Tensión en Kosovo y amenaza de Serbia: advirtió que “reaccionará” para proteger a sus ciudadanos si la OTAN no lo hace antes

El gobierno kosovar prohibió la entrada de vehículos con patente serbia a través del paso fronterizo de Jarinje. Belgrado asegura que “no quiere poner en peligro la paz” y la Unión Europea pidió evitar acciones unilaterales

Un vehículo de la policía especial de Kosovo custodia las protestas contra la medida del gobierno de prohibir la entrada de vehículos serbios (REUTERS/Laura Hasani)
Un vehículo de la policía especial de Kosovo custodia las protestas contra la medida del gobierno de prohibir la entrada de vehículos serbios (REUTERS/Laura Hasani)

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, ha dado 24 horas para que la OTAN actúe frente a la situación de conflicto que viven los ciudadanos serbios en Kosovo, y ha aseverado que “si la OTAN no reacciona, Serbia reaccionará”.

“Reiteré al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que no entraremos en Kosovo con nuestras tropas porque no podremos en peligro la paz”, ha aseverado Vucic en una entrevista para el canal TV Pink, quien ha matizado que si prosiguen los ataques contra sus conciudadanos, “Serbia reaccionará y no permitirá que eso suceda”.

Así, el mandatario ha remarcado que no ha enviado sus tropas ni ningún tipo de miembro de las fuerzas de seguridad del país a la frontera con Kosovo, pero si ha reconocido que las ha puesto en alerta.

Un serbio de Kosovo es fotografiado ondeando una bandera serbia mientras la gente protesta contra la prohibición del gobierno de la entrada de vehículos con matrícula serbia en Jarinje, Kosovo. REUTERS / Laura Hasani
Un serbio de Kosovo es fotografiado ondeando una bandera serbia mientras la gente protesta contra la prohibición del gobierno de la entrada de vehículos con matrícula serbia en Jarinje, Kosovo. REUTERS / Laura Hasani

Este mismo domingo, el Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, ha apelado este domingo a rebajar al tensión en la zona por los bloqueos de carreteras.

“Sigo estrechamente la situación en el norte de Kosovo. Serbia y Kosovo deben rebajar la tensión sin condiciones previas (...) retirando de inmediato las unidades especiales policiales y desmantelando los bloqueos de carreteras”, ha afirmado Borrell en un comunicado.

Además, el máximo responsable de la diplomacia europea advierte de que “cualquier nueva provocación o acción unilateral o no coordinada es inaceptable”.

La policía especial de Kosovo con vehículos blindados se muestra como cientos de serbios de Kosovo protestan contra la prohibición del gobierno de ingresar vehículos con placas de matrícula serbias en Jarinje, Kosovo. REUTERS / Laura Hasani
La policía especial de Kosovo con vehículos blindados se muestra como cientos de serbios de Kosovo protestan contra la prohibición del gobierno de ingresar vehículos con placas de matrícula serbias en Jarinje, Kosovo. REUTERS / Laura Hasani

“Kosovo y Serbia deben hallar soluciones para desactivar la situación y acordar una vía para avanzar. La UE apoyará activamente estos esfuerzos”, ha explicado.

En cualquier caso, ha destacado que “los líderes kosovares y serbios son totalmente responsables de cualquier riesgo para la seguridad y el bienestar de las comunidades locales tanto en Kosovo como en Serbia” y por ello ha recordado que ya lo mencionó en sus conversaciones de esta semana con el presidente serbio y el primer ministro kosovar, Albin Kurti.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, viajará el próximo martes a los Balcanes donde se reunirá con dirigentes de la región de cara a la cumbre de octubre, centrada en la relación entre la UE y los Balcanes y en medio de un clima de crecientes tensiones.

Oficiales de la policía especial de Kosovo son fotografiados mientras cientos de serbios de Kosovo protestan contra la prohibición del gobierno de ingresar vehículos con placas de matrícula serbias (REUTERS / Laura Hasani)
Oficiales de la policía especial de Kosovo son fotografiados mientras cientos de serbios de Kosovo protestan contra la prohibición del gobierno de ingresar vehículos con placas de matrícula serbias (REUTERS / Laura Hasani)

El miércoles, Von der Leyen se desplazará a Kosovo, Montenegro y Serbia, una visita que coincide con las crecientes tensiones entre Pristina y Belgrado a cuenta de los controles a la circulación entre Serbia y su antigua provincia, así como con los conflictos religiosos en Montenegro.

(con información de EP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR