EEUU está preocupado por un posible despliegue de armas nucleares rusas en Bielorrusia

Según un funcionario de alto nivel, los ejercicios militares conjuntos entre los aliados fueron “más allá de lo normal” y podrían anticipar una presencia militar de Rusia permanente

Paracaidistas rusos caminan antes de subir a los aviones de transporte Ilyushin Il-76 mientras participan en los ejercicios militares "Zapad-2021" organizados por las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia (REUTERS/Vitaly Nevar)
Paracaidistas rusos caminan antes de subir a los aviones de transporte Ilyushin Il-76 mientras participan en los ejercicios militares "Zapad-2021" organizados por las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia (REUTERS/Vitaly Nevar)

A Estados Unidos le preocupa que los proyectos de reforma constitucional en Bielorrusia puedan conducir al despliegue de armas nucleares de Moscú en ese país, dijo el martes a los periodistas un alto funcionario del Departamento de Estado.

Los ejercicios militares conjuntos entre Rusia y Bielorrusia anunciados el martes por Minsk, cuando las tropas rusas llegaron al país, fueron “más allá de lo normal” y podrían anticipar una presencia militar rusa permanente que involucre fuerzas tanto convencionales como nucleares, advirtió el funcionario que pidió permanecer en el anonimato.

Más temprano, Estados Unidos expresó su alarma por la llegada de tropas rusas a Bielorrusia, señalando su temor de que Moscú estuviera buscando una nueva forma de invadir Ucrania.

“El hecho de que estemos viendo este movimiento hacia Bielorrusia claramente les da a los rusos otro acercamiento en caso de que decidan emprender más acciones militares contra Ucrania”, había dicho una fuente estadounidense a periodistas bajo condición de anonimato

Estados Unidos también destacó que Rusia está lista para atacar a Ucrania “en cualquier momento” y advirtió que occidente “no descarta ninguna opción”, previo a un encuentro en Ginebra entre los cancilleres de Washington y Moscú.

Vladimir Putin y Alexander Lukashenko (REUTERS/Shamil Zhumatov)
Vladimir Putin y Alexander Lukashenko (REUTERS/Shamil Zhumatov)

“Ninguna opción está descartada”, dijo a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, al advertir sobre una “situación extremadamente peligrosa”.

“Ahora estamos en una etapa en la que Rusia podría en cualquier momento lanzar un ataque contra Ucrania”, afirmó. “Yo diría que eso es más severo de lo que hemos sido nosotros”.

Las declaraciones de Psaki se producen antes de que los jefes de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, y rusa, Serguéi Lavrov, se reúnan el viernes en Ginebra.

Blinken partió este martes rumbo a Kiev, donde realizará una visita el miércoles, en un contexto de alta tensión después de que Rusia desplegara decenas de miles de tropas en la frontera con Ucrania.

Luego el secretario de Estado viajará a Berlín, donde se reunirá con representantes del Reino Unido, Francia y Alemania para abordar la situación, previo a su encuentro con Lavrov.

Reclamo ruso

Rusia reclamó este martes respuestas “concretas” antes de continuar discutiendo sobre Ucrania, mientras los países occidentales intentan llevar a Moscú a la mesa de negociaciones para evitar un conflicto militar.

La semana pasada se celebraron negociaciones en Ginebra, Bruselas y Viena, que no hicieron más que constatar la brecha que separa a Rusia de los países occidentales.

Una de las principales exigencias de Rusia es que la OTAN ofrezca garantías de que no incorporará nuevos países del Este de Europa (REUTERS/Reinhard Krause)
Una de las principales exigencias de Rusia es que la OTAN ofrezca garantías de que no incorporará nuevos países del Este de Europa (REUTERS/Reinhard Krause)

Moscú “está ahora esperando respuestas a estas propuestas -como nos prometieron- para continuar las negociaciones”, declaró Lavrov durante una rueda de prensa conjunta el martes con su homóloga alemana, Annalena Baerbock.

Una de las principales exigencias de Rusia es que la OTAN ofrezca garantías de que no incorporará nuevos países del Este.

Poco después, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que había invitado a Rusia y a los socios de la Alianza a una nueva ronda de negociaciones.

Durante una conversación telefónica con Lavrov, Blinken abogó por la “vía diplomática” para solucionar la crisis, según Washington. Pero Lavrov insistió en que Rusia espera respuestas “concretas” y que estas lleguen “cuanto antes”, explicó Moscú.

En respuesta a una revolución prooccidental en Ucrania, Rusia se anexionó en 2014 la península ucraniana de Crimea y se considera que da apoyo militar de los separatistas prorrusos del este de Ucrania, escenario de una guerra desde hace ocho años

Además de un tratado que prohíba una eventual ampliación de la OTAN -y sobre todo la adhesión de Ucrania y Georgia-, Rusia reclama que los estadounidenses y sus aliados renuncien a realizar maniobras y despliegues militares en Europa del Este.

Entretanto, el Reino Unido anunció el envío de armamento, como misiles antitanques, a Ucrania, mientras que Kiev se quejaba precisamente de que los países occidentales no parecían darse prisa en reforzar su ayuda militar al país.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR