Angela Merkel y el director de BioNTech coincidieron en que deben buscarse otras alternativas a la liberación de patentes de las vacunas

Según el medio alemán Der Spiegel, ambos conversaron telefónicamente el jueves. Se mostraron dispuestos a analizar nuevas opciones para suministrar los inoculantes a países pobres

EFE/EPA/FILIP SINGER / POOL
EFE/EPA/FILIP SINGER / POOL

La canciller de Alemania, Angela Merkel, conversó personalmente con el fundador y jefe de la farmacéutica BioNTech, Ugur Sahin, sobre la liberación de patentes de la vacuna contra el coronavirus, una acción que Berlín ve con escepticismo por considerarlo contrario a la protección de la propiedad intelectual.

Según el medio local Der Spiegel, la líder alemana y Sahin hablaron telefónicamente sobre esa cuestión el jueves. De acuerdo con la publicación, ambos coincidieron en que deben buscarse otras alternativas para suministrar la vacuna a países pobres y garantizar su acceso también para posibles futuras pandemias.

El Gobierno alemán transmitió el jueves su escepticismo ante la posibilidad de liberar las patentes como vía para acelerar la lucha contra la enfermedad de COVID-19 en todo el mundo.

El CEO de BioNTech, Ugur Sahin. REUTERS/Fabian Bimmer/Foto de archivo
El CEO de BioNTech, Ugur Sahin. REUTERS/Fabian Bimmer/Foto de archivo

La reacción de Berlín sigue al apoyo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a una retirada de las patentes, tal como vienen reclamando varios países afectados.

La iniciativa de la Casa Blanca respalda la propuesta surgida de la India y Sudáfrica y fue recibida con satisfacción por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero con cautela desde la Comisión Europea (CE).

La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, afirmó al respecto que Europa está “abierta” a cualquier solución “eficaz y pragmática” para la crisis generada por la pandemia, pero pidió que todos los países productores de las vacunas autoricen su exportación, como no está haciendo Estados Unidos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Foto John Thys/Pool via REUTERS/Archivo
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Foto John Thys/Pool via REUTERS/Archivo

Una portavoz del Gobierno alemán expresó el jueves el escepticismo de Berlín a la liberación de las patentes con el argumento de que “la protección de la propiedad intelectual es fuente de innovación y así debe seguir siéndolo en el futuro”.

Anteriormente, el ministro de Exteriores, el socialdemócrata Heiko Maas, había mostrado sus recelos ante esa posibilidad. “Naturalmente tenemos que hablar de ello porque hay que examinar todas las salidas posibles en la situación en que nos encontramos. Pero necesitamos soluciones rápidas y no creo que esa sea una solución rápida”, dijo Maas, en un encuentro con medios extranjeros.

El ministro afirmó, además, que no tendría sentido liberar las patentes para ponerlas en manos de empresas que le dan prioridad al ánimo de lucro.

REUTERS/Dado Ruvic/Foto de archivo
REUTERS/Dado Ruvic/Foto de archivo

Más tajante fue el ministro de Cooperación, el conservador Gerd Müller, quien se mostró claramente en contra de una liberación de las patentes. “Si supiera que la liberación de las patentes aceleraría la vacunación en el mundo estaría de acuerdo pero eso no es así”, señaló Müller.

Berlín considera que el camino para que los fármacos lleguen a todas partes pasa por el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (Covax), al que Alemania contribuye con determinación.

La propia canciller y el presidente de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunciaron esta semana la creación de un nuevo Centro de Inteligencia para Pandemias y Epidemias, que tendrá su sede en Berlín y cuyo objetivo es responder a futuros desafíos y crisis sanitarias.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: