Israel anunció que está considerando entregar ayuda militar a Ucrania para contrarrestar la ofensiva rusa

El primer ministro Benjamin Netanyahu también manifestó su voluntad de servir como mediador en la invasión de las tropas del Kremlin, pese a no haber hecho compromisos firmes con Kiev en el pasado

Guardar

Nuevo

Israel anunció que está considerando entregar ayuda militar a Ucrania para contrarrestar la ofensiva rusa. (REUTERS)
Israel anunció que está considerando entregar ayuda militar a Ucrania para contrarrestar la ofensiva rusa. (REUTERS)

El primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu aseguró este miércoles que está considerando entregar ayuda militar a Ucrania y servir como mediador, luego de que Estados Unidos pidiera un compromiso más activo.

Netanyahu no ha hecho compromisos firmes con Ucrania e Israel mantiene su relación con Rusia, que controla los cielos en la vecina Siria y ha ignorado los bombardeos israelíes contra objetivos de Irán.

En entrevista con la cadena CNN, Netanyahu indicó que está “considerando” proveer asistencia a Ucrania y comentó que “Estados Unidos tomó una gran parte de las municiones israelíes y se las dio a Ucrania”.

“Israel además, francamente, actúa de maneras que no detallaré aquí contra la producción de armas de Irán, que se usan contra Ucrania”, añadió.

Netanyahu subrayó que tiene la voluntad mediar si Estados Unidos y las partes lo solicitan.

“He estado en esto lo suficiente como para saber que debe haber un momento y circunstancias correctas. Si surgen, ciertamente lo consideraré”, dijo.

Netanyahu indicó que está “considerando” proveer asistencia a Ucrania y comentó que “Estados Unidos tomó una gran parte de las municiones israelíes y se las dio a Ucrania”. (REUTERS)
Netanyahu indicó que está “considerando” proveer asistencia a Ucrania y comentó que “Estados Unidos tomó una gran parte de las municiones israelíes y se las dio a Ucrania”. (REUTERS)

El ministro de Exteriores de Israel, Eli Cohen, le dijo al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, que viajaría a Ucrania para reabrir su embajada.

Naftali Bennett, antecesor de Netanyahu, realizó en marzo una visita sorpresa a Moscú para mediar con el presidente ruso Vladimir Putin. Bennett consiguió transmitirle mensajes de Putin al presidente ucraniano Volodimir Zelensky, pero no logró concertar negociaciones directas.

Netanyahu también ofreció este martes conversaciones con los palestinos “una vez que finalice el conflicto árabe-israelí”.

“Cuando efectivamente el conflicto árabe-israelí (llegue) a su fin, creo que regresaremos a los palestinos y lograremos una paz viable con ellos”, aseguró.

“Ciertamente estoy dispuesto a que tengan todos los poderes que necesitan para gobernarse a sí mismos. Pero ninguno de los poderes que pudiesen amenazarnos”, afirmó el primer ministro.

El primer ministro de Israel citó los “Acuerdos de Abraham”, que permitieron la normalización de las relaciones entre Israel y varios países árabes, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin, Marruecos y Sudán.

Fui directamente a los estados árabes y forjé un nuevo concepto de paz. Formé cuatro acuerdos de paz históricos, los Acuerdos de Abraham, que es el doble de acuerdos de paz que todos mis predecesores en 70 años”, sostuvo Netanyahu.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se reunió con el presidente palestino, Mahmud Abás, al que transmitió su preocupación por el futuro de su pueblo e instó a frenar la violencia con Israel, tras varios días de fuerte escalada de tensión en la región. (AP)
El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se reunió con el presidente palestino, Mahmud Abás, al que transmitió su preocupación por el futuro de su pueblo e instó a frenar la violencia con Israel, tras varios días de fuerte escalada de tensión en la región. (AP)

Los acuerdos fueron firmados en 2020 con la mediación de la Administración estadounidense de Donald Trump y desde entonces las autoridades israelíes han asegurado que hay varios países de la región que estarían sopesando sumarse a los mismos, en medio de las críticas de la Autoridad Palestina y las facciones palestinas.

Las declaraciones de Netanyahu se producen, un mes después de su regreso al poder, en medio de una escalada de las tensiones durante los últimos días, ya que la semana pasada se produjeron ataques contra israelíes en Jerusalén, después de que el Ejército de Israel abatiera a una decena de palestinos en una redada en la ciudad cisjordana de Yenín, incluyendo, al menos, a una mujer civil.

El pasado martes, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se reunió con el presidente palestino, Mahmud Abás, al que transmitió su preocupación por el futuro de su pueblo e instó a frenar la violencia con Israel, tras varios días de fuerte escalada de tensión en la región.

“Lo que estamos viendo ahora es que el horizonte de los palestinos se está encogiendo, cuando se debería estar expandiendo, y eso es algo que debe cambiar”, dijo Blinken en declaraciones conjuntas tras el encuentro.

“En primera instancia, creemos que es importante tomar medidas para desescalar, detener la violencia para reducir las tensiones y tratar de crear las bases para un futuro más positivo”, agregó.

Las declaraciones de Netanyahu se producen, un mes después de su regreso al poder, en medio de una escalada de las tensiones durante los últimos días, ya que la semana pasada se produjeron ataques contra israelíes en Jerusalén. (REUTERS)
Las declaraciones de Netanyahu se producen, un mes después de su regreso al poder, en medio de una escalada de las tensiones durante los últimos días, ya que la semana pasada se produjeron ataques contra israelíes en Jerusalén. (REUTERS)

El secretario de Estado defendió la solución de dos Estados para el conflicto como la única forma de israelíes y palestinos obtengan “democracia, oportunidades y dignidad” en igual medida.

Sobre esta cuestión, dijo que Estados Unidos se opone a “cualquier acción de cualquiera de las partes que haga ese objetivo más difícil de alcanzar, más distante”.

A su vez, detalló una serie de políticas problemáticas, sobre todo del Gobierno israelí, como la expansión y legalización de colonias en Cisjordania, las demoliciones y los desalojos de viviendas y las alteraciones del statu quo en los lugares santos.

(Con información de Europa Press, AFP y EFE)

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo