(Getty Images)
(Getty Images)

El término hackatón viene de "hackear" y "maratón". Se refiere a los encuentros de programadores, que suelen durar entre dos días y una semanas, donde se reúnen a trabajar en equipo para encontrar una solución tecnológica. "Hackear", en este sentido se refiere a resolver un desafío.

Ahora, bien ¿qué relación puede tener esta idea con la Santa Sede? Bastante. Es que del 8 al 11 de marzo se llevará a cabo la primera hackatón en el Vaticano. VHacks, tal como fue bautizado el evento, reunirá a 120 jóvenes de todo el mundo para encontrar soluciones innovadoras a diferentes problemáticas sociales.

Se trata de poner la tecnología en acción para cambiar el mundo (o al menos intentarlo). Pero eso no quiere decir que todos los que participen vayan a ser programadores: el enfoque es mucho más amplio y está dirigido a estudiantes con diferentes perfiles académicos. La idea es que el trabajo sea multidisciplinario y colaborativo.

Eric Salobir, fundador de Optics
Eric Salobir, fundador de Optics

El evento está organizado por la Secretaría para la Comunicación del Vaticano y Optic, una red internacional que organiza actividades de investigación vinculadas con tecnologías disruptivas liderada por el cura Eric Salobir.

Optic es un think tank abocado a las cuestiones éticas detrás de la innovación, que se fundó en 2012 y organiza eventos en todo el mundo.

Jakub Florkiewicz, de la Universidad de Harvard, es uno de los organizadores de la hackatón en el Vaticano
Jakub Florkiewicz, de la Universidad de Harvard, es uno de los organizadores de la hackatón en el Vaticano

También participa de la iniciativa Jakub Florkiewicz, un estudiante de la Universidad de Harvard. "Soy un apasionado de las hackatones, y tuve la suerte de conocer gente dentro del Vaticano que estaba pensando en hacer un evento así en la Santa Sede e invitar jóvenes para organizar y participar del encuentro. Nos conectados y decidimos trabajar juntos", le contó el joven a The Next Web.

El objetivo de la organización es utilizar la tecnología para abordar problemáticas globales, según se explica en el sitio oficial del evento.

La convocatoria, que cerró en diciembre, apuntaba a estudiantes universitarios de cualquier religión y carrera universitaria.

La hackatón está centrada en tres ejes: inclusión social, diálogo interreligioso, migrantes y refugiados.

Los ganadores se darán a conocer el 11 de marzo, el último día del encuentro. El panel encargado de juzgar los trabajos estará integrado por representantes de diferentes compañías tecnológicas e instituciones del vaticano.

Se tendrá en cuenta la creatividad, la innovación tecnológica, la relevancia, el potencial impacto y la posibilidad de llevar a cabo la iniciativa.

"El Vaticano tiene una larga tradición con la ciencia y tecnología. A veces fue difícil, como con Galileo. Pero la Iglesia reconsideró esa postura más adelante. De todos modos, esta hackatón es uno de los puntos clave para construir un nuevo paso en esta tradición, está ayudando a acelerar la innovación en Roma", dijo Salobir.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: