Desde Buenos Aires hasta Ámsterdam, alcaldes de todo el mundo participaron en una cumbre para luchar contra el antisemitismo

La Cumbre de Alcaldes contra el Antisemitismo, organizada por el municipio de Fráncfort en asociación con el Movimiento de Combate contra el Antisemitismo, fue el primer paso para lanzar una red mundial de líderes ciudadanos unidos en la misión de luchar contra los prejuicios y el odio

El director ejecutivo del Movimiento de Combate contra el Antisemitismo Sacha Dratwa-Roytman junto a las conductoras de la conferencia (Twitter: @CombatASemitism)
El director ejecutivo del Movimiento de Combate contra el Antisemitismo Sacha Dratwa-Roytman junto a las conductoras de la conferencia (Twitter: @CombatASemitism)

Más de 44 alcaldes de 32 ciudades y 21 países participaron este martes en la primera Cumbre de Alcaldes contra el Antisemitismo para discutir formas de detener la propagación del antisemitismo y erradicar los prejuicios y el odio de los municipios que administran.

La conferencia fue organizada por el municipio de Fráncfort, en Alemania, y en asociación con el Movimiento de Combate contra el Antisemitismo (CAM, por sus siglas en inglés). Se trató del primer paso para lanzar una red mundial de alcaldes con ese propósito, en un contexto en el que los reportes de intolerancia contra la comunidad judía están aumentando en distintas partes del mundo.

Además, cuatro paneles de discusión adicionales se centraron en una serie de soluciones prácticas para mitigar la creciente ola de odio contra comunidades vulnerables en las ciudades, con el objetivo de que puedan vivir en mejores condiciones de seguridad y protección.

La conferencia buscó “crear nuevos canales de colaboración e intercambiar ideas innovadoras sobre cómo cambiar la marea del odio en las calles de las ciudades“, dijo Sacha Dratwa-Roytman, director ejecutivo del CAM.

En la conferencia virtual participaron alcaldes de capitales como Ámsterdam, Bruselas, París, Atenas, Buenos Aires, Montevideo, Vilnius, Riga, Tirana y otras ciudades como Toronto, Oporto, Málaga y Louisville, entre muchas otras. También asistieron funcionarios de la Unión Europea, expertos y líderes comunitarios.

“65 años después de (la liberación de) Auschwitz vemos un aumento dramático del antisemitismo en todo el mundo, y en Alemania también lamentablemente. La diversidad de nuestra sociedades no ha eliminado el antisemitismo. El propio antisemitismo tiene nuevas formas. Se extiende desde las la extrema derecha hasta los intelectuales anti sionistas de izquierda”, dijo Uwe Becker, alcalde de Fráncfort y anfitrión de la conferencia virtual. Por eso, agregó, “hoy también se necesita un abordaje más diverso en la educación y el recuerdo”.

El alcalde de Fráncfort Uwe Becker
El alcalde de Fráncfort Uwe Becker

“Cuando los judíos, nuestros ciudadanos, se preguntan si tendrán un futuro seguro en nuestras ciudades; cuando a los niños no les gusta usar kipá y deciden usar una gorra de béisbol en su lugar; cuando las niñas esconden la Estrella de David en sus collares... Depende de nosotros luchar contra este espíritu tóxico que está envenenando el terreno sobre el que se basan nuestras sociedades”, advirtió Becker.

Horacio Rodríguez Larreta, alcalde de Buenos Aires, dijo: “En estos tiempos difíciles de la pandemia, nos preocupa el aumento de la intolerancia y la violencia en todo el mundo. El antisemitismo, la xenofobia y el racismo son amenazas constantes para nuestras sociedades. Debemos seguir trabajando para prevenir la discriminación, promoviendo el pluralismo, valorando la diversidad y concienciando sobre las horribles consecuencias de la intolerancia“.

“Aquí en Toronto, en la ciudad más diversa del mundo, tenemos una responsabilidad especial mientras trabajamos para convertirnos en la ciudad más inclusiva del mundo. Tenemos una responsabilidad especial de ser firmes, hablar y tomar posición”, dijo por su parte John Tory, alcalde de Toronto. “No existe un pequeño incidente o un pequeño evento cuando se trata de discriminación o estigmatización de un pueblo“, advirtió.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, durante su intervención en la cumbre
El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, durante su intervención en la cumbre

Vara Jourova, vice presidenta de Valores y Transparencia de la Comisión Europea, reiteró el compromiso del bloque para luchar contra el antisemitismo en un continente cada vez más intolerante hacia la comunidad judía: registró 3.000 actos de antisemitismo en 2019.

“Sabemos que es sólo la punta del iceberg”, dijo Jourova. “No es un problemas solo para los judíos, sino para la sociedad en todo su conjunto”. La funcionaria también adelantó que la Comisión presentará una estrategia para combatir el antisemitismo, tanto en el mundo físico como virtual, al final de este año.

Michael O’Flaherty, director de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, reflexionó sobre el aumento del comportamiento antisemita en Europa: “Es un desafío a los valores en los que basamos nuestras sociedades y nuestras comunidades. Aquí en Europa, si le fallamos a nuestra comunidad judía, habremos fallado como proyecto europeo moderno “, expresó.

El alcalde de Atenas, Kostas Bakoyannis, recordó que la desintegración de la comunidad judía en la capital griega tras el Holocausto “causó un daño incalculable para la sociedad ateniense y griega”, y advirtió que “cualquier intento de usar el antisemitismo para dividir tiene que ser atajado”. Por eso, el funcionario dijo que la estrategia de la ciudad es educar a los líderes sociales, no sólo los ciudadanos.

Philippe Close, alcalde de Bruselas, advirtió sobre el antisemitismo que se esconde detrás de las críticas a Israel. “Los 10.000 ciudadanos de Bruselas de fe o cultura judía, a menudo son el blanco de quienes pretenden criticar las políticas del Estado de Israel… La identidad de Bruselas es múltiple. La identidad judía es una parte integral del ADN de Bruselas. Nunca nos daremos por vencidos en eso“.

El alcalde de Pittsburg Bill Peduto
El alcalde de Pittsburg Bill Peduto

Los alcaldes de Pittsburgh, Poway y Monsey compartieron un escenario para reflexionar sobre los mortíferos ataques antisemitas que se han perpetrado contra la comunidad judía estadounidense en los últimos años.

El alcalde de Pittsburgh, Bill Peduto, recordó el atentado de 2018 contra la sinagoga Tree of Life, (Árbol de la Vida, en inglés) en la que murieron 11 personas y fue uno de los ataques más mortíferos contra la comunidad judía en la historia de Estados Unidos, y destacó la importancia de que todas las distintas comunidades religiosas estén comprometidas en la lucha contra el odio.

“El drama de ese evento nos afectó a todos”, dijo Peduto. “Todos entendimos que era un ataque contra cada uno de nosotros. Todas las comunidades se unieron para estar ahí para nuestros vecinos judíos. Y para entender que cuando decimos ‘nunca más, decimos nunca más’”.

SEGUIR LEYENDO: