Canadá: la Iglesia Católica pidió perdón por las muertes y los abusos a niños indígenas en internados

La institución se disculpó después de que en los últimos meses se descubrieran más de 1.000 tumbas cerca de antiguas organizaciones gestionadas por la Iglesia

Fotografía sin fechar cedida por el Centro Nacional para la Verdad y la Reconciliación (NCTR) de Canadá donde aparecen niños indígenas y personal religioso mientras posan en las afueras de la Escuela Residencial de Kamloops en la Columbia Británica, Canadá (Foto: EFE)
Fotografía sin fechar cedida por el Centro Nacional para la Verdad y la Reconciliación (NCTR) de Canadá donde aparecen niños indígenas y personal religioso mientras posan en las afueras de la Escuela Residencial de Kamloops en la Columbia Británica, Canadá (Foto: EFE)

Los obispos católicos de Canadá se han disculpado formalmente con los pueblos indígenas del país después de que en los últimos meses se descubrieran más de 1.000 tumbas cerca de antiguos internados gestionados por la Iglesia, según una declaración publicada el viernes.

“Nosotros, los obispos católicos de Canadá, expresamos nuestro profundo remordimiento y ofrecemos una disculpa inequívoca”, dijeron.

También reconocieron “el sufrimiento vivido en los internados” y los “graves abusos cometidos por algunos miembros” de la comunidad católica.

“Muchas comunidades religiosas y diócesis católicas han servido en este sistema que ha llevado a la supresión de las lenguas indígenas, la cultura y la espiritualidad, sin respetar la rica historia, las tradiciones y la sabiduría de los pueblos indígenas”, dijeron.

La declaración también reconoce el “trauma histórico y actual, así como el legado de sufrimiento y los desafíos que continúan hasta el día de hoy para los pueblos indígenas”.

El gobierno federal de Canadá pidió disculpas por el sistema en 2008. La Iglesia Católica, que dirigía la mayoría de las escuelas, no se había disculpado hasta ahora (Foto: REUTERS)
El gobierno federal de Canadá pidió disculpas por el sistema en 2008. La Iglesia Católica, que dirigía la mayoría de las escuelas, no se había disculpado hasta ahora (Foto: REUTERS)

Este verano se encontraron más de 1.000 tumbas sin marcar cerca de los antiguos internados católicos para niños indígenas. Muchos grupos indígenas han pedido repetidamente una disculpa del Papa.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que ha hecho de la reconciliación con los pueblos indígenas una de sus prioridades, lamentó la negativa de Francisco y de la Iglesia Católica a reconocer su “responsabilidad” y su “parte de culpa” en la gestión de los internados.

Para Trudeau, estos hallazgos “reafirman una verdad que conocen desde hace mucho tiempo” y “profundizan el dolor que las familias y los pueblos indígenas están sintiendo”, un “trauma” que es “responsabilidad de Canadá”, por lo que el Gobierno continuará proporcionando los recursos necesarios para “sacar a la luz estos terribles males”.

El comunicado con la disculpa fue emitido tras la asamblea plenaria anual de la Conferencia Canadiense de Obispos Católicos. En el texto también se informó de que el papa Francisco recibirá a una delegación de indígenas en diciembre.

El grupo indígena cowessess, en la provincia de Saskatchewan, en el oeste de Canadá, dijo que ha descubierto las tumbas en los terrenos de la escuela residencial Marieval, que estuvo en funcionamiento entre 1899 y 1997, unos 2.500 kilómetros al noroeste de Toronto (Foto: EFE)
El grupo indígena cowessess, en la provincia de Saskatchewan, en el oeste de Canadá, dijo que ha descubierto las tumbas en los terrenos de la escuela residencial Marieval, que estuvo en funcionamiento entre 1899 y 1997, unos 2.500 kilómetros al noroeste de Toronto (Foto: EFE)

La disculpa llega menos de una semana antes del primer Día Nacional de la Verdad y la Reconciliación para los niños desaparecidos y los supervivientes de los internados, previsto para el 30 de septiembre.

Los graves descubrimientos reavivaron el trauma sufrido por unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit que fueron apartados de sus familias, su lengua y su cultura y reclutados a la fuerza en 139 internados de todo el país hasta la década de 1990.

Muchos de ellos fueron sometidos a malos tratos o abusos sexuales y más de 4.000 murieron, según una comisión de investigación que concluyó que Canadá había cometido un “genocidio cultural”.

Los graves descubrimientos reavivaron el trauma sufrido por unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit en estas instituciones (Foto: REUTERS)
Los graves descubrimientos reavivaron el trauma sufrido por unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit en estas instituciones (Foto: REUTERS)

Algunas de las víctimas que hablaron con la agencia Reuters recordaron el hambre perpetuo y la soledad atormentadora. En tanto, las escuelas eran dirigidas bajo la amenaza y el uso frecuente de la fuerza.

El gobierno federal de Canadá pidió disculpas por el sistema en 2008. La Iglesia Católica, que dirigía la mayoría de las escuelas, no se había disculpado hasta ahora.

(Con información de AFP, EP y Reuters)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR