Estudiante universitario de Pakistán fue violado en grupo y filmado por sus amigos por “parecer trans”

La víctima, de 21 años, no quiere perseguir acciones legales porque en el país no hay leyes que castiguen la violación masculina y los casos de este tipo terminan en la impunidad

El joven pertenece a una familia adinerada de Pakistán y sus agresores también, la violación ocurrió en una mansión en la que solían frecuentar como grupo de amigos. (Imagen de referencia)
El joven pertenece a una familia adinerada de Pakistán y sus agresores también, la violación ocurrió en una mansión en la que solían frecuentar como grupo de amigos. (Imagen de referencia)

Un grave caso de violencia de género sucedió en Pakistán cuando un estudiante universitario fue violado en grupo, filmado y chantajeado por tres de sus compañeros, quienes lo atacaron la semana pasada en una apartada mansión en las afueras de la ciudad de Lahore, después de decirle que “parecía casi trans”.

Desde entonces, la noticia de la traumática experiencia del estudiante se ha vuelto viral, lo que destaca la falta de una ley en el país sobre la violación masculina, así como la necesidad urgente de protección legal para su comunidad transgénero.

Aunque el sobreviviente no se identifica como trans, los activistas dicen que el incidente refleja la naturaleza brutal de la transfobia en el país, donde las personas trans han sido blanco común de agresiones y violencia sexual. En el caso del estudiante, los perpetradores, dos de los cuales eran sus antiguos compañeros de escuela, lo agredieron después de decir que lo encontraban “afeminado”, “lindo” y “casi trans”.

“Es una mentalidad general que si alguien es femenino, gay o trans puede y debe ser un blanco fácil. En realidad, es una situación muy precaria para la gente en Pakistán”, dijo el abogado Haris Zayad al medio Vice.

Zayad denunció el caso en las redes sociales el 15 de mayo en nombre del sobreviviente y su familia, y está trabajando estrechamente con ellos para brindarles asesoramiento y apoyo legal.

El sobreviviente y su familia aún no han emprendido acciones legales. Las leyes de violación de Pakistán no cubren la violación masculina o la agresión sexual de hombres, y la sociedad estigmatiza la violación masculina.

“La ley pakistaní no contempla la violación de un hombre, sino que se centra en las mujeres. Bajo estas leyes de abuso sexual que no son neutrales en cuanto al género, los hombres en realidad están sufriendo”, dijo Zayad.

“En la mayoría de los casos, los sobrevivientes masculinos o las familias no continúan con un caso debido a los estigmas asociados a la agresión sexual masculina, porque no quieren que se ridiculice o se burle del sobreviviente”, agregó.

La población transgénero en Pakistán es altamente vulnerable a los abusos y las violaciones pues no existen leyes que la protejan.
La población transgénero en Pakistán es altamente vulnerable a los abusos y las violaciones pues no existen leyes que la protejan.


La familia del sobreviviente no confía en el sistema de justicia penal del país, donde las tasas de condena por violación son inferiores al 3 por ciento. El sobreviviente también se ha negado a revelar públicamente los nombres de sus atacantes, dijo Zayad.

El 13 de mayo, el sobreviviente de 21 años fue asaltado en una mansión propiedad de la familia de uno de los atacantes. El sobreviviente y los perpetradores pertenecen a familias acomodadas y ocasionalmente se reunían allí para pasar el rato.

La noche del incidente, según Zayad, uno de los presuntos violadores comenzó a molestar al sobreviviente e intentó besarlo.

“Los demás se unieron a esta loca carrera y lo agarraron, lo que provocó el ataque”, dijo Zayad.

Los perpetradores también filmaron el ataque y amenazaron al sobreviviente mientras aún sangraba profusamente por el ataque. Los atacantes no estaban intoxicados durante el ataque, pero comenzaron a beber alcohol después. Le dijeron al sobreviviente que publicarían el video de la violación si se lo contaba a alguien.

Según Zayad, el sobreviviente sufrió múltiples heridas y está muy traumatizado. Todavía se está recuperando de sus heridas físicas. Su familia tiene la intención de llevarlo fuera de Pakistán para ayudarlo a recuperarse de su trauma a través de un tratamiento psicológico.

Debido a la falta de leyes para los sobrevivientes masculinos, quienes emprenden acciones legales se ven obligados a recurrir a las leyes de Pakistán que penalizan la homosexualidad y la sodomía.

“La ley es vaga, y si invocas la ‘sodomía’, la parte de la violación en realidad se evade según esta ley, y el castigo para el violador es menos severo”, dijo Zayad.

La violencia transfóbica y homofóbica es rampante en Pakistán, pero la mayoría de los casos no se denuncian por temor a represalias, mecanismos de denuncia débiles y sistemas legales e instituciones policiales discriminatorios.

En marzo, ocho mujeres transgénero recibieron disparos en tres ataques brutales en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, en el noroeste de Pakistán. Tres de las mujeres fueron asesinadas. Desde enero del año pasado hasta marzo de 2022, un total de 24 personas transgénero fueron asesinadas en ataques transfóbicos en el país.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR