Los rebeldes hutíes atacaron con misiles y provocaron un incendio en otro barco mercante que atravesaba el Golfo de Adén

El grupo ha lanzado más de 50 ataques contra diversos buques, matando a tres marineros. Además se han apoderado de un barco y hundido otro desde noviembre

Guardar

Nuevo

Un barco atacado por los hutíes en el golfo de Adén (-/Indian Navy via ZUMA Wire/dpa)
Un barco atacado por los hutíes en el golfo de Adén (-/Indian Navy via ZUMA Wire/dpa)

En un ataque este jueves por parte de los rebeldes hutíes de Yemen, misiles impactaron un barco en el Golfo de Adén, dijeron las autoridades, incendiando el barco, en lo que sería el último ataque de este tipo en su campaña sobre la guerra entre Israel y Hamas. El ataque ocurrió frente a las costas de Yemen, dijo el centro de Operaciones Comerciales Marítimas del ejército británico en el Reino Unido, que señaló que el barco se incendió en el ataque.

La firma de seguridad privada Ambrey dijo que un buque mercante hizo una llamada de socorro por radio diciendo que había sido alcanzado por un misil. El buque “estaba en ruta de Malasia a Venecia, Italia”, dijo Ambrey. Añadió que además estaba “alineado con el perfil de objetivo hutí”, sin dar más detalles.

Los hutíes no reconocieron de inmediato el ataque de este jueves, pero los rebeldes suelen tardar horas o incluso días en reclamarlos. El ataque se produjo después de que los hutíes lanzaran un ataque con bombas desde un barco contra otra embarcación comercial en el Mar Rojo el miércoles.

Los hutíes, que tomaron la capital de Yemen hace casi una década y han estado luchando contra una coalición liderada por Arabia Saudita desde poco después, han estado atacando el transporte marítimo a lo largo del corredor del Mar Rojo. Dicen que los ataques tienen como objetivo detener la guerra y apoyar a los palestinos, aunque a menudo tienen como objetivo barcos que no tienen nada que ver con el conflicto.

Los rebeldes hutíes de Yemen lanzaron el miércoles una lancha cargada de explosivos contra un buque comercial en el mar Rojo, según informaron autoridades, a pesar de la campaña liderada por Estados Unidos que intenta proteger barcos en dicha vía fluvial.

El uso de un bote cargado de explosivos hizo resurgir el espectro del atentado contra el USS Cole en el año 2000, un ataque suicida de Al Qaeda contra el buque de guerra cuando se encontraba en el puerto de Adén, en el que murieron 17 personas a bordo. Periodistas de la agencia AP vieron el miércoles al Cole en el mar Rojo participando ahora en la campaña estadounidense mientras visitaba uno de sus buques gemelos, el USS Laboon.

Un carguero griego sufrió serios daños en una zona del mar Rojo donde actúan los hutíes.. EFE/YAHYA ARHAB
Un carguero griego sufrió serios daños en una zona del mar Rojo donde actúan los hutíes.. EFE/YAHYA ARHAB

El vocero militar de Yemen, el general de brigada Yahya Saree, reivindicó la autoría del ataque e identificó el buque atacado como el granelero Tutor, de bandera liberiana y propiedad griega. Describió el ataque como el uso de un “bote teledirigido”, así como de drones y misiles balísticos.

El vocero insurgente reivindicó también “dos operaciones militares conjuntas con la Resistencia Islámica Iraquí; la primera contra un objetivo vital en la ciudad (israelí) de Ashdod con misiles alados, y la otra contra un objetivo importante en la ciudad de Haifa con varios drones”.

La agencia británica de Operaciones de Comercio Marítimo (UKMTO, por sus siglas en inglés) dijo que el buque había sido alcanzado en su popa por una pequeña embarcación blanca al suroeste de la ciudad portuaria de Hodeida, controlada por los hutíes.

El capitán “informa que el buque está haciendo agua, y no está bajo el mando de la tripulación”, dijo la UKMTO. Agregó que el capitán reportó que “el buque ha sido alcanzado por segunda vez por un proyectil aéreo desconocido”.

La guerra en Gaza ha matado a más de 36.000 palestinos allí, según funcionarios de salud de Gaza, mientras que cientos más han muerto en operaciones israelíes en Cisjordania. Comenzó después de que militantes liderados por Hamás atacaran Israel el 7 de octubre, matando a unas 1.200 personas y tomando alrededor de 250 rehenes.

Los hutíes han lanzado más de 50 ataques contra barcos, han matado a tres marineros, se han apoderado de un barco y han hundido otro desde noviembre, según la Administración Marítima de Estados Unidos. Una campaña de ataques aéreos encabezada por Estados Unidos ha tenido como objetivo a los hutíes desde enero, con una serie de ataques el 30 de mayo que mataron al menos a 16 personas e hirieron a otras 42, dicen los rebeldes.

(Con información de AP)

Guardar

Nuevo