios cargan o suben contenido sin licencia.

"Hay que demostrar que no se puede pedir a las compañías privadas que sean las responsables de verificar que el contenido que suben los usuarios es legal bajo las leyes que cada uno de los 28 países de la UE establezcan. El Artículo 13, para mí, es el más preocupante", expresa a Infobae el analista de tecnología español Álex Barredo, quien vive en Madrid.

Continúa: "Cualquier método que implementen será inadecuado o directamente imposible. La situación actual (en donde los propietarios del derecho a copia, son los responsables de identificar y demostrar la culpa) es mucho más lógica y se ha demostrado que funciona a nivel global".

Barredo, quien escribe en La Vanguardia y es autor del newsletter mixx.io, cree que, con sus modificaciones, la Ley "quedará bastante como está ahora". Dice: "El Artículo 13 seguramente no será aprobado. El artículo 11 lo veo más difícil, creo que sí será aprobado, aunque su impacto será mucho menor".

Respecto de los efectos de la Ley a nivel global, Barredo explica que, si la UE aprueba los cambios, empresas como Facebook o YouTube (o cualquiera que permita subir contenido a los usuarios), quedaría expuesta a multas milonarias como co-responsable de cada infracción de copyright.

"La lógica indica que harían más difícil para todo el mundo subir contenido a sus plataformas usando como base la legislación europea más restrictiva como ´mínimo común denominador´. De la misma forma que las leyes estadounidenses impiden que compartamos contenido de tipo erótico en muchas de estas plataformas, las leyes europeas impedirían que compartiéramos contenido que podría infringir el copyright de alguien en algún momento. Un caos impredecible", analiza.

Por su parte, Anna Torres Adell, directora ejecutiva de la Fundación Wikimedia Argentina (detrás de Wikipedia), expresa a Infobae: "El ideal y lo que esperamos es que se modifiquen en su totalidad los artículos 11 y 13 que consideramos son los que atentan contra la neutralidad en la red y la libertad de expresión en Internet".

Continúa: “Wikipedia se construye a través de fuentes primarias y seundarias de información. En Wikipedia en español se editan y crean más de 200 artículos al día que necesitan de estas fuentes para construir información contrastable o fidedigna. Si bien se habla de excepción para enciclopedias, los proyectos Wikimedia son mucho más que Wikipedia, por lo que atentaría directamente sobre ellos”.

¿Una ley "anti meme"?

Meme de Neymar
Meme de Neymar

"Wikipedia no quedará afectada", asegura Barredo, sin embargo confiesa preocuparse por temas multimedia. Por ejemplo, compartir una imagen de un partido de fútbol en Twitter podría ser un problema o, inclusive, utilizar estos filtros de copyright para evitar que se suban obras derivadas o satíricas.

En internet, algunos usuarios y expertos señalan que es una ley "anti meme", por la prohibición de ese tipo de contenidos humorísticos y virales que parece plantear. Sin embargo, Barredo considera que ésto es exagerado.

"Lo de ´van a prohibir los memes´ es hipérbole, aunque ciertamente hay respaldo legal en cómo está escrito el Artículo 13 -y por ello no me molesta que se use como frase para alarmar/informar a los ciudadanos-pero para ello alguien tendría que solicitar los derechos de cada imagen original. De ahí, el caos en el que van a meter a usuarios y empresas que tengan que vigilar eso", finaliza.

Consecuencias

"Dejar en manos de un software, que va a controlar el contenido que es publicado o accedido, es dejar el proceso legal en manos de privados y no de la Justicia, que debería determinar si existe algún tipo de delito o hecho ilícito. Por si fuera poco, con la Ley no hay más derecho a réplica, no existe un proceso judicial en el cual ambas partes están en igualdad de condiciones, y esto es grave", manifiesta a Infobae, Rodrigo Iglesias, Especialista en Derecho Informático, investigador de la Universidad de Buenos Aires en Ciencia y Tecnología. 

Continúa: "La afectación para el mundo entero es que nadie va a hacer una plataforma para que no sea accedida por el resto del mundo, menos el continente europeo. Slimitaría el contenido en internet y la libertad de expresión, el acceso a cultura, entre otras".

En la Argentina no existe el copyright sino el derecho de autor. "Es mucho más cerrado, no tenemos usos libres. Las persecusiones que reciben empresas por usar software sin licenciar, por parte de Software Legal es hasta abusivo", asegura el abogado.

Finaliza: "También se quiere poner el denominado Notice and Take down, es decir bajar contenido sin una orden judicial, con lo cual las distintas reformas ven frenadas estas cuestiones por inconstitucionalidades reiteradas, son batallas que aun se encuentran vigentes por inoperancia o ignorancia de nuestros políticos".

¿Es posible tener una visión positiva de la Ley?

Santiago Gini, profesor en la Maestría de Propiedad Intelectual de la Universidad de San Andrés, dice a Infobae: "Si se deja de lado la pobreza del texto final, debajo de la Directiva sobre los Derechos de Autor, se puede apreciar una intención de armonizar derechos. Esto es positivo en general y ello puede ser todavía más destacable en el proceso de convergencia que estamos viviendo. No obstante, es difícil separar la intención del resultado".

Respecto de la posible aprobación de la Ley y cómo repercutirá en los usuarios a nivel global, con la mirada puesta en la Argentina, Gini, señala: "Con respecto a los usuarios  y los intangibibles en internet, las jurisdicciones se pueden ver  desdibujadas. Las diferencias por país pueden derivar por distintos factores como puede ser "el enforcement", por parte de las autoridades como por la espalda economica y planes para promover la inversión".

Finaliza: "Creo que los Estados tienen que aprovechar las ventajas de Internet para buscar soluciones en base a consensos y no cortarse en bloques. De hecho, nunca fue tan fácil. Me gusta una frase que sostiene "Si Internet genera problemas, usemos internet para resolverlos".

SEGUÍ LEYENDO:

La Unión Europea votó a favor de una polémica directiva sobre los derechos de autor: los nuevos filtros que llegarían a internet

En la era de la big data, cuáles son los 5 cambios que buscan modernizar la Ley de Protección de Datos Personales

Argentina se suma a la Convención de Budapest para tratar delitos informáticos

 
MAS NOTICIAS

Te Recomendamos