Corea del Sur teme que Kim Jong-un utilice “provocaciones militares” y fortalecerá sus sistemas de misiles

La decisión tiene lugar luego de que Pyongyang realizara su cuarta prueba de proyectiles en las últimas tres semanas. Seúl tendrá más asesoramiento de los Estados Unidos

Kim Jong-un, durante una visita a un centro de pruebas de armas de largo alcance (KCNA/via REUTERS)
Kim Jong-un, durante una visita a un centro de pruebas de armas de largo alcance (KCNA/via REUTERS)

Corea del Sur fortalecerá sus sistemas de misiles de cara a perfeccionar su estrategia conjunta “de disuasión a medida” con Estados Unidos, según un informe presentado este miércoles, días después de que Pyongyang realizara su cuarta prueba de misiles en las últimas tres semanas.

El informe del Estado Mayo Conjunto (JCS), remitido para auditoría parlamentaria anual, subraya que, con el diálogo estancado durante mucho tiempo, Corea del Norte ha “seguido reforzando sus capacidades nucleares y de misiles” y que, “aunque existe la posibilidad de diálogo”, puede incurrir en “provocaciones militares”.

El texto ha sido remitido unos pocos días después de que Pyongyang realizara su cuarta prueba de misiles en 20 días y de que a su vez el líder norcoreano, Kim Jong-un, ordenara restaurar las comunicaciones con Seúl, rotas hace dos meses, y abriera la puerta al diálogo insistiendo en que el Sur no es su objetivo militar.

Personas miran transmisión televisiva de un reporte sobre el lanzamiento de Corea del Norte de lo que parece ser un par de misiles balísticos frente a su costa este, Seúl, Corea del Sur, 15 septiembre 2021.
REUTERS/Kim Hong-Ji
Personas miran transmisión televisiva de un reporte sobre el lanzamiento de Corea del Norte de lo que parece ser un par de misiles balísticos frente a su costa este, Seúl, Corea del Sur, 15 septiembre 2021. REUTERS/Kim Hong-Ji

“Desarrollaremos aún más la estrategia de disuasión a medida de la República de Corea (nombre oficial del país) y EE.UU., y reforzaremos nuestras capacidades de ataque estratégico y defensa antimisiles al maximizar el uso de tecnologías científicas de vanguardia”, afirma el texto.

De hecho, la semana pasada Seúl y Washington ya llevaron a cabo un ejercicio de simulación para fortalecer este sistema de “disuasión”, según el informe.

El informe cita en este sentido una serie de activos como los nuevos cazas F-35 surcoreanos adquiridos de EE.UU., su nuevo misil tierra-aire Cheongung II o sus nuevos misiles balísticos diseñados para ser lanzados desde un submarino, que Seúl exhibió hace unas tres semanas en respuesta a un lanzamiento norcoreano.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ofrecen una conferencia de prensa conjunta tras un día de reuniones en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, el 21 de mayo de 2021.  REUTERS/Jonathan Ernst
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ofrecen una conferencia de prensa conjunta tras un día de reuniones en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, el 21 de mayo de 2021. REUTERS/Jonathan Ernst

El ejército sureño está “reasesorando” la situación regional con base en el choque EE.UU.-China y también la de la península a partir de lo dicho por Kim Jong-un durante el congreso del partido único en enero, en el que aseguró que Pyongyang está desarrollando todo tipo de armamento de última generación, concluye el documento.

Algunos de estos activos, como un nuevo misil de crucero y un nuevo misil hipersónico, acaban de ser testeados por el régimen norcoreano evidenciando, junto con los nuevos desarrollos del Sur, que la región se encuentra en plena escalada armamentística mientras el diálogo sobre desnuclearización sigue estancado desde 2019.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR