Asesinó a sus padres por no dejarlo ver animé y los ocultó en un refrigerador

El japonés de 59 años alegó vivir con mucho estrés por ser enfermero de ambos y confesó que cuando le interrumpieron su serie decidió estrangularlos con un cable eléctrico

Junji Matsumoto admitió su responsabilidad en los crímenes.
Junji Matsumoto admitió su responsabilidad en los crímenes.

Un hombre de 59 años fue puesto bajo custodia por presuntamente dejar los cadáveres de sus padres dentro de un refrigerador en su residencia en la ciudad de Fukuoka, Japón.

Según la policía, el mes pasado, Junji Matsumoto, habría admitido ser responsable de los crímenes, pero no especificó los medios que utilizó para esconder los cadáveres de Hirokazu de 88 años y Makie de 87 años, en el refrigerador de su casa, la noche del 21 de junio.

El sospechoso dijo que llevó a cabo el crimen debido al estrés causado por ser enfermero de ambos. “Se volvió problemático cuando el cuidado de mis padres siempre interrumpió mi visualización del animé. No pude soportarlo, así que los maté”, dijo.

El 28 de junio, agentes que recibieron una información anónima entraron a la residencia en el distrito Nishi de la ciudad de Fukuoka y encontraron los cuerpos dentro del refrigerador industrial con puerta de vidrio.

Posteriormente, la policía confirmó que los cuerpos son los de los padres del sospechoso. Los resultados de las autopsias no revelaron las causas de la muerte.

Matsumoto compartió la residencia con sus padres. Un testigo le dijo a la policía que lo vieron de compras en una tienda departamental en Tenjin con Makie el 20 de junio.

A principios del 28 de junio, un familiar se puso en contacto con la policía después de que los ocupantes de la residencia “se desconectaran” durante un período prolongado.

A la llegada de la policía, se cerró el refrigerador con cinta adhesiva. Un examen de los cuerpos no mostró signos de heridas externas.

Matsumoto huyó de la residencia en bicicleta la noche del 23 de junio. Luego viajó en tren por todo el país, incluso a las prefecturas de Yamaguchi, Shizuoka, Akita y Yamagata.

Alrededor de las 9:00 am del 5 de julio, la policía detuvo a Matsumoto en el estacionamiento de un hotel en la ciudad de Kioto. Tras su arresto por sospecha de abandonar un cadáver, Matsumoto admitió las acusaciones.

Durante la investigación posterior, se supo que Matsumoto decidió matar a sus padres después de que su padre, Hirokazu, le pidiera ayuda para usar el baño.

El hombre reiteró lo molesto que fue ser interrumpido mientras veía una serie de anime, y de acuerdo con medios locales, también le confesó a la policía que había usado un cable eléctrico para estrangular a su padre.

SEGUIR LEYENDO