Incendiaron dos iglesias en Canadá tras el hallazgo en un internado católico de tumbas sin identificar con restos de 750 niños indígenas

A comienzos de semana ya habían sido atacados otros dos edificios ubicados en la región de Okanagan

Las chaquetas de los bomberos cuelgan en la cerca de los restos quemados de la Iglesia del Sagrado Corazón en la Reserva India Penticton, cerca de Penticton, Columbia Británica, el lunes 21 de junio de 2021. La policía canadiense dice que dos iglesias católicas romanas en las reservas de las Primeras Naciones en Columbia Británica se han quemado hasta los cimientos en incendios nocturnos. La RCMP dice que ambas iglesias fueron destruidas y los investigadores están tratando los incendios como sospechosos. 
(James Miller / Penticton Herald vía AP)
Las chaquetas de los bomberos cuelgan en la cerca de los restos quemados de la Iglesia del Sagrado Corazón en la Reserva India Penticton, cerca de Penticton, Columbia Británica, el lunes 21 de junio de 2021. La policía canadiense dice que dos iglesias católicas romanas en las reservas de las Primeras Naciones en Columbia Británica se han quemado hasta los cimientos en incendios nocturnos. La RCMP dice que ambas iglesias fueron destruidas y los investigadores están tratando los incendios como sospechosos. (James Miller / Penticton Herald vía AP)

Dos iglesias católicas situadas en el interior sur de Columbia Británica, en Canadá, fueron incendiadas este sábado en relación con el hallazgo de los cuerpos de más de 750 menores indígenas enterrados en un internado.

El jefe de la comunidad indígena de Lower Similkameen, Keith Crow, afirmó que recibió una llamada alertando de que la iglesia de Choapaka estaba en llamas y que, cuando llegó al lugar, tan solo quedaban cenizas, según detalló el medio canadiense CBC. “Estoy enfadado. No veo nada positivo en esto”, aseguró Crow, quien más tarde descubrió que la iglesia de Santa Ana, ubicada en la comunidad indígena de Upper Similkameen también había sido incendiada.

 (Liam Richards/The Canadian Press via AP)
(Liam Richards/The Canadian Press via AP)

Crow considera que estos sucesos “no son una coincidencia”, ya que ambos incendios se declararon con apenas una hora de diferencia e inmediatamente después de que otras dos iglesias en Okanagan hayan sido destruidas a comienzos de esta semana.

“Ambas iglesias fueron destruidas”, dijo en un comunicado el sargento Jason Bayda, de la Policía Montada de Canadá.

Las autoridades consideran que los incendios del sábado son “sospechosos” y están buscando “si están relacionados con los incendios de iglesias del 21 de junio en Penticton y Oliver”, dijo el sargento.

Las investigaciones sobre los incendios de junio siguen en curso.

Fotografía sin fechar cedida por el Centro Nacional para la Verdad y la Reconciliación (NCTR) de Canadá donde aparecen niños indígenas y personal religioso mientras posan en las afueras de la Escuela Residencial de Kamloops en la Columbia Británica, Canadá. EFE/NCTR Canadá
Fotografía sin fechar cedida por el Centro Nacional para la Verdad y la Reconciliación (NCTR) de Canadá donde aparecen niños indígenas y personal religioso mientras posan en las afueras de la Escuela Residencial de Kamloops en la Columbia Británica, Canadá. EFE/NCTR Canadá

Estos ataques a iglesias se producen en el marco de una investigación que halló más de 750 tumbas sin nombre cerca de un internado de menores indígenas, en medio de la polémica levantada en el país por el hallazgo de más tumbas en escuelas que se levantaron para la asimilación forzosa de población indígena.

El grupo indígena cowessess, en la provincia de Saskatchewan, en el oeste de Canadá, dijo que ha descubierto las tumbas en los terrenos de la escuela residencial Marieval, que estuvo en funcionamiento entre 1899 y 1997, unos 2.500 kilómetros al noroeste de Toronto. EFE/Archivo
El grupo indígena cowessess, en la provincia de Saskatchewan, en el oeste de Canadá, dijo que ha descubierto las tumbas en los terrenos de la escuela residencial Marieval, que estuvo en funcionamiento entre 1899 y 1997, unos 2.500 kilómetros al noroeste de Toronto. EFE/Archivo

El jefe de la tribu Cowessess, Cadmus Delorme, informó de este descubrimiento y confirmó que “no se trata de una fosa común”, sino de “tumbas sin nombre” en el cementerio que supervisó hasta 1960 la Iglesia Católica, quien según el líder habría retirado las tumbas.

El edificio administrativo principal de la Escuela Residencial India de Kamloops se ve en Kamloops, Columbia Británica, Canadá, alrededor de 1970. Biblioteca y Archivos de Canadá / Folleto
El edificio administrativo principal de la Escuela Residencial India de Kamloops se ve en Kamloops, Columbia Británica, Canadá, alrededor de 1970. Biblioteca y Archivos de Canadá / Folleto

La Escuela Residencial Indígena Marieval, donde se encontraron las tumbas, operó desde 1899 hasta 1996 en el área donde ahora reside la tribu Cowessess, a unos 140 kilómetros al este de la ciudad de Regina, capital de la provincia de Saskatchewan. Aunque la escuela fue demolida, la iglesia y el cementerio se mantuvieron.

Se trataría del mayor anuncio sobre hallazgo de tumbas en internados para menores indígenas hasta el momento, después de que a finales de mayo se anunciara el descubrimiento de más de 210 cadáveres de niños enterrados hace más de 40 años en la antigua Escuela Residencial India Kamloops.

Un nuevo edificio de aulas en la Escuela Residencial India de Kamloops se ve en Kamloops, Columbia Británica, Canadá, alrededor de 1950. Biblioteca y Archivos de Canadá / Folleto
Un nuevo edificio de aulas en la Escuela Residencial India de Kamloops se ve en Kamloops, Columbia Británica, Canadá, alrededor de 1950. Biblioteca y Archivos de Canadá / Folleto

Los graves descubrimientos reavivó el trauma sufrido por unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit que fueron apartados de sus familias, su lengua y su cultura y reclutados a la fuerza en 139 internados de todo el país hasta la década de 1990.

Muchos de ellos fueron sometidos a malos tratos o abusos sexuales y más de 4.000 murieron, según una comisión de investigación que concluyó que Canadá había cometido un “genocidio cultural”.

Tras el descubrimiento, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se mostró “muy entristecido” y prometió que “honrarán su memoria” y contarán “la verdad sobre estas injusticias”, ya que “ningún niño debería haber sido separado de sus familias y comunidades y despojado de su idioma, cultura e identidad”.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, asiste a una conferencia de prensa en Rideau Cottage durante la cual, entre otros temas, habló sobre las tumbas sin marcar encontradas recientemente y los esfuerzos continúan para ayudar a frenar la propagación del COVID-19, en Ottawa, Ontario, Canadá. 25 junio de 2021. REUTERS/Blair Gable
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, asiste a una conferencia de prensa en Rideau Cottage durante la cual, entre otros temas, habló sobre las tumbas sin marcar encontradas recientemente y los esfuerzos continúan para ayudar a frenar la propagación del COVID-19, en Ottawa, Ontario, Canadá. 25 junio de 2021. REUTERS/Blair Gable

El viernes pasado, el primer ministro ofreció las disculpas de su país, pidió al Papa que hiciera lo mismo y no descartó una investigación penal.

Para Trudeau, estos hallazgos “reafirman una verdad que conocen desde hace mucho tiempo” y “profundizan el dolor que las familias y los pueblos indígenas están sintiendo”, un “trauma” que es “responsabilidad de Canadá”, por lo que el Gobierno continuará proporcionando los recursos necesarios para “sacar a la luz estos terribles males”.

(con información de EP y AFP)

SEGUIR LEYENDO: