El posible error que cometió China al realizar ejercicios militares frente a Taiwán

Fueron cuatro días de bloqueo intenso a la isla democrática luego de la visita de la congresista Nancy Pelosi a Taipei

FOTO DE ARCHIVO: Los buques del Grupo de Ataque Ronald Reagan el portaaviones USS Ronald Reagan (CVN 76), el crucero de misiles guiados USS Antietam (CG 54) y el destructor de misiles guiados USS Milius (DDG 69) realizan un ejercicio fotográfico con los buques de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón el destructor de helicópteros JS Kaga (DDH 184), el destructor JS Inazuma (DD 105) y el destructor JS Suzutsuki (DD 117) en el Mar del Sur de China el 31 de agosto de 2018 (Reuters)
FOTO DE ARCHIVO: Los buques del Grupo de Ataque Ronald Reagan el portaaviones USS Ronald Reagan (CVN 76), el crucero de misiles guiados USS Antietam (CG 54) y el destructor de misiles guiados USS Milius (DDG 69) realizan un ejercicio fotográfico con los buques de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón el destructor de helicópteros JS Kaga (DDH 184), el destructor JS Inazuma (DD 105) y el destructor JS Suzutsuki (DD 117) en el Mar del Sur de China el 31 de agosto de 2018 (Reuters)

Los simulacros ampliados de China en torno a Taiwán han supuesto una advertencia militar y política sin precedentes contra la injerencia exterior sobre la isla, y han abierto una ventana para reunir información de inteligencia para Estados Unidos y sus aliados.

Los cuatro días de intensos simulacros de la semana pasada -y las maniobras ampliadas de esta semana- brindan la oportunidad de examinar los misiles que China utilizaría para ahuyentar a los militares extranjeros que intervengan en cualquier futura invasión, así como sus sistemas de mando, control y comunicaciones, afirman los diplomáticos regionales y los analistas de seguridad.

Y en el frente de la inteligencia estratégica, los ejercicios han dado una pista de la capacidad de China para bloquear la isla como preludio o alternativa a cualquier invasión, mostrando el disparo de misiles balísticos sobre Taiwán por primera vez, así como ataques aéreos y marítimos simulados contra barcos en su costa oriental.

Aunque reconocen que se están recopilando datos, dos oficiales militares estadounidenses han advertido que es poco probable que los simulacros ofrezcan el tipo de oportunidad de inteligencia en profundidad que ofrecen otras maniobras más allá de los titulares. Es poco probable que China muestre sus mejores tácticas y estrategias durante unos ejercicios que sabe que están siendo observados de cerca, dijo uno de los oficiales, que habló bajo condición de anonimato.

Los funcionarios señalaron que la mayoría de los sistemas y misiles utilizados por China parecen ser conocidos por Estados Unidos y sus aliados, por lo que no estaba claro cuánto más se podía averiguar sobre sus capacidades en las últimas semanas.

El analista de seguridad Collin Koh, con sede en Singapur, dijo que, más que el armamento, los simulacros ofrecían una excelente oportunidad para observar los elementos chinos clave -el reformado Mando del Teatro Oriental de China, su Fuerza de Cohetes y su Fuerza de Apoyo Estratégico- operando juntos de forma totalmente coordinada e integrada.

Un vehículo aéreo no tripulado (UAV) Albatross, se prepara para aterrizar durante un ejercicio militar en el aeropuerto de Hengchun en el condado de Pingtung, al sur de Taiwán el 9 de agosto de 2022 (Reuters)
Un vehículo aéreo no tripulado (UAV) Albatross, se prepara para aterrizar durante un ejercicio militar en el aeropuerto de Hengchun en el condado de Pingtung, al sur de Taiwán el 9 de agosto de 2022 (Reuters)

Espero plenamente que Estados Unidos recoja de todo el espectro -señales, comunicaciones e inteligencia electrónica- es una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar”. “Cuando recoges este tipo de datos del otro lado, significa que puedes averiguar dónde están las vulnerabilidades, y te ayuda a crear tus propios sistemas de contraataque e interferencia”, dijo Koh a Reuters.

Barcos, submarinos y drones

Estados Unidos ha mantenido al menos cuatro buques de guerra al este de Taiwán, centrados en el portaaviones USS Reagan, durante los ejercicios. Y si bien esos buques ejercen una poderosa amenaza de ataque, también operan una vasta capacidad de vigilancia por encima, a través y debajo de vastas franjas del océano.

Reuters confirmó la presencia de los buques la semana pasada, y permanecen en torno al mar de Filipinas, al este de Taiwán, según los datos oficiales.

De forma menos visible, es probable que los submarinos estadounidenses, japoneses y taiwaneses y los aviones de vigilancia avanzada también participen en la operación de inteligencia, según afirman los analistas y los oficiales de inteligencia retirados.

Por ejemplo, los submarinos pueden recoger la “firma” acústica individual de un buque de guerra, datos vitales en caso de que estalle un conflicto.

Los rastreadores en línea de aviones y barcos también han informado de la presencia de activos especializados en la recopilación de inteligencia electromagnética en la zona, incluidos los potentes aviones estadounidenses RC-135S Cobra Ball y un barco de vigilancia de misiles. Taiwán también lanzó sus aviones no tripulados de reconocimiento Albatross de producción local durante las maniobras chinas, según las imágenes de vídeo revisadas por Reuters.

An Air Force pilot navigates an aircraft next to a fighter jet under the Eastern Theatre Command of China's People's Liberation Army (PLA) during military exercises in the waters and airspace around Taiwan, at an undisclosed location August 9, 2022 in this handout image released on August 10, 2022. Eastern Theatre Command/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY. MANDATORY CREDIT. NO RESALES.
An Air Force pilot navigates an aircraft next to a fighter jet under the Eastern Theatre Command of China's People's Liberation Army (PLA) during military exercises in the waters and airspace around Taiwan, at an undisclosed location August 9, 2022 in this handout image released on August 10, 2022. Eastern Theatre Command/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY. MANDATORY CREDIT. NO RESALES.

El Mando Indo-Pacífico de Estados Unidos no respondió a las preguntas de Reuters sobre el despliegue de activos de recopilación de información en la zona. Los ministerios de Defensa chino y taiwanés no respondieron a las preguntas de Reuters.

Ningún adversario activo

Los dos oficiales militares estadounidenses dijeron que se necesitaría tiempo para digerir cualquier información cosechada. Aunque los simulacros parecían mostrar que Beijing era capaz de coordinar sus fuerzas militares desde el aire, la tierra y el mar, los ejercicios no podían revelar mucho ya que no había un adversario activo, dijeron.

Las cosas son fáciles cuando no te disparan”, dijo uno de los oficiales.

Los oficiales señalaron las acciones de Rusia en Crimea en 2014 y en Siria en los últimos años, que permitieron a Estados Unidos tratar de entender las capacidades militares de Moscú. Estados Unidos creía que las fuerzas rusas podrían tomar Kiev en dos o tres días, pero sus estimaciones eran erróneas.

Hasta ahora, el Pentágono no ha cambiado su valoración de que China no sería capaz de organizar con éxito una invasión de Taiwán en cinco años. Y el número tres del Pentágono dijo el lunes que, a pesar de los ejercicios chinos, Estados Unidos no había cambiado su opinión de que era improbable que China intentara tomar militarmente Taiwán en los próximos dos años.

Trevor Hollingsbee, antiguo analista de inteligencia naval del Ministerio de Defensa británico, dijo que un objetivo clave de la inteligencia de señales sería el papel de los comisarios políticos en los barcos, un sistema inusual de control del Partido Comunista en comparación con los militares occidentales. “Buscarán cualquier prueba de que el sistema de mando bicéfalo de emplear a un oficial político en los buques de guerra chinos tiene un efecto perjudicial y aprovechable sobre la eficacia del combate”, dijo Hollingsbee a Reuters.

Un comunicado del Mando del Teatro del Este de China, emitido el martes, puso de relieve las precauciones. Describía aeronaves de alerta temprana y de interferencia que operan “bajo un complejo entorno electromagnético para perfeccionar las capacidades conjuntas de contención y control”.

Sin embargo, a otro nivel, los jefes militares chinos podrían no tener miedo de mostrar su experiencia en la realización de ejercicios tan complejos e integrados, según creen algunos analistas. “Tuvimos la oportunidad de observar y supervisar al menos un atisbo de cómo se ven haciendo ese tipo de cosas”, dijo Carl Schuster, un analista militar con sede en Hawai y ex director de operaciones del centro de inteligencia conjunta del Comando del Pacífico de Estados Unidos.

Creo que querían que lo viéramos... Creo que querían que supiéramos que éste no es el EPL... de hace incluso 10 años, querían que supiéramos lo mucho que habían progresado”.

(C) Reuters.-

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR