El Vaticano presiona al Gobierno italiano para que cambie un proyecto de ley contra la homofobia

La Santa Sede planteó en su carta el temor por la “libertad de pensamiento” de los católicos y por las posibles consecuencias judiciales

El papa Francisco (REUTERS/Remo Casilli)
El papa Francisco (REUTERS/Remo Casilli)

El Vaticano pidió formalmente al Gobierno italiano que modifique el proyecto de ley contra la homofobia y transfobia que está siendo examinado actualmente en el Senado, pues considera que en algunos de sus pasajes podría violar el Concordato, al acuerdo que regula las relaciones entre Iglesia y Estado, revela hoy “Il Corriere della sera”.

La petición, formulada mediante una “nota verbal” presentada por el secretario de Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher, el pasado jueves en la Embajada italiana ante la Santa Sede, es un hecho sin precedentes en la historia de las relaciones entre Italia y el Vaticano, que nunca hasta ahora había intervenido durante el trámite para la aprobación de una ley italiana, según el diario.

”Algunos contenidos actuales de la propuesta legislativa que se está examinando en el Senado reducen la libertad garantizada a la Iglesia Católica por el artículo 2, párrafos 1 y 3 del acuerdo de revisión del Concordato”, se lee en el texto.

Los párrafos mencionados se refieren a la “libertad de organización, de público ejercicio de culto, de ejercicio de magisterio y del ministerio episcopal” y a la garantía “a los católicos y sus asociaciones y organizaciones la plena libertad de reunión y manifestación del pensamiento con la palabra, los escritos y cualquier otro medio de difusión”, explicó el medio.

La ley fue aprobada con  265 votos a favor y 193 en contra el pasado 4 de noviembre.
EFE/EPA/RICCARDO ANTIMIANI
La ley fue aprobada con 265 votos a favor y 193 en contra el pasado 4 de noviembre. EFE/EPA/RICCARDO ANTIMIANI

Entre las cuestiones planteadas figura que las escuelas católicas privadas no estarían exentas de organizar actividades durante la futura Jornada Nacional contra la Homofobia, pero también temor por la “libertad de pensamiento” de los católicos y por las posibles consecuencias judiciales. “Pedimos que se tengan en cuenta nuestras preocupaciones”, escribió la Santa Sede al Gobierno italiano, añade “Il Corriere della sera”.

El proyecto de ley contra la homofobia y la transfobia impulsado por el diputado del Partido Demócrata (PD) Alessandro Zan se aprobó en la Cámara de los Diputados con 265 votos a favor y 193 en contra el pasado 4 de noviembre. Desde entonces espera la luz verde del Senado por la feroz oposición de la derecha y la ultraderecha.

”Siempre hemos estado a favor de unas normas muy estrictas contra la homotransfobia, y seguimos estando a favor de estas normas y del proyecto de ley Zan, pero siempre hemos estado abiertos a la discusión en el Parlamento y vamos a estarlo ante los problemas legales”, aseguró hoy Enrico Letta, secretario del PD, principal formación progresista italiana, tras revelarse la petición del Vaticano.

LA LEY

“La ‘ley Zan’ es una ley discriminatoria que pretende acusar de homófobas a todas las voces disidentes” que respaldan “el concepto de una familia formada por una madre y un padre”, declaró a los medios el vicepresidente de una de las asociaciones organizadoras, Jacopo Coghe.

El diputado del Partido Demócrata y relator de la ley contra la homofobia italiana, Alessandro Zan, durante una entrevista con la Agencia Efe en la Plaza del Parlamento de Roma. EFE/ Toni Conde Molina
El diputado del Partido Demócrata y relator de la ley contra la homofobia italiana, Alessandro Zan, durante una entrevista con la Agencia Efe en la Plaza del Parlamento de Roma. EFE/ Toni Conde Molina

“Italia tiene que decidir de qué lado está: si con la mayoría de los países más avanzados o si se desliza hacia los liberticidas, como Polonia y Hungría”, que recuerdan “mucho al nazismo y al apartheid” explicó el diputado Alessandro Zan, relator de la que puede convertirse en la primera ley contra la homofobia en el país.

Según el “Rainbow Map” de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex de Europa (ILGA-Europe), que mide el grado de protección legal de la comunidad LGTB por cada país, Italia cuenta con un 23 % de protección, lejos de países de su entorno como España (67 %), el Reino Unido (66%), Francia (56 %) o Alemania (51 %).”Esperamos que pueda haber una ley contra los crímenes de odio este año”, afirmó Zan, aunque su recorrido parlamentario está siendo muy complicado por el “obstruccionismo”, según denunció el PD, del presidente de la Comisión de Justicia del Senado, Andrea Ostellari, de la ultraderechista Lega.

(con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: