El dictador Lukashenko y Putin se reunirán este viernes para decidir si se retiran las fuerzas del Kremlin de Bielorrusia

Mientras continúan los ejercicios militares en su territorio, el máximo aliado regional de Moscú habló sobre la situación en Ucrania y el conflicto armado en la región separatista prorrusa del Donbás

Alexander Lukashenko
 Andrei Stasevich/BelTA/Handout via REUTERS
Alexander Lukashenko Andrei Stasevich/BelTA/Handout via REUTERS

El líder de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, afirmó hoy que este viernes decidirá con su homólogo ruso, Vladímir Putin, la retirada de los soldados rusos que participan en los ejercicios militares conjuntos en territorio bielorruso, incluido en el sur, limítrofe con Ucrania.

”Como decidamos mañana así será”, señaló escuetamente durante la inspección de las maniobras “Determinación aliada-2022″ en el campamento de entrenamiento de Osipovichi, al sur de Minsk, según la agencia oficial bielorrusa, BELTA.

Los ejercicios militares conjuntos entre Rusia y Bielorrusia finalizarán el próximo día 20.

El Kremlin confirmó ayer que la reunión entre ambos mandatarios tendrá lugar mañana en Moscú y que los dos líderes darán posteriormente declaraciones.

Una vista muestra el campo de entrenamiento de Gozhsky durante los ejercicios militares realizados por las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia en la región de Grodno, Bielorrusia. Ramil Nasibulin/BelTA/vía REUTERS.
Una vista muestra el campo de entrenamiento de Gozhsky durante los ejercicios militares realizados por las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia en la región de Grodno, Bielorrusia. Ramil Nasibulin/BelTA/vía REUTERS.

También dijo que no hay necesidad de crear bases militares rusas en Bielorrusia, pero sí pedirá a Moscú que cree un centro de entrenamiento para el desarrollo de misiles rusos de corto alcance Iskander.

Lukashenko asimismo consideró que los estadounidenses tienen una inteligencia inútil para predecir un ataque ruso inminente contra Ucrania en fechas que finalmente no se produjeron y al afirmar que lejos de poder hablar de un repliegue de las tropas de la frontera con el país vecino, ha aumentado las fuerzas allí.

Igualmente sostuvo, siempre según BELTA, que la guerra en el Donbás entre el Ejército ucraniano y los separatistas prorrusos apoyados por Moscú hubiera acabado ya si el liderazgo de Ucrania así lo quisiera.

Tanto Rusia como Bielorrusia han afirmado que las tropas serán retiradas a sus guarniciones permanentes una vez concluidas las maniobras.

Un panorama de los lugares elegidos para realizar los ejercicios militares
Un panorama de los lugares elegidos para realizar los ejercicios militares

El ministro bielorruso de Exteriores, Vladímir Makéi, aseguró el miércoles que, una vez finalizadas las maniobras conjuntas con Rusia el domingo, “ni un soldado y ni una pieza de equipamiento militar” permanecerá en territorio de Bielorrusia.

”Ni un solo soldado, no una sola pieza de equipamiento militar (de las Fuerzas Armadas de Rusia) permanecerán tras estos ejercicios”, Determinación aliada-2022, señaló el jefe de la diplomacia bielorrusa en una rueda de prensa en Minsk, según la agencia estatal BELTA.

En su opinión, los dos países llevan a cabo los ejercicios conjuntos porque la OTAN ha reforzado su presencia cerca de sus fronteras, lo que incluye recientemente a las vecinas Polonia y Lituania.

También sostuvo que las maniobras no violan ningún acuerdo o documento internacional.

Un helicóptero dispara durante unos ejercicios militares de las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia en el campo de entrenamiento de Gozhsky en la región de Grodno, Bielorrusia. Leonid Scheglov/BelTA/vía REUTERS.
Un helicóptero dispara durante unos ejercicios militares de las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia en el campo de entrenamiento de Gozhsky en la región de Grodno, Bielorrusia. Leonid Scheglov/BelTA/vía REUTERS.

Tanto Bielorrusia como Rusia se han negado a dar explicaciones a los países miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) bajo el llamado Documento de Viena que busca favorecer la transparencia en el movimiento de tropas, porque alegan que los ejercicios no tienen un alcance como para tener que ser notificados en virtud de las medidas de construcción de confianza.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que unos 30.000 soldados, cazas, misiles Iskander y sistemas de defensa aérea S-400 participan en las maniobras, que calificó como el “mayor” despliegue militar en Bielorrusia desde la Guerra Fría.

(con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR