Rusia despidió a 115 militares por negarse a participar de la invasión a Ucrania

La justicia militar rusa indicó que los miembros de la Guardia Nacional rechazaron “arbitrariamente cumplir una misión oficial”


El régimen de Putin inició la invasión a Ucrania el pasado 24 de febrero (Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS)
El régimen de Putin inició la invasión a Ucrania el pasado 24 de febrero (Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS)

Un tribunal militar ruso de la región de Kabardia-Balkaria (sur) confirmó el despido de 115 militares que se negaron a participar en la brutal ofensiva lanzada por el régimen de Vladimir Putin en Ucrania.

Este parece ser el primer caso confirmado oficialmente de soldados rusos que se negaron a participar en la invasión iniciada el pasado 24 de febrero.

El tribunal concluyó, según un comunicado publicado el miércoles, que los militares rechazaron “arbitrariamente cumplir una misión oficial”.

La corte dijo que examinó los “documentos necesarios” e interrogó a responsables de la Guardia Nacional, una fuerza de seguridad interior que participa también en operaciones en Ucrania, pero es distinta del ejército ruso.

La audiencia se llevó a cabo a puerta cerrada para no revelar “secretos militares”, agregó el tribunal, que no precisa dónde fueron sancionados los soldados en Rusia.

El servicio de prensa del tribunal, citado por la agencia de prensa Interfax, indicó este jueves que los militares eran miembros de la Guardia Nacional que rechazaron efectuar una misión relacionada con “la operación especial” de Rusia en Ucrania.

Las tropas rusas recrudecen los ataques en el este de Ucrania (REUTERS/Alexander Ermochenko)
Las tropas rusas recrudecen los ataques en el este de Ucrania (REUTERS/Alexander Ermochenko)

Mientras, el Ejército ruso mantiene las hostilidades en suelo ucraniano. En las últimas horas las tropas de Putin bombardearon un total de 41 poblaciones en el Donbás, en el este de Ucrania, donde se encuentran las regiones prorrusas de Donetsk y Lugansk, según informaron este jueves fuentes del ejército ucraniano.

Como consecuencia de estos bombardeos, al menos seis personas han muerto y otras 12 han resultado heridas, según datos publicados por el Ejército ucraniano en su página de Facebook.

“El enemigo destruyó y dañó 52 edificios residenciales de varias plantas y otros objetivos civiles” que incluyen una escuela de secundaria, una casa de la cultura, una instalación sanitaria, entre otros, precisó la fuente.

Los ataques también han dañado infraestructuras ferroviarias e instalaciones como garajes o plataformas de evacuación de civiles.

Al menos unas 760 personas fueron rescatadas en las últimas horas de estas zonas de combate por los servicios de evacuación ucranianos, indicó la fuente.

El ejército ruso ha centrado estos días sus ataques en la zona del Donbás, cuyo control le permitiría dominar una franja de terreno que recorre el este y el sur de Ucrania hasta la península de Crimea, que ya ocupa desde 2014.

Por otro lado, los servicios de inteligencia ucranianos creen que, a la vez que atacan el Donbás, los rusos tratan de reagrupar sus tropas en las regiones de Jersón y Zaporiyia, en el sur del país y cercanas a la península de Crimea.

Según un comunicado del Ministerio de Defensa publicado hoy por las agencias locales, ese reagrupamiento de tropas en zonas ya ocupadas “indica la intención de Rusia de afianzarse en estos territorios”.

Un soldado ruso monta guardia frente al edificio de la administración civil-militar en la ciudad de Svitlodarsk, en la región de Donetsk (REUTERS/Alexander Ermochenko)
Un soldado ruso monta guardia frente al edificio de la administración civil-militar en la ciudad de Svitlodarsk, en la región de Donetsk (REUTERS/Alexander Ermochenko)

“En la región de Jersón y en el territorio ocupado de la región de Zaporiyia vemos un refuerzo que se produce como resultado del movimiento de tropas desde la península de Crimea. Y todo ello viene en tránsito desde la Federación Rusa”, subrayó la nota.

Agregó que, además de las fuerzas terrestres, esta agrupación incluye componentes aéreos y marítimos.

“Vemos que desde principios de mayo las tropas de ocupación comenzaron a reforzar sus defensas. Se están preparando estructuras de ingeniería apropiadas, (...) se está construyendo una tercera línea de defensa”, indicó el Ministerio de Defensa.

“Y ello sugiere que la ocupación de estos territorios (significa) que la Federación Rusa quiere quedarse (en ellos) por mucho tiempo. Son aspectos militares, indicadores militares que señalan las intenciones de Rusia de apoderarse y mantener estos territorios”, reiteró el ministerio.

Con información de AFP y EFE

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR