La OPAQ sancionará a Siria por su uso reiterado de armas químicas contra la población civil

Los países miembros de la organización aprobaron en votación el uso de las medidas coercitivas más importantes que tiene a su disposición, las cuales regirán hasta que el país entregue todo su arsenal de armamentos prohibidos

 La sede de la OPAQ en La Haya, Holanda
La sede de la OPAQ en La Haya, Holanda

Una mayoría de los países de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) aprobaron este miércoles suspender a Siria de sus derechos en este organismo, en una sanción sin precedentes por el uso reiterado y confirmado de armamento prohibido por parte del régimen sirio en ataques contra la población civil.

Un grupo de 46 países pidió ayer en una reunión de la OPAQ el respaldo a las sanciones recogidas en un texto presentado por Francia, que reiteró que es su “responsabilidad colectiva como Estados Parte de la Convención de las Armas Químicas” y un “deber con el pueblo sirio” actuar contra el uso de armas prohibidas por el régimen de Bashar al Asad.

Las sanciones, que requerían el respaldo de una mayoría de dos tercios de los 193 países miembros, pasaron con 87 votos a favor, 15 en contra y 34 abstenciones, de 136 países presentes, y suponen la suspensión de los derechos y privilegios de Damasco en la OPAQ hasta que entregue todo su arsenal químico, por lo que la organización recurre por primera vez en su historia a la herramienta de sanciones más importante que tiene a su disposición.

En su segundo informe, el Equipo de Investigación e Identificación (ITT) de la OPAQ confirmó la semana pasada que las fuerzas gubernamentales sirias utilizaron armamento prohibido en un ataque contra la ciudad de Saraqib, en la provincia siria de Idlib, el 4 de febrero de 2018.

Además, en abril del año pasado, el IIT concluyó en su primer informe que, en base a “motivos razonables”, se puede concluir que las fuerzas del presidente de Siria, Bashar al Asad, usaron gas sarín o cloro en al menos tres ataques contra la ciudad siria de Hama en 2017.

El gobierno sirio ha sido acusado de utilizar cloro y sarín contra su población (Reuters)
El gobierno sirio ha sido acusado de utilizar cloro y sarín contra su población (Reuters)

El embajador francés, Luis Vassy, presentó ayer la propuesta y consideró que las “repetidas violaciones” de los principios de la OPAQ “por parte del régimen sirio habían vuelto a salir a la luz con la publicación del segundo informe”.

Su colega británica, Joanna Roper, subrayó que los países no pueden quedarse “al margen ante la evidencia irrefutable de que Siria ha utilizado repetidamente armas químicas según los expertos de la OPAQ” y lamentó que Damasco no haya atendido a los llamamientos para “remediar la situación” cuando se le exigió entregar y destruir todo su arsenal químico.

Desde que en 2011 comenzó el conflicto sirio, la OPAQ investigó una sucesión de incidentes con armas químicas, un hecho confirmado en varias ocasiones en la pasada década, pero no fue hasta 2018 cuando se autorizó la creación del IIT para identificar a los responsables del uso de esas armas prohibidas en el país árabe.

Siria no ha reaccionado todavía a esta decisión tomada durante la segunda parte de la Conferencia de Estados Parte de la Convención, que comenzó ayer y durará hasta mañana, protagonizada principalmente por el uso de arma químicas en Siria y el envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny con el agente nervioso Novichok el año pasado.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: