Los diputados franceses aprobaron un proyecto de ley para prohibir las terapias de conversión de homosexuales

La propuesta, que fue avalada por unanimidad, ahora deberá pasar por el Senado. Prevé penas de hasta dos años de cárcel y 34.000 dólares de multa

Imagen de archivo de una sesión en el Parlamento francés, en París. EFE/EPA/YOAN VALAT
Imagen de archivo de una sesión en el Parlamento francés, en París. EFE/EPA/YOAN VALAT

Los diputados franceses aprobaron por unanimidad esta madrugada una proposición de ley para prohibir las terapias de conversión de homosexuales, muy extendidas entre la extrema derecha y en ámbitos religiosos.

La proposición, que ahora tiene que ser aprobada en el Senado, prevé un delito contra los supuestos terapeutas que puede ser penado con hasta dos años de cárcel y 30.000 euros (34.000 dólares) de multa, e incluso tres años de cárcel en caso de reincidencia.

En el punto de mira de la ley están las “prácticas, comportamientos o declaraciones repetidas destinadas a modificar o reprimir la orientación sexual o la identidad de género” de una persona con el fin de “alterar su salud física o mental”.

Esas “terapias” que buscan “curar” a los homosexuales son poco conocidas en Francia y difícilmente cuantificables.

FOTO DE ARCHIVO: Un manifestante sostiene la bandera LGBT durante una protesta contra una ley que prohíbe el contenido LGBTQ en las escuelas y los medios de comunicación en el Palacio Presidencial en Budapest, Hungría, 16 de junio de 2021. REUTERS/Bernadett Szabo
FOTO DE ARCHIVO: Un manifestante sostiene la bandera LGBT durante una protesta contra una ley que prohíbe el contenido LGBTQ en las escuelas y los medios de comunicación en el Palacio Presidencial en Budapest, Hungría, 16 de junio de 2021. REUTERS/Bernadett Szabo

En 2019, la diputada Laurence Vanceunebrock, del partido mayoritario LREM, y su colega de izquierda Bastien Lachaud, citaron un “centenar de casos recientes” y se alarmaron del “aumento de las denuncias”.

Este proyecto de ley permitiría “salvar vidas”, dijo la ministra interina de la Igualdad, Elisabeth Moreno.

“No hay nada que curar. Ser uno mismo no es un crimen, no se debe buscar cambiar la identidad de género o la orientación sexual de las personas”, sostuvo Moreno.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron. EFE/EPA/SEBASTIEN BOZON
El presidente de Francia, Emmanuel Macron. EFE/EPA/SEBASTIEN BOZON

Presentada por el partido del presidente galo, Emmanuel Macron, y apoyada por el Gobierno, la proposición de ley contó con el respaldo de todas las fuerzas políticas.

Entre las prácticas que pretende perseguir figuran la hipnosis aplicada a homosexuales, la abstinencia o el exorcismo.

La ley puede no ser aprobada de forma definitiva si el Senado no acelera su adopción, puesto que en febrero próximo se cierra el periodo de sesiones para dar paso a la campaña presidencial.

(Con información de EFE y AFP)

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR