Preocupación por la salud de Alexei Navalny, encarcelado en una de las prisiones con peor reputación de Rusia

El opositor a Vladimir Putin tiene problemas en la espalda y en una de sus piernas. Denunció que la prisión es un “Campo de concentración” y que padece tortura psicológica

Alexei Navalny, en el interior de un banquillo de los acusados durante una vista judicial en Moscú, Rusia, 20 de febrero de 2021n  kl
Alexei Navalny, en el interior de un banquillo de los acusados durante una vista judicial en Moscú, Rusia, 20 de febrero de 2021n kl

El líder opositor Alexéi Navalny, recluido en un penal de la región de Vladímir, al este de Moscú, tiene dolor fuerte en una pierna, según el Patronato Social de Presos (ONK, por su siglas en ruso) de esa región rusa, cuyo miembros visitaron este sábado la prisión.

Hoy (sábado) visitamos el penal y nos reunimos con Alexéi Navalny para tener claros su problemas de salud y los referidos a la atención médica”, señaló el presidente del ONK regional, Viacheslav Kulikov, citado por un comunicado publicado en la página web de Cámara Social de Rusia.

En la conversación con Navalni -agregó-establecimos que le duele la pierna, y él nos pidió ayuda para recibir inyecciones de diclofenaco a fin de aliviar el dolor”.

Kulikov indicó que, aun así, el líder opositor, que no formuló ninguna otra petición, “camina sin ayuda”.

El presidente del ONK regional señaló que la decisión de visitar a Navalny se adoptó debido a las informaciones publicadas en la prensa y las redes sociales acerca de empeoramiento de su salud.

Los abogados del activista han denunciado que el líder opositor padece una fuerte dolor de espalda que le impide pisar en una de sus piernas, y que en el penal le han recetado solo dos pastillas de ibuprofeno.

El penal IK-2 de la localidad de Pokrov (región de Vladímir), que Nalany calificó como “campo de concentración”
El penal IK-2 de la localidad de Pokrov (región de Vladímir), que Nalany calificó como “campo de concentración”

Este jueves, Yulia Naválnaya, la esposa del líder opositor, exigió al presidente ruso, Vladímir Putin, la inmediata liberación de su marido. Putin ya dijo a todo el país que lee mis apelaciones. Así que exijo que libere inmediatamente a mi marido, al que metió en la cárcel ilegalmente”, escribió Naválnaya en su cuenta de Instagram.

Naválnaya, quien aseguró que Putin metió entre rejas a su marido porque “teme la competencia política y quiere estar sentado en el trono hasta el final de su vida”, denunció el empeoramiento de la salud del político.

El opositor fue condenado a 3 años y medio de cárcel por un antiguo caso de estafa y lavado de dinero, pero cumplirá sólo dos años y medio, ya que se le descuentan los diez meses que pasó en arresto domiciliario y el tiempo que estuvo en prisión preventiva desde su detención el 17 de enero a su regreso de Alemania.

Navalny, que entró el pasado día 12 en el centro penitenciario IK-2 de la localidad de Pokrov (región de Vladímir), llamó “campo de concentración” al lugar donde cumplirá su pena, que según la prensa rusa es un penal famoso por la dureza de su régimen.

El líder opositor, al que sistema penitenciario ha catalogado como “recluso propenso a la fuga”, es despertado cada hora durante las noches para controlarlo, una práctica de tortura psicológica prohibida por la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes adoptada en 1984.

El Kremlin ha desestimado las denuncias al defender estos métodos como necesarios para “preservar el orden y la disciplina” en los centros de reclusión.

La condena de Navalny, que estuvo a punto de morir en agosto pasado al ser envenenado con una sustancia tóxica de uso militar durante un viaje a Siberia, provocó a finales de enero multitudinarias protestas en todo el país, en las que fueron detenidas miles de personas.

El opositor acusa a Putin, de haber ordenado su asesinato al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO: